8/11/17

Término medio del escritor

     ¿Dónde está el término medio? Me pregunto yo cuando veo a miles de escritores en la red. Todos ellos haciendo lo que hacen por obligación y lo que hacen por gusto.

 
     Por supuesto todos escribimos por gusto, es lo que nos apetece hacer y por lo que nos llamamos escritores, nuestro trabajo y nuestro modo de vida. 

    Pero por otro lado está el marketing, ese que nos trae a todos de cabeza, del que leemos para aprender y escuchamos todo tipo de cosas.

    No sé los demás pero a mí como escritora no me gustan nada los mensajes esos automáticos que llegan de twitter agradeciendo que los sigas o mostrando su libro para que lo compres. Como no me gusta, no lo hago. No sé si me equivoco, es posible.

     Hay escritores que publican a menudo su libro para que se vea. Me parece bien, es otra manera de promocionarse. Otros que mandan mensajes para que compartas su libro, también me parece bien. En este mundo toda ayuda es poca. 

     Y luego tienes a los expertos en marketing aconsejándote que no seas pesado, pero que la promoción en las redes sociales es muy importante.

    Así que aquí estamos, volviéndonos locos por vender nuestros libros, por tener visibilidad, pero sin saber muy bien que hacer. Cada uno haciendo lo mejor que sabe y lo mejor que puede.

     Lo que sí tenemos que tener claro es que siempre somos escritores, con lo que voy a dar un consejo gratuito que seguramente me saldrá caro. Somos escritores cuando escribimos un libro y cuando escribimos en redes sociales, las faltas de ortografía te da que pensar, y si no te vendes bien en las redes, nadie comprará tu libro porque no escribes bien. Pongamos los acentos, y en español las admiraciones y las interrogaciones tienen apertura y cierre. ¿? ¡!

    ¿Cómo lo veis vosotros? ¿Os agobian las promociones de los escritores? ¿Os dan igual? ¿Sirven para que compréis sus libros?


  

16 comentarios:

  1. ¡¡¡¡Hola!!!!
    A mí las faltas de ortografía también me dan que pensar, mucha gente no cuenta las tildes como faltas y para mí lo son, es más, si lees algo tipo burro con v en un texto correcto puede ser un despiste pero un texto son tildes da sensación de dejadez.
    Lo de las exclamaciones e interrogaciones, ayyyy, en mi móvil no tengo las de apertura, odio este móvil, me está bien empleado pro cargarme tres en un año pero lo odio, es de un simple...por eso suelo comentar siempre desde el PC y si es desde el móvil evito esos signos.
    En lo del marketing estoy de acuerdo, ya te contaré con calma pero lo mío no es la promoción y el venderme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues deberíamos tomarnos un café virtual prontito para que me cuentes eso de la promo y el marketing. Yo tampoco soy muy buena en eso, y canto más leo sobre el tema, menos me gusta.
      es una pena lo del móvil, pero estoy segura de que nadie te va a corregir eso. Así que es mejor no agobiarse.
      Por supuesto que no poner las tildes son faltas de ortografía , aunque a veces se nos escapen y nos inventemos leyes absurdas como que las mayúsculos no llevan.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Pues he de confesar que últimamente estoy cogiendo la fea costumbre de no poner las interrogaciones y exclamaciones de apertura. Tango que corregirme porque no deja de ser una falta.
    No me extraña que, con tantas posibilidades de promoción, estéis los escritores que no sabéis si os pasáis o no llegáis. Por una parte el miedo a hacerse pesado y por otra el de no llegar a suficiente público tiene que crearos una sensación muy incómoda de no saber cómo hacerlo.
    Me imagino que el instinto y el sentido común, vendrán en vuestra ayuda.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es verdad qeu yo tuve una época en la que tampoco los ponía. Y el facebook me lo recuerda a veces cuando me enseña las publicaciones antiguas. Creo que muchos hemos caido en la trampa.
      Y si, lo del marketing en los escritores es un arma de doble filo porque como te pongas pesado te borran para los siempreas jamás.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. ¡Uf que tema amiga "índala"! Yo que estoy neonata "perdía" en esto de las RRSS, que por primera vez en mi vida me acabo de abrir un Facebook a regañadientes y un G+ para el blog... confieso que me quedo "estupefactada" con el nivel de marketing que ya se alcanza en la bloggesfera ¡que barbaridad! ...y con lo poco que me mola a mi el marketing ¡voy apañada!. Quizás por eso decidí que, por un tiempo, no iba a leer más consejos de merchandaising para bloggers ... estaba empachada de tutoriales, a ratos contrariada, confusa y agobiada ...tanto que de alguna forma me bloqueó, asqueó, desanimó, y durante un tiempo abandoné la idea de comenzar el blog. Continuo más perdida que un pulpo en un garaje ... pero al menos ahora escribo :) Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso es lo importante, que ahora escribes, no solo te sirve para darte a conocer, sino a mejorar como escritora. Porque cuanto más escribimos, más aprendems de nuestros errores.
      Yo también acabo saturada del marketing, una de las pruebas es que paso olímpicamente de la cantidad de visitas que tenga mi blog. Por otro lado, asi me va, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Puff, desde luego planteas la madre del cordero. En mi corta experiencia autopublicando reconozco que esta es la tarea que más odio. Por un lado tienes un libro y debes promocionarlo, pero por el otro, cada vez que lo anuncio sufro mucho, siento como si de alguna manera estuviera obligando a los seguidores, no sé... es algo que no disfruto. Y eso que intento no limitarme al mero foto-anuncio. Jamás he comprado un libro que haya visto anunciado tal cual en una comunidad de G+ o FB, de hecho me parece que pocas ventas se habrán producido así por la sencilla razón de que esos foto-anuncio se realizan en comunidades de escritores, no de lectores. Y como son de escritores, lo que estos quieren es vender o promocionar su libro, no interesarse por el de los demás.
    Aunque suelo comprar mucho autopublicado siempre ha sido una vez que el autor me ha convencido por los textos publicados en su blog. Eso es lo único que decide mi compra. Pero desde luego el tema da para mucho. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el tema da para mucho. A mí me pasa como a ti, no compro libros por los anuncios en las redes sociales. Pero también es verdad que compro menos libros de los que me gustaría. Algunos de los blogs que leo tienen sus libros publicados y me encantaría tenerlos, pero tengo el problema o la ventaja de que tengo una hija que devora libros y no doy abasto entre la biblioteca y comprarle libros así que siempre dejo en un segundo lugar ls que quiero para mí.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. A mí me agobian un poco los mensajes publicitarios insistentes, vía Facebook, Google +, o twiter, pero reconozco que es un medio, no solo perfectamente lícito sino necesario si quieres dar a conocer tu libro. Yo me resistía a hacerlo, pero acabé sucumbiendo a la tentación, por aquello de "si todos lo hacen, ¿por qué yo no?" Aun así, dudo que mi plan surgiera efecto, pues las ventas de mi libro no se han disparado. La pólvora debía estar mojada, jajaja.
    Visto el éxito, pensé en montar un chiringuito en la calle, para ver si así picaba alguien. Pero soy muy tímido, serio y mayor para esas aventuras, jeje
    Yo creo que, para los autores noveles lo mejor es el boca-oído pero, para que funcione, el libro tiene que gustar mucho. En fin, es un tema al que le he dado muchas vueltas y sigo en el punto de partida.
    Bueno, y lo de las faltas ortográficas (que no los gazapos tipográficos involuntarios, que a cualquiera se les pueden escapar), eso ya nos da una idea de la calidad del escritor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el problema no está en lo que te promociones tú, también hay mucha oferta y poca demanda. Por ejemplo, aquí en Almería yo creo que hay más escritores que lectores. Somos muchos, y eso hace que quien lea tenga que elegir.
      Yo hablo de mi ciudad porque muchos de los libros que se publican hablan de ella.
      Pero así está el mundo entero, somos muchos, lo importante es hacer lo que nos gusta y saber de antemano que no nos vamos a hacer ricos vendiendo libros.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Como muy bien dices es difícil encontrar el término medio, María. A mí no me importa echar una mano a todos los que están promocionando sus libros, compañeros a los que conozco o personas que te agregan a Facebook sin que los conozcas de nada, amigos de amigos. No me importa, como digo, pero si acto seguido de haberme pedido amistad me piden que me haga seguidor de su página o que comparta la publicidad de su libro, me siento utilizada. Entiendo muy bien que tienen que promocionarse de alguna manera, pero creo que algo más de sutileza estaría bien. Y sobre todo, si me fastidian con mensajes insistente, acabo por borrarlos.

    Respecto a escribir bien, completamente de acuerdo. Yo me fijo mucho en la ortografía y la gramática de lo que leo, no lo puedo evitar porque soy muy puntillosa, y reconozco que cuando alguien comete incorrecciones, aunque el relato sea original y me guste, pierde para mí muchos puntos. Jamás apoyaría a un escritor que no sabe escribir correctamente en su lengua :(

    Un post muy adecuado para que reflexionemos todos los que nos movemos en este mundillo.

    ¡Un beso de jueves, María!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues reconozco que a mí me ha pasado mucho últimamente de lo que dices. Hay gente que me pide amistad y en cuanto la acepto me ponen su libro o su página de escritor. Lo entiendo y lo acepto, porque es como tú dices. Pero no me gusta mucho, por eso yo no lo hago. No suelo buscar amigos en facebook que puedan servirme para propocionarme. A lo mejor me equivoco, y mi visibilidad no es la misma, pero no me gusta hacer ese tipo de cosas. Si vendo menos, no me importa, pero estoy tranquila con hacer lo que de verdad pienso.
      En cuanto a escribir bien, creo que en eso las dos nos parecemos mucho, como en otras cosas.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. PD: Me he suscrito al blog, pero no sé si lo he hecho bien... si me lo confirmas cuando pases por aquí te lo agradezco guapi. Saluditos!!

    PD: ¿alguien puede explicar a una novata porque mi icono sale a veces sí a veces no? ¿qué estoy haciendo mal?¿alguna pista?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si estás suscrita, muchas gracias. La verdad es que lo tengo un poco descuidado, pero pronto os mandaré un nuevo correo.
      Muchas gracias.
      Lo del logo no lo sé, pero seguro que buscando por Google encuentras una respuesta. Seguro que no eres la primera a la que le ha pasado.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Estoy de acuerdo con tu posts. Hay gente que te añade y tu eres la que tienes que aceptar o no. Yo he optado por no añadir a nadie sin preguntarle ¿Quién es? y ¿Por qué quiere mi amistad?. Sobre las faltas de ortografía, hay que fijarse mucho en lo que se escribe y corregir. Es importante que el escrito vaya impoluto. A veces se me cuela alguna falta, si me doy cuenta rectifico, y si no agradezco que me lo corrija quien me lee. Siempre aprendemos de los errores. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que yo no suelo preguntar pero antes de aceptar miro quien es, y si es un escritor lo acepto. Entiendo que todos estamos aquí por lo mismo, y a mí me hace ilusión cuando me agregan, así que supongo que a los demás también.
      Aunque yo no lo hago porque no me gusta. Es posible que así pierda posibles lectores, pero esa es mi opción.
      En cuanto a las faltas es normal que a todos se nos escape alguna, lo importante es seguir aprendiendo siempre.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.