31/1/18

La estantería



                Laura se sienta delante de aquella estantería enorme que la observa sin mirar. Alrededor hay muchas más, todas ellas repletas de libros, pero aquella es especial. No porque tuviera los libros más bellos, o porque en la descripción que las demás tenían, aquí solo hubiera dos letras sueltas, primero una «L», y después de un par de espacios una «O».
 
                La biblioteca está llena de gente, estudiantes en las mesas cuchicheando y riéndose con las bocas tapadas, chicos recorriendo estanterías buscando libros en los que embarcarse, ancianos en los sillones leyendo periódicos.

                Solo ella está sentada delante de aquella estantería. Hasta ahora nadie se ha acercado, por alguna extraña razón los demás no buscan libros entre sus estantes. Solo ella se siente atraída por aquellos lomos.

                Ninguno tiene nombre, no puedes saber de qué libro se trata hasta que no lo abres, y cuando lo abres… Laura siente un escalofrío que le recorre la espina dorsal. Ha pasado una semana después de aquello y no ha podido abrir más libros. Simplemente llega se sienta y observa.

                Y así está ahora, mirando lomo a lomo, paseando su mirada entre aquellos viejos tomos. Sus ojos han descubierto uno que no habían visto antes. Es normal, blanco, incluso parece actual, nada de dibujo, ni una sola letra. Se levanta, se acerca y lo acaricia con el dedo. Lo coge entre las dos manos, la portada es igual de blanca que el lomo, una fina línea roja lo separa en dos mitades desiguales. Pasa la mano por encima y ahora tiene la misma línea sobre su palma.

                Sabe que no podrá resistirse, mira alrededor y abre el libro. En un segundo Laura y el libro han desaparecido. La biblioteca sigue el mismo ritmo de siempre, niños haciendo trabajos, abuelos consultando periódicos y gente buscando novelas. Nadie sabe dónde está Laura, ni siquiera la conocen.


14 comentarios:

  1. Lo bonito de perderse entre libros ¿No? Uno se pierde y no sabe si volverá o regresará. Solo sabe que ya no está. Me ha gustado mucho.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una bonita forma de verlo. La verdad es que si, cuando nos metemos en las historias, no sabemos cuando ni como volveremos.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Desaparecida entre los libros, a saber a qué lugar le ha trasladado al verse inmersa en ese libro vacío. Quizás ha creado su misma historia. Me ha gustado mucho. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es posible, con los libros todo puede pasar. Podría crear su historia o cambiar otra que ya estuviera escrita.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. La magia de los libros... en este caso literal. Me muero por saber más acerca de esa estantería, de los volúmenes "especiales" que contiene, del destino que ha seguido Laura. ¿Nos vas a dejar así, María? ¡Está muy interesante! :))

    Genial, has puesto mi curiosidad a funcionar al cien por cien.

    ¡Un besillo de miércoles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja pues no sé si una segunda parte le haría un favor a la historia. Me gusta dejaros con la intriga.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Magnifico micro María.
    Felicitaciones.
    Beso.
    Richard

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Richard. Me alegro de que te haya gustado.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Me ha gustado mucho, María. Quizás ahora, Laura sea la protagonista de la gran historia que, a buen seguro, guarda ese libro... O quizá Laura ha desaparecido porque nunca ha existido más que en la imaginación de su creadora, ja
    Sea como sea, parece que la historia tan solo acaba de empezar
    Besos Maria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta leer las distintas veriones que los lectores dáis de mis historias, siempre me superan.
      Yo puedo terminar la historia ahí, y no pensar más en ella.
      Pero esta versión de ser un personaje me parece muy interesante.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. ¡Hola María!
    Enhorabuena por tan imaginativa historia, me ha encantado, muy sugerente a divagar sobre el poder de los libros. No hay más que dejarse llevar por la magia de un libro.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la magia de un libro te puede llevar a lugares que ni imaginabas. Es lo bueno de leer que viajas sin gastar dinero.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Es lo que tiene abrir un libro y comenzar a leerle,... te abre puertas a historias que no nos podemos imaginar. Es la magia de los libros!

    ResponderEliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.