26/9/17

Respuestas del más allá



                Desde el día que murió la veo por todas partes. Me despierto y ahí está ella tumbada a mi lado, con ojeras y llorando. Los ojos muy abiertos, atravesándome, con esa mirada fría que me deja congelado. Sé que su espíritu intenta decirme algo, y no soy capaz de saber que quiere.



                Busco por la casa alguna pista, pero nada me conduce a la respuesta. Decido salir a despejarme, la puerta no se abre. ¿Qué pasa? De repente ella me traspasa y cierra la puerta tras de sí. ¿Soy yo el fantasma? Las imágenes del accidente me atraviesan el alma.


16 comentarios:

  1. Dicen que hay espíritus que vagan sin darse cuenta de su condición, que rondan como almas en pena. NO sé si será cierto, pero lo cierto es que tu micro me ha gustado mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. No sé si será cierto, pero hay veces que esa idea me reconforta y otras me da un repelús...
      Un besillo.

      Eliminar
  2. La realidad inversa, la conciencia de la inconsciencia, me ha encantado María, ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Ahora a pensarlo mejor cuadno alguien no nos vea, a lo mejor es porque somos fantasmas,...
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Buenísimo, María. Esa incertidumbre que le queda al personaje, que nos queda a nosotros tras leerte, no tiene precio. ¿Quién es el muerto y quién el vivo que lo añora? Genial.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, se ve que su asignatura pendiente es darse cuenta de que estaba muerto.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. La historia tiene un giro del tipo El sexto sentido. Esos muertos que no saben de su condición asustan mucho, en verdad. ¡Saludos y saludes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PUes tienes razón, no me había acordado de esa peli. Me dio mucho miedo.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Has sabido crear toda una historia que como apunta Julio recuerda a esa película donde el alma errante no puede abrir puertas.
    Lo bordaste.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Lo que no sé es cuando oíremos nuestros nombres en la radio, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. ¡Qué escalofrío, María!
    Que terrible encontrarse y al mismo tiempo no estar.
    Muy, muy bueno.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, debe de ser malo.
      Me alegra causarte escalofríos.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Me ha encantado María! Expresas en muy pocas líneas un relato con giro sorpresivo 360 grados, jeje. Los desencarnados que aún no saben que se han marchado pueden resultar aterradores o desconcertantes. Durante la historia te metes en la piel del protagonista pero... ¿que estará sintiendo su pareja al percibir su presencia? Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ummm por ese lado no lo había pensado. Muy buena reflexión.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.