13/3/18

Un pececito






                Un pececito se mece en un mar de girasoles. Nada con sus alas nuevas, alas grandes y fuertes, tan brillantes que deslumbran por donde pasa. No están hechas de plumas, sino de pétalos amarillos, de escamas de colores y de trocitos de corazón, esos que se ha llevado de todo el amor que él solo ha creado. Un pegamento súper fuerte las une a su cuerpo, son su padre y su madre que le han regalado el alma. Un pececito se mece en un mar de girasoles.


10 comentarios:

  1. Muy hermoso, María.
    Todos estamos muy afectados. También he publicado una entrada dedicada a Gabriel, se lo merecen tanto él, como su familia. Su madre, un ejemplo a seguir.
    Un abrazo muy fuerte para ti que hago extensivo a toda Almería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Si, la verdad es qeu es una familia digna de admirar. Es una pena que les haya pasado esta desgracia.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Es un sentimiento común. El dolor de esos padres se nos ha quedado dentro a todos y la pesadumbre que deja un hecho tan triste, tan tremendo, tan injusto sólo se puede paliar con amor. Vuela alto, pescaíto lindo. Ojalá la vida cuide a tus papás para aprender a caminar de nuevo.
    Un abrazo, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ha sido un caso atroz, ese dolor como dices se nos ha quedado a todos dentro. Es una pena muy grande. Ahora ellos tendrán que aprender a vivir sin él, que creo que es lo más duro de todo.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Ufffff que caso tan malo, triste y horrorros, yo me he negado a ver la capilla ardiente, el funeral y a esos padres...qué pena.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una gran pena la verdad. Todo el mundo está conmocionado. Yo he visto poco por las peques y siempre filtrando mucho la información, porque con estas cosas ya se sabe, por desgracia hay gente que se dedica a hacer daño e inventar.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Todos hemos pintado pescaitos estos días, ahora los pintaremos con alas. Que esa familia no sufra más y el recuerdo de este niño una de nuevo a sus padres. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena todo lo que ha pasado. La verdad es que los pescaítos ahora tienen alas, un final triste para un hecho aterrador.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Me ha parecido un homenaje precioso, María, escrito con mucho corazón. Ha sido un suceso lamentable, creo que toda España se ha conmovido. Un fortísimo abrazo! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no se entiende que alguien le pueda hacer algo malo a un niño, están indefensos y es incomprensible que se les hagan esas atrocidades.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.