6/12/17

Sueños sobre el papel



                Sentada en el suelo me rodeaba todo mi mundo estampado en letras y papel. Las cajas se amontonaban alrededor y mis primeros momentos de sueños llegaban a través de un repartidor sin nombre. Lo habría besado, pero no creo que él supiera el tesoro que portaba. Me hubiera visto como la loca del primero.
 
                Ahora sentada con el culo frío y los pies dormidos, no podía dejar de mirar a mi alrededor y sentirme la persona más feliz del mundo.  Sin proponérmelo todo había llegado. Muy rápido casi sin poder disfrutar del proceso. Llevándome paso por paso a lo inevitable. A aquel momento sentada entre mis propias letras.

                Por enésima vez me llevé uno de aquellos momentos a la nariz, cerré los ojos y aspiré su aroma. Ese que tanto me había gustado y que nunca pensé que hubiera sido mío. El olor a libro ahora era mi olor, para siempre. Ya no había vuelta atrás.

                La biblioteca, ese lugar al que había viajado tantas veces, para buscar en esos australopitecos que eran las enciclopedias, para estudiar para los exámenes, para rebuscar en los periódicos. Ahora era yo la que iba a llenar sus estanterías, la que iba a dejar mi huella, la que iba a ser inspeccionada por ojos ajenos.

                Ahora delante de toda esa gente que se sienta ajena a mis miradas, yo detrás de todos, inspeccionando sus caras, viendo a los que dentro de poco iban a verme como lo que ya era, como una escritora que venía a presentar a su pequeño bebé, al primero que vería la luz.

                Sentada recibo aquellos rostros desconocidos y otros no tanto que se acercan para pedir un poco más de mí, una firma, una foto e incluso un par de besos. Con los nervios todavía entre mis dedos que bailan con la firma de una novata.

                Vuelta a casa y todo ha sido de nuevo como un sueño, algo vivido que se aleja de la realidad pero nada más cerca. Por fin, un sueño 
cumplido. Ahora toca el siguiente.


18 comentarios:

  1. ¡A por mas sueños¡ esos que nunca falten¡. besos

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Qué maravilla, María!! ¡¡Cómo tiene que sentirse una en esa situación!! Me alegro muchísimo de que lo hayas conseguido. Habrá más, seguro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en un principio no pensaba poner esto como experiencia propia, pero parece que mi cabecita me ha engañado.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Siempre listo a zarpar el barco de los sueños. Y que siempre nos acompañe la inocencia, porque es el timón, en el mar tempestuoso de la realidad.
    Un beso grande, y enhorabuena por lo conseguido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonitas palabras. La inocencia es muy importante en estas batallas, porque gracias a ella llegamos donde llegamos.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Sigue soñando porque el primero ya ha visto la luz y quien dice que no habrá muchos más sueños en papel. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perseguir los sueños es lo más bonito. Nunca tenemos que estar ausentes de ellos.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Hay momentos en la vida que no se olvidan, que permanecen en tu memoria para siempre,... espcialmente aquellos en los que has conseguido lo que habías deseado ardientemente. Te felicito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Si es verdad que hay momentos que se quedan guardados en la memoria. Eso es lo mejor, atesorarlos y guardar los mejores.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Una experiencia mágica, sin duda, y también un precioso sueño hecho realidad. Como dices al final de tu relato, ¡a por el siguiente! :)

    Muy bonito María, transmites muy bien las emociones y nos haces plenamente partícipes de ellas.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Julia. Me encanta que participéis de las emociones, transmitirlas es la mejor recompensa a la hora de escribir. Me alegra haberlo hecho contigo.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. ¡Qué bonito María! Es muy emotivo y me alegro de que hayas conseguido hacer realidad tu sueño. Tú misma lo has dicho, ahora a por el siguiente, porque nunca hay que dejar de soñar ni de tratar de conseguir lo que se desea. Un besote y felicidades!! :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor de todo es que siempre tenemos sueños por cumplir. Nunca se acaban, aunque los cumplas, llegan más. Y eso es lo mejor del mundo.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Enhorabuena por la criatura :D Cumplir sueños es una sensación casi orgásmica, un revuelo orgánico, de cada célula, de cada poro,...de cada neurona... una sacudida vital...una inyección de energía...Disfrútala, saboréala,...Un abrazo linda María. ¡Felicidades!
    PD: si algún día necesitas garabatas que ilustren tus sueños ...será un placer ;) Como ves yo también sueño :p Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh muchas gracias por tu ofrecimiento, a ver si vuelvo a lo infantil, porque ahora mismo estoy con algo un poco más para adultos.
      La verdad es que los sueños son bonitos cuando se cumplen y el camino para cumplirlos.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.