10/10/17

Mi prioridad



                Y me pides lo más valioso de mí, eso que siempre te he dado sin reservas. Pero en ese momento parece que no era de tu agrado, o no lo necesitabas. No lo querías,  te parecía innecesario o incluso que no estaba hecho para ti.

                Ahora me lo pides, con ansia, con prisas, pero ahora soy yo la que no quiere dártelo. Ahora soy yo la que está harta de esperarte, de ofrecértelo sin respuesta, de querer que lo cogieras como un don preciado, simplemente por ser mío. Nunca fui la primera, siempre hubo otras y otros que alcanzaron tus abrazos antes que yo.

                Solo me queda decirte que mi tiempo es mío, y ahora mi prioridad soy solo yo. 



12 comentarios:

  1. Me parece acertada la decisión de tu protagonista. Aunque el orgullo quizás no pueda considerarse una virtud, también hay que quererse un poco a uno mismo. Ahora es tarde para pedir lo que en otro tiempo rechazaste y te ofrecían de corazón.
    Un micro muy sentido, María. Me gustó :)

    ¡Un beso de martes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Hay veces que por mucho que das no recibes, y eso hace que dejes de dar.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Un micro con mucho sentimiento y que dice mucho e importante, y es que el amor, o cualquier tipo de relación, pero en este caso como parece el amor, es siempre cosa de dos y debe de haber una reciprocidad por ambas partes, si no esa relación va por muy mal camino y al final como en este caso se rompe, y se toma la decisión de tomar el camino solo. Me ha gustado mucho. besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suelen decir que siempre uno ama más que otro, tanto en una relación amorosa o de cualquier otro tipo. Pero a veces ese que da más se cansa, y puede que desaparezca.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. El orgullo puede que no sea una virtud, como dice Julia, pero la venganza sienta fenomenal y siempre es un consuelo.
    Hace bien tu personaje. Buen micro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, a veces la venganza sienta bien, pero ay que tener cuidado, que estos sentimientos se pueden volver en nuestra contra.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Jaja me parece bien, uno no es monje que ande cultivando la paciencia en los himalayas, tenemos que seguir viviendo y haciendo otras cosas y evaluando prioridades que nos retribuyan (aunque sea un poquito).

    Saludos salados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tu similitud. No somos monjes del Himalaya.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Corto pero con mucha fuerza! No hay que esperar a que a otra persona decida que de repente eres su prioridad, además primero hay que quererse a uno mismo.
    Genial María, me ha parecido de 10!
    besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, a veces tenemos que centrarnos un poco en nosotros mismos, y dejar a los demás a un lado. Un besillo.

      Eliminar
  6. Uno tiene que saber ponerse en su lugar y darse el valor ha perdido, así que me alegro y mucho.
    Un micro con fuerza, María.
    Un besazo, y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Irene. Cada uno debe saber lo que vale y hacerse de valer.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.