5/3/18

Tengo errores con mis redes sociales, y lo peor es que lo sé

      Bueno hoy vengo de escuchar a Ana González Duque, mi experta favorita en Marketing online para escritores. La escuela de escritores la ha llamado para que diera una conferencia sobre marketing, y escucharla me ha abierto las puertas de nuevo a darme cuenta de todos mis errores, aunque estoy segura de que me dejo muchos en el tintero. Si queréis escucharla os dejo el enlace.


      Como decía, me ha hecho darme cuenta una vez más de mis errores con las redes sociales, ese mundo extensísimo que es muy necesario para un escritor, pero el que algunos odiamos. Así que me he propuesto hacerme una lista de todos mis descuidos a ver si así me propongo enmendarlos. Y a lo mejor a algunos os sirve por si falláis en lo mismo que yo.

                      💙 Mi primer error con el blog es compartir mis escritos. Según Ana (y yo me la creo), esto no funciona porque «la gente no aprecia el contenido gratuito». Podemos poner nuestros relatos, pero existen millones de escritores que lo hacen igual, esto no genera más visitas ni ventas.

                       💚 No tengo un público objetivo, es verdad que mareo a la gente. Publico libros de literatura infantil pero en el blog no utilizo ese género para nada, me paso de lo romántico a lo dramático o a lo policiaco. Cuando no escribo de mis pensamientos, de lo que hago con mis libros o de mis errores con las redes sociales. Lo admito, tengo un batiburrillo importante.

                       💛 En las redes sociales suelo compartir poco, muy poco. Lo que he escrito ese día y alguna cosa que leo que me parece interesante, concursos o artículos que son buenos. El Facebook es un cacao, porque a mi página va menos gente que a mi perfil personal. Así que ya no sé dónde compartir, y en Twitter tienes que compartir más a menudo que una vez al día. Twitter me da mucha pereza. Eso sí, jamás le doy un me gusta o comparto algo que no me haya leído.

                      💜 No tengo foto de cabecera especial de mi libro o contenido dedicado solo a mi público objetivo. Me hago una que me guste mucho y a la palestra.

                      💙 Tengo dos cuentas de Instagram y aún no sé cómo lo he hecho. No entro en ninguna porque me da miedo, y no sé cómo cerrarlas. Este es mi próximo objetivo, aunque no sé si viendo como utilizo Facebook y Twitter, me viene bien tener otra red más con la que agobiarme.

               A pesar de todos estos fallos y otros menos importantes (o eso creo), como agregar amigos en mi página de Facebook. También hay cosas que hago bien. Como por ejemplo, compartir contenido de otros que me interesan, o tener mis redes sociales siempre visibles en el blog, con sus enlaces bien puestecitos. No suelo tener faltas de ortografía, aunque alguna se me escapa. Y no hago spam, no mando cada cinco minutos un mensaje para que compres mi libro.

            Así que ahora que conocéis algunos de mis errores, ¿cuáles son los vuestros? ¿Coincidimos en alguno?


8 comentarios:

  1. Yo no tengo ningún libro a la venta, pero creo que de tenerlo le haría una publicidad espantosa si la utilización de las redes sociales es tan importante.
    Básicamente me pasa como a ti, Facebook lo entiendo más o menos, pero Twitter es para mí complicado y engorroso, Instagram tengo una cuenta y creo que solo lo utilicé una vez. En fin, que tanto "socializar" es muy cansado.
    Por cierto, yo tampoco doy al "Me gusta" o comparto algo si no lo he leído.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que se hace engorroso, es una faceta que a mí personalmente no me gusta. Como escritora, lo que me gusta es escribir.
      Tendré que darle más importancia y servirme más e las redes sociales.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Yo soy literalmente un desastre con las redes sociales, nunca me acuerdo de compartir contenido de los demás(y me da rabia porque muchos, entre ellos tú, comparten cosas mías), nunca retweeteo porque no me entero de los tweets de LOS demás, instagram...resulta que me sigue una famosa que además me gusta mucho(Lucía Jiménez) y tardé más de una semana en enterarme, vale que andaba con líos de hospitales pero aunque no los hubiese tenido sé que no me habría enterado.

    Y lo de publicitar el libro ni lo mentamos, es que no soy capaz, lo conté en un post cuatro meses después de la publicación y lo he puesto una vez en Instagram.

    Lo del público objetivo en mi caso no cuenta porque realmente hablo de todo, apenas publico escritos porque me da mucha vergüenza y lo paso mal.

    A mí me gusta tu rinconcito como está, aunque de cara al marketing no sea lo mejor a mí me mola.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que de cara al marketing no es lo que está mejor, pero bueno, poco a poco voy intentando cambiar cosillas, y sinceramente ya tengo un enganche importante con escribir en el blog y recibir vuestros comentarios.
      Nos parecemos mucho, con esto del twitter, yo no me entero a no ser que me nombren.
      Tantas redes es una locura.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Como no pretendo vender libros, mis errores serán distintos a los tuyos. la verdad es que con la proyección que tiene el blog, tengo de sobra. Tengo unos cuantos seguidores fijos que me leéis y de vez en cuando comentáis y compartís y no preciso más.
    Pero claro, si pretendes vender libros, la cosa debe de ser bien distinta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que cada uno busca en función de lo que quiere. Pero es verdad que el marketing es importante y muchos escritores, entre los que me incluyo, no le hacemos el caso necesario.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Pues a mi me pasa como a ti que tengo Facebook aparte del blog y si que comparto el blog en ese red. Instagram y Twitter y no lo entiendo y no lo visito. Así que con lo que tengo del blog, los comentarios, las visitas de los que leen mis escritos me llega. Me gusta visitar los blog que sigo y se me olvida compartir. Soy un desastre. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que todos tenemos carencias y puntos fuertes. Solo tenemos que encontrarlos y saber mejorar o por lo menos intentarlo.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.