13/11/17

Yo, musa

    El otro día mientras escribía un relato, a la cabeza solo me venía a la cabeza la imagen de una actriz. Ella fue la que me inspiró mi personaje. Luego me di cuenta de que muchas de las personas que me han comentado ese relato han pensado en la misma actriz (puse una foto de ella, pero aun así me dijeron que no habría otra para ese papel).



     Entonces mi cabeza se puso a pensar en ella como persona. Jamás pensaría que cuando se dedicó al cine iba a ser la inspiración para muchas personas, y que su imagen perduraría a través del tiempo. 

     Como ella me han inspirado multitud de personas, gente que en su momento al elegir una profesión o al pasar por mi lado, no pensaron en que ellas pudieran ser motivo de inspiración para nadie. 

    El otro día comiendo con unos amigos me pasó una cosa. Estábamos hablando de lo que yo escribía, y de mi lado macabro y asesino en mis relatos. (A mi compañero de vida ya le han dicho que tenga cuidado conmigo). Me preguntaron qué en que me inspiraba, a lo que no supe responder, porque es verdad que para escribir sobre eso, no me inspiro en nadie de mi alrededor. Pero les dije que había escrito sobre alguno de ellos en mis relatos (no matándolos, por supuesto). Parece que esta revelación les agradó. 

     Así que está claro que a todos nos llena un poco el orgullo ser la inspiración de alguien, aunque solo sea para un micro o para un verso en una canción, o para elegir un camino u otro. Es verdad que influenciamos a los que están a nuestro lado sin saberlo, y a lo mejor para decisiones banales, pero lo hacemos.

    Nunca sabremos cuanto contamos en sus vidas, ni cuanto contarán en las nuestras cuando entran, pero es así. Es aquí cuando me pregunto si he sido el motivo de inspiración para alguien. No se trata de ego, sino de curiosidad. Si alguien ha leído algún relato mío y se ha puesto a escribir porque le he inspirado (como me ha pasado multitud de veces con los relatos de otros, la última vez con Julia C.). O si el hecho de hacer o decir algo ha hecho que otra persona se sienta inspirada.

     Yo tengo multitud de personas a mi alrededor que me inspiran diariamente. Tengo la suerte de tener a personas muy distintas que me llenan, me fascinan y me inspiran. 

     Y vosotros, ¿sois la inspiración de alguien? ¿Habéis pensado en eso alguna vez? ¿Qué o quién os inspira?


10 comentarios:

  1. Qué post tan interesante nos traes hoy, María, nunca me había planteado algunas de las cosas que comentas. Yo por mi parte utilizo muchos "trozos sueltos" de vivencias, percepciones, relaciones, sentimientos y personas reales. Se me vienen a la cabeza mientras escribo y como los conozco bien, los voy insertando donde combienen aunque estén fuera de contexto y en historias que no tienen nada que ver con ellos. En ese sentido sí que hay mucha gente de mi vida real que me inspira.

    Respecto a otros blogueros, cantantes, escritores, etc, más que sus obras me inspiran sus valores, su capacidad, su originalidad. Digamos que procuro copiarles la actitud, la valentía, la capacidad de trabajo, el estilo si me gusta, etc.

    Tienes razón en que a todos nos llena de orgullo ser inspiración para otros. A mí alguna vez me han escrito cosas, cuando era más joven, y mi marido de novios me escribió muchísimas cosas que aún conservo con gran cariño, pero eso a nivel de escritores no cuenta jajajaja. Como te dije en su momento, si algo mío te ha servido de inspiración, me siento muy honrada :)

    ¡Buen post, María!

    Besitos de lunes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa como a ti, meto a muchas personas que conozco en mis textos, aunque es verdad que no tienen nada que ver con lo que escribo. Su forma de ser o alguna cosa que han hecho es lo que me inspira en ese momento y lo meto sutilmente, (a veces no tan sutil).
      A mí también me escribía mi marido cuando éramos jóvenes y los móviles e internet no existían. Las cartas me encantaban. Pero para el caso que nos ocupa, como dices, no cuenta.
      Ya sabes que tus letras me inspiran. Te lo dije y te lo seguiré diciendo, escribes muy bien, me encanta.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Ay me encanta este post. Alguna vez sí que me has inspirado para post, ahora mismo no me acuerdo de cuales exactamente pero alguna vez incluso te he mencionado.
    Yo sí he sido musa, una vez incluso una señora que era bastante popular en Gijón coincidió conmigo y con mi grupo de amigas en el bus y se inventó un poema sobre mis ojos que recitó en voz alta. En aquel momento pasé vergüenza pero ahora veo que la nombran en los libros de personajes populares de Gijón y me da rabia que no existiera el móvil para haberla grabado.
    Y algún chico me escribió poemas...pero yo lo que quiero es ser la asesina de una novela y aún no lo he logrado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh que bonito que seas la inspiración en un autobús de esa manera. Tuvo que ser un momento muy especial. También puedes apuntarte a ser mi musa. Ya sabes que lo has sido en alguna ocasión.
      ¿Quieres ser la asesina de una novela? Pues te voy a cumplir tu sueño a medias, te voy a escribir un relato en el que tú seas la asesina prota. A ver como me sale.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Todo lo que nos rodea, envuelve y compartimos no aporta inspiración.
    Es inevitable y de un gran crecimiento.
    Un libro, una serie que sigamos, una canción, yo sobre todo me dejo llevar por esto último. O conversaciones, hasta el silencio colabora. El comportamiento de una persona cercana o de paso. Muchísimas cosas y qué bueno que así sea.
    Lo que no sé si yo he inspirado a nadie, :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguro que si has inspirado a alguien. Yo bebo mucho de lo que leo, así que es posible que algún relato mío haya salido de alguno tuyo.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Yo me dejo inspirar por mucha gente que conozco. A partir de una anécdota real, se va escribiendo un relato en que la anécdota se transforma para ser otra cosa, aunque se mantengan los personajes inspirados en seres reales. Pocas veces he escrito algo real cien por cien.
    Respecto a si me he planteado ser la inspiración de alguien, he de decir que jamás lo había pensado. Y ahora que lo pienso, porque tú me lo has insinuado, he de decir que no es algo que me importe. Así soy yo de sosa. 😂
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja bueno seguro que algo de orgullo te tiene que dar cuando te dicen que has inspirado alguna parte de la vida de otra persona, aunque no sea para escribir.
      Yo suelo mezclar ficción con realidad auqneu a veces es todo inventado y otras veces un desahogo.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. ¡Hola María!
    Me encanta tu "Musa" y me ha hecho pensar en todos esos momentos en que alguien o algo te pone en marcha, te inspira y la verdad es que tienes mucha razón, seguramente seremos fuente de inspiración para alguien de nuestro alrededor y nos gustaría saberlo ;-))
    Ahora mismo leyéndote me has inspirado un montón de pensamientos y alguno de tus relatos también, así que amiga... tú eres MUSA!!
    Un abrazo muy grande amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhhh muchas gracias por ese gran piropo. Me encanta ser musa, creo que incluso igual que ser escritora.
      Inspirar a alguien me causa orgullo.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.