18/12/17

Carta a los Reyes Magos de Oriente



                Queridos Reyes Magos:

                Este año he sido buena, muy buena, diría yo. No os voy a enumerar las razones por las que creo que he sido buena y me he portado bien. Más que nada porque os aburriría, ya que vosotros sois mágicos y lo sabéis todo.
 
                Solo os voy a hacer una lista de todo lo que quiero que me traigáis este año. No voy a pediros todo lo que pudiera cambiar el mundo, menos guerras, más paz, comida y ropa para todos. Eso solo está en la mano del hombre.

                Os voy a pedir cosas sencillas, todas especiales para mí. Deseos que sé que podéis cumplir.

                En primer lugar quiero tiempo. Es posible que esto os lo pida mucha gente. El tiempo es de lo más valioso que hay. Y a veces lo perdemos sin darnos cuenta. Lo he buscado a veces en los pliegues de la lavadora, en ese mismo sitio donde viajan los calcetines perdidos. Lo he buscado debajo de la cama, donde viven los miedos más ocultos de mi cabeza. Pero ni por esas lo he encontrado. Por eso quiero más, con la promesa de intentar no perderlo.

                Quiero ratitos con mis hijas, de esos especiales cuando me cuentan sus mundos o las aventuras que viven cuando no están junto a mí. Quiero que ellas quieran esos momentos, aunque a veces acabemos hartas las unas de las otras. Quiero sus besos de golosina, y sus abrazos de nube. Que me pidan que las coja en brazos aunque mi espalda se queje del peso adicional. Quiero que se acostumbren a tenerme ahí, pero que sepan que pueden estar sin mí.

                Quiero un día con mi compañero de vida. Podréis decir que un día en un año es poco. Que esto seguro que podéis dármelo. Pero no sé yo si lo tenéis muy fácil. Quiero un día sin hora para levantarse de la cama, un día sin interrupciones en la conversación, un día sin wifi ni cobertura, un día para volver a encontrarnos, aunque no nos hayamos perdido. Un solo día para redescubrirnos.

                Quiero risas, muchas risas, todos los días, quiero reírme todos y cada uno de los días que tiene el año. Reírme con solo miradas, reírme en un café mañanero, reírme por tonterías que cuando luego las cuentas no tienen la misma gracia, reírme hasta llorar, hasta que se me salten las lágrimas, hasta que me duela la barriga y me la tenga que sujetar para que no se me caiga.

                Quiero llamadas de teléfono imprevistas, visitas en casa sin avisar, mensajes a deshoras, de esos que te dejan con una sonrisa en la boca y un gusto a tarta de queso.

                Quiero jugar, jugar mucho, a juegos de mesa con mis hijas, o con familia y amigos, a correr por la calle, aprender a patinar de una vez y seguirle la estela a mis sobrinos y a mis hijas.

                Quiero llenar mi casa con niños, con los míos, con los que quiero, que duerman todos juntos y me revuelvan la casa y las ideas, que me enseñen nuevos juegos e inventar con ellos.

                Quiero a las musas cerca. Las quiero en mi almohada y en mis dedos, que me revoloteen alrededor a todas horas del día. Quiero que me salgan las ideas con un simple estornudo y que me llenen de toda la magia que puedan transportar.

                Quiero magia, la quiero en todos los momentos, quiero que mis hijas no la pierdan nunca, que crean en ella, que vuelen con ella, y que me suban en su unicornio mágico y volemos por encima del arcoíris, quiero purpurina, estrellas y viajes a la luna.

                Quiero producir recuerdos, muchos, con la gente que quiero, con mi familia, la adoptada y la de sangre. Con mis amigas, las nuevas y las viejas, y no por la edad, aunque este año cambiemos de década.

                Quiero salud, mucha. Hasta que me salga por las orejas. Para mí y para todos.

                Quiero ser yo a pesar de todo. Quiero sentirme, saborear mis éxitos y llorar mis fracasos, avanzar y afrontarlo todo con la fuerza que recibí un 28 de abril.

                Y hasta aquí mi lista de deseos para este año. Espero haber sido lo suficientemente buena para recibirlos, sino todos, algunos.

                Os deseo una Feliz Navidad.

                               Con cariño,

                                                               María.



18 comentarios:

  1. ¡Me encanta tu carta a los Reyes Magos, María! Me has emocionado, de verdad. Estoy segura de que te has ganado todos tus deseos y más!
    Por favor, pásate si puedes por Edupsique. Sería un honor tener esta carta tan bonita en nuestro II Certamen Literario Navideño. Un abrazo y Felices Fiestas, María!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eva. Me pasaré a ver, estos días no paro y casi no tengo tiempo ni de respirar. Pero intentaré pasarme.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Hola Maria,
    El tiempo es lo que más desearía yo. Todo lo demás estoy segura es cuestión de proponérselo. Es adorable tu amor por tus niñas. Ese momento en que se da ese tiempo sin reproche, con la intención de disfrutar ya es mágico. No tengo hijos, pero tengo muchos primos y sobrinos. Además la vida con nuestros compañeros de viaje con esos recuerdos lo tienen que hacer de purpurina seguro. Yo creo que ya tienes ese tiempo. Sólo que las obligaciones nos impiden esa parte del estar. Has dicho algo que es muy importante para mi:que quieran estar conmigo y también sin mi aunque luego acabemos a veces hartas de estar juntas. El espacio que dejas haciendo entender que ellas deben también disfrutar solas o con compañía llevarán a que se de ese tiempo. No sé explicarlo pero estoy segura de que si. Tienes magia. Me ha gustado tu entrada. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Es verdad que el tiemo es lo más demandado en estos tiempos. Vamos corriendo a todas partes y eso nos hace no aprovechar los momentos. Me hace mucha ilusión que me digas que tengo magia. Es espacial para mí.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Lo del tiempo está difícil, pero creo que del resto, aunque menos de lo que quisieras por esa falta de tiempo, tampoco andas mal.
    Tienes la generosidad y paciencia suficientes (de las que yo carezco) para rodearte de niños y jugar con ellos, seguro que también para renunciar a parte de ti y de tu tiempo y ofrecérselo a tu compañero, estoy segura de que tienes la risa fácil y desprendida y que tú misma eres capaz de dotar de magia cualquier momento.
    Muchas felicidades y que los Reyes sean contigo tan generosos como tú lo eres con la vida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh que bellas palabras. Si soy de risa fácil, ahí me has pillado, río en cualquier ocasión y es que creo qeu no hay que desaprovechar la risa, es de lo mejor que tenemos para ser felices.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Qué maravilla, me encanta. Adoro generar recuerdos y entre ellos están muchos rodeada de niños revolviendo la casa, me encantan.
    Besos y seguro que muchos se cumplen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encanta generar recuerdos, y klos niños me chiflan.
      Un besillo y gracias.

      Eliminar
  5. Muy buenos deseos. Pero piensa que, si te traen esos maravillosos regalos, tienes que utilizarlos, no hacer como muchos niños que al cabo de unos días ya los dejan arrinconados y se olvidan de ellos. Ojalá todos nuestros buenos deseos se hagan realidad, por obra de magia o por obra nuestra, solo poniendo un poquito de empeño.
    Un beso y felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, prometo no dejarlos arrinconados, prometo utilizarlos todo lo que pueda.
      La magia y el trabajo van de la mano, así que seguroq eu se nos cumplen.
      Un besillo y felices fiestas.

      Eliminar
  6. Espero y deseo que todos estos deseos que le pides a los Reyes Magos se te concedan porque hay dos que me encantan, el estar rodeada de niños y esos momentos mágicos que inunda el amor de la pareja, me parece dos peticiones maravillosas por eso digo que ojalá te regalen este año que comienza muchos momentos que atesores en tú corazón . Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, yo también espero que se cumplan, sería maravilloso. A ver si tengo suerte. Cruzaremos los dedos.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Seguro que muchos de tus deseos se hacen realidad, has sido muy pero que muy buena.
    Yo también les pido de ese tiempo tan necesario para compartir y disfrutar con otros, también por el mundo virtual y con vosotros.
    Un besillo de los tuyos y ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el tiempo va a ser el regalo más demandado. Espero que los Reyes Magos puedan cumplir todos nuestros pedidos.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Una carta de reyes genial, María! Espero de todo corazón, que los reyes te traigan si no todos, una gran parte de tus deseos. Un besado enorme, encantadora! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Espero que tus deseos también se cumplan.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. Qué carta más bonita. Estoy segura de que los reyes te podrás traer (no sé si todo) pero casi todo. El tiempo creo que es de las cosas más solicitadas. Yo también se lo voy a pedir a los reyes, y también un poco de organización.
    Un besito guapa, felices fiestas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la organización también me vendrá bien a mí, porque de eso últimamente estoy escasa.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.