12/9/17

Tú y yo



                Envuelta en sábanas blancas navego en un mar de pensamientos. Y tu dulce nombre entra en mi cabeza sacando una sonrisa que sale sola, de esas que viene desde dentro, de lo más hondo de mí. Porque tú eres lo que me llena, lo que me completa. Tú eres lo que me levanta por las mañanas, lo que me hace caminar día a día. Tú y solo tú me haces ser quien soy, con mis manías, con mi fuerza, con mis debilidades y mis virtudes.
 
                Tú, María, tú y solo tú. Dulce nombre que me llena hasta completarme. 


8 comentarios:

  1. Qué cierto es. Solo cada uno de nosotros somos capaces de hacer que esta máquina que llevamos a rastras funcione cada día. El resto son ayudas, estímulos (en el mejor de los casos), pero sin la fuerza diaria y tozuda de cada uno...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. La verdad es que solo nosotros hacemos que todo vaya adelante.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Enamoradísima, "felicícima" jaja

    Saludos y saludes.

    ResponderEliminar
  3. Para amar a los demás debemos empezar amándonos a nosotros mismos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Tenemos que ser lo primero en nuestras prioridades.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Un buen micro María! Me ha encantado. iba a poner algo per Josep Mª se me ha adelantado, jeje, pues iba a escribir algo totalmente similar. Todo está bien si nosotros estamos bien, incluso el universo reacciona en consecuencia. Un fuerte abrazo! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, lo primero es estar bien con nosotros mismos, después llega todo lo demás. Pero a veces no prestamos atención a lo más importante, nosotros, y eso pasa factura. Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.