11/1/18

Cuentacuentos en el colegio Virgen del Mar

      Hay cosas que me hacen mucha ilusión, y una de ellas es que me escriban sin conocerme de nada para pedirme que vaya a hacer un Cuentacuentos. Y esto me pasó a finales del mes de noviembre del año pasado. Cristina, la responsable de la biblioteca escolar del colegio "Virgen del Mar" de Cabo de Gata, se puso en contacto conmigo para saber si quería participar en las actividades del colegio por el día de la lectura. Por supuesto, dije que sí. Y en unos cuantos mensajes más y alguna llamada, nos pusimos de acuerdo en el día de la semana que iría.

     Después supe de su boca que estaba recomendada por la escritora Carmen López Valverde que acaba de sacar su segundo libro de Wistilon. Nito en la ciudad. Me dijo que allí podría conocerla en persona porque ella también iba a hacer actividades.

     Me dirigí al colegio con las mismas ganas que la primera vez y los nervios de la que aún no ha perdido la vergüenza ante el público más exigente y sincero. 

      Enseguida Cristina me recibió con los brazos abiertos. Me presentó a la directiva del colegio y nos fuimos al salón de actos para los dos Cuentacuentos que iba a hacer. Le ofrecí hacer un sorteo con algunos libros que había traído entre los niños. Y empezamos.

     Primero entraron los más pequeños, niños de 3, 4 y 5 años que me miraban con cara de ilusión y me llamaban por mi nombre para que yo supiera que ellos sabían quién era yo. Fue muy divertido y los niños fueron muy participativos, creo que se lo pasaron bien.




      Después de los niños de infantil, llegaron los de primero y segundo. Les hice mi Cuentacuentos y también creo que les gustó bastante. Pero aquí yo dejé de ser la protagonista, porque me habían hecho un gran regalo, y es que habían escenificado uno de mis cuentos. Me quedé muy sorprendida por el esfuerzo y lo bonito que lo hicieron. Se notaba que a los niños les gustaba el cuento. Y aquello no tenía precio.

    Al acabar la actuación me hicieron entrega de una carpeta llena de trabajos de los niños que habían realizado sobre mis cuentos. Aquí os muestro algunos, pero he de decir que me encantaron todos. El vídeo del teatro me lo guardo para mí como recuerdo.



      Me hicieron un montón de preguntas que tenían ya preparadas. He de decir que me sorprendió todo lo que ya sabían sobre mí. Y me reí mucho con sus ocurrencias.

    Al acabar, Cristina me llevó a la sala de profesores, donde por fin, conocí a Carmen López y a otros profesores del centro. Estuvimos desayunando y nos regalaron, tanto a Carmen como a mí una agenda del colegio, y una revista que preparan los profesores del colegio junto con algunas madres y que a mí me pareció espectacular. Un gran trabajo.


Carmen López, Cristina y yo.

Carmen López y yo.
          Me fui con el estómago lleno y con la promesa de participar en el próximo número de la revista. Y encantada con el trato recibido, tanto por el equipo docente en general y en particular por Cristina, como por los niños. Además de poder estar al lado de una gran escritora almeriense y poder charlar un poquito con ella sobre nuestro trabajo.

         


     

6 comentarios:

  1. Felicidades y gracias por compartir un bonito momento con todos nosotros, un recuerdo que sin duda va a que dar para siempre en tú memoria y tú corazón y colaborar con la revista, que bien. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que fue muy especial, y descubrí historias que aunque están cerca, a veces están demasiado lejos.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Ver a los niños escenificar un cuento propio tiene que ser de lo más emocionante.
    Enhorabuena, María por esas experiencias tan enriquecedoras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí. Fue una sorpresa y no me lo esperaba, y me encantó. Ves cmo ven ellos tu cuento y eso anima mucho.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Que bonita experiencias con esos niños, quizás es una profesión bonita eso de no solo escribir cuentos , sino que también contarlos. Enhorabuena doblemente. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que nunca hubiera pensado que iba a hacer tantos cuentacuentos. Es difícil ponerte delante y verles las caras, pero me encanta.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.