9/11/17

Unión



                En las profundidades de la noche, abrigados con unas simples pieles, nuestras mentes se unieron al son de un baile ya establecido. Sin apenas movimientos y con los ojos cerrados llegamos hasta el rincón más escondido. Sus miedos y los míos se rozaban para enseñarnos lo que verdaderamente nos importaba. Demasiada oscuridad, fantasmas del pasado que se arremolinaban para engatusarnos con palabras efímeras. Caídas sin final a un pozo de desesperación y luego la nada más absoluta. El silencio más atronador.


                No abrí los ojos ni dejé de apretar sus dedos entrelazados. Sabía que había vuelto conmigo, pero todavía no quería despertar. Lo primero que sentí fue su dedo meñique del pie rozando el mío. Me hizo cosquillas, pero no reí. Mi cuerpo reaccionó solo a sus movimientos. Igual que nuestras mentes se habían acoplado, ahora lo hacíamos con la piel y los sentidos.


10 comentarios:

  1. Muy hermoso, María. Una unión de mentes y de cuerpos que resulta muy sensual y sugerente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. A veces vienen bien este tipo de uniones. Nos descolocamos con la vida que llevamos y no llegamos a las personas que tenemos cerca.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Una unión completa y absoluta entre dos personas escrita de una manera hermosa y original. Mentes y cuerpos: es todo lo que somos, nada más y nada menos :)

    Precioso, María.

    ¡Un beso de viernes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Es que a veces tenemos que pararnos y respirar. Sentir a las personas que tenemos cerca sin correr en esta vida de locos.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Dos personas que se aman, y que se aman de verdad, eso es lo que me transmites loq ue has escrito. Gracias María. TERESA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que quería transmitir. Me alegro de haberlo hecho.
      Un besillo

      Eliminar
  4. Una unión perfecta, muy pero que muy bonito María.
    Amor del bueno, del verdadero.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Esa es la mejor de las uniones tanto física como psíquica.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. La piel tiene su propia memoria. Y no se equivoca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón. No se equivoca y tiene su propio criterio.
      Un abrazo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.