6/7/17

7 motivos por los que no leer una saga larga



            Como estáis oyendo, existen motivos por los que no embarcarte en una saga larga, por mucho que te guste, te enganche o te enamore. Las sagas largas son muy largas. Y no me refiero a esas trilogías que te lees en un pis pas y que últimamente están de moda. No, me refiero a verdaderas sagas enormemente largas. 

 
            Yo empecé una saga por recomendación. La persona que me la recomendó se la había leído en los dos meses de verano y le había encantado, así que yo ni corta ni perezosa empecé con el primero.

            La saga de la que os hablo consta de ocho libros, el primero publicado en 1991, y la escritora está escribiendo el noveno. Se trata de «La forastera», escrito por Diana Gabaldon. Soy malísima haciendo reseñas, pero os puedo hacer un breve resumen del principio del primer libro para no descubrir nada.

            La protagonista, Claire Randall, es enfermera en la Segunda Guerra Mundial. Está casada con Frank Randall. Y cuando la guerra termina se reúnen para hacer un viaje a Escocia. Frank tiene antepasados allí y quiere investigar sobre ellos. En un paseo por la campiña escocesa, Claire entra en un círculo de piedras y viaja 200 años atrás. Y hasta aquí puedo leer.

saga larga

            No aconsejo leer una saga larga por:

            * Lo coges con ganas, conoces a los protagonistas y sigues sus aventuras con avidez. Pero llega un momento que los protas ya no son los mismos porque los años avanzan y ellos también. Y el interés baja un poco.

            * Cuando tienes el tiempo muy limitado para leer y solo te centras en una historia, llega un momento en el que necesitas cambios en tu lectura. Pero si eres de las mías, que solo lees un libro al mismo tiempo, eso es imposible.

            * Te paseas por la red y te encuentras con multitud de reseñas de otros libros que te llaman la atención, pero te sientes atrapada en esa historia a la que le estás empezando a tomar un poco de manía, aunque te encante.

            * Conoces a escritores, o te paseas por las librerías, compras algún libro, o te regalan otros, y se acumulan en aquella torre que cada vez se parece más a la de Pisa, porque no para de crecer. Quieres leerlos, pero no puedes dejar el otro libro.

            * Es verdad que los libros están escritos de igual manera, es posible que el escritor o escritora haya mejorado y la calidad sea mejor. Pero tú ya estás cansado y lees de vez en cuando porque la historia engancha sí, pero ya estás agotado de seguir leyendo lo mismo, aunque sea diferente.

            * La gente te pregunta que lees, y tú por enésima vez en un año, solo puedes decir que estás leyendo lo mismo. Las listas de los demás crecen, y a ti te da una envidia horrible no seguir buscando otras historias.

            * Es distinto cuando lees a la vez que escribe el autor, porque al final mientras tú esperas a que salga el próximo puedes intercalar otros libros. Lo malo de esto es que como tengas memoria de pez como yo, acabarás releyendo el anterior o buscando alguna sinopsis que suelen ser demasiado cortas. (Me pasó con Harry Potter, y aún estoy esperando el tercero de Patrick Rothfuss de «El nombre del viento»).

            Pero bueno, yo sigo con mi saga, que me encanta y de verdad que recomiendo, puede ser contradictorio, pero es que es una historia preciosa, mezcla romanticismo con un poco de historia, así que satisface dos de mis gustos. Si tenéis más tiempo que yo, y os gusta leer sobre los mismos protagonistas, aquí tenéis unos grandes libros.

            Y algo que también os puede llamar la atención, es que también está la serie. Se llama «Outlander» y han hecho dos temporadas de los dos primeros libros y están grabando la tercera. Eso sí, os recomiendo que leáis los libros antes, en la serie cambian y quitan muchas cosas, y a pesar de que podéis poner cara a los protas, son mejores los libros.
 
saga larga
     


       

12 comentarios:

  1. Yo estoy enredada en muchas series. Eso sí, todas policíacas. Algunas las he terminado y voy leyendo a medida que se publican nuevas entregas. Otras las tengo a medias y de vez en cuando continúo. No me agobia mayormente. Cuando me apetece, cojo uno, si no, las dejo durante meses o años. Puede que nunca vuelva o puede que sí.
    El hecho de olvidarme, no me preocupa mucho. Poco a poco, a medida que se van sugiriendo hechos, me voy acordando, y si no, pues tampoco pasa nada.
    Ahora estoy leyendo el séptimo del comisario Brunetti. Hacía más de dos años que no leía nada de esa serie. Y hay otras que tengo desde hace más tiempo.
    Como ves, tenemos formas distintas de afrontar las series.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me gusta más tu forma de engancharte a las series de libros. Yo la verdad es que no he leído nada o casi nada policíaco. Cuando tengo alguno por leer siempre le adelanta otro.
      Pero creo que me lo tomaré con más calma la próxima vez, intercambiando con otros libros. Ahora mismo me queda un libro y medio por acabar, y ganas tengo de empezar con otra cosa.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. ¡¡¡Hola!!!
    En mi casa mi madre, mi hermana y yo estamos como Rosa con el comisario Brunetti, y con Montalvano, y con Kay Scarpetta, esta última la leemos desde su primer libro en 1990, bueno nosotras en el 92. Y Harry Potter me lo sé d ememoria, peor sí que hay otras sagas con las que no puedo.
    Me ha encantado el post, me gusta mcuho que todos seamos diferentes, yo soy de sagas largaspero no todas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esta es la segunda que me leo. Harry Potter fue la primera, pero como la estaba leyendo a la misma vez que la escritora escribía no me resultó agotador. Es más me faltaba tiempo para leer.
      La que me estoy leyendo ahora me encanta, pero es verdad que estoy cansada de leer lo mismo.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Una entrada genial María! Otulander es una de mis series favoritas, me sorprendió bastante. Y he leído por ahí que los libros son geniales, así que no los descarto –eso sí, si noto sobredosis de rosa papel couché– se va al continer, jajaja. Estoy de coña, se va a la tienda de libros de segunda mano o a Wallapop–. Tienes razón con tus argumentos, aunque en mi caso suelo retener bastante tiempo la trama si me atrapa –a menos que sea Canción de fuego y hielo, que ya me he olvidado de un montón de cosas (de los libros, ojo)– y no tengo reparo en picotear otras coas. Un fuerte abrazo! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno un poco rosa si que hay, para que nos vamos a engañar, pero creo que menos que en la serie, así que puedes empezar sin problemas.
      Yo no he podido con Canción de fuego y hielo, empecé el primero y no pude pasar de... ni me acuerdo, pero vamos que no me gustó. es que la fantasía y yo mejor en la tele.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. ¡Ya me cuesta terminar libros de más de quinientas páginas, imagínate con las sagas! La verdad es que cuando veo publicaciones tipo: Las tierras de Odin VI: El tiempo de los rayos (parte 2) Bueno, es que ni me lo planteo. Otra cosa es seguir al mismo personaje en novelas cuya historia sea autoconclusiva. De esos, aparte de algún detective que otro, he seguido al protagonista sin nombre de Eduardo Mendoza desde El misterio de la cripta embrujada y las de Wilt, el personaje de Tom Sharpe. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí siempre me pasa lo contrario. Antes no me leía libros de menos de 500 páginas. Hasta qeu me di cuenta de que me estaba perdiendo un montón de libros estupendos. Ahora no descart ninguno por su tamaño, y las sagas, bueno. Me gustan, pero cuadno tengo tiempo para leer. Ahora mi tiempo es limitado, y leo a ratosrobados, así que prefiero libros más pequeños.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Hay de todo en la viña del Señor, pues hay sagas que he seguido con mucho interés y otras que van deteriorándose a medida que van creciendo. Recuerdo un caso increíble de una saga, cuya autora era WC Andrews (cuya novela más famosa es Flores en el ático) que acabé descubriendo que al final el autor era otra persona. Al fallecer la autora original y creadora de la serie, buscaron una pluma que siguiera con la saga imitando el estilo de su predecesora. Pero las obras seguían estando firmadas por Andrews.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay ¿es verdad eso de V.C. Andrews? Yo empecé leyéndola a ella, esa saga y dos más, todas iguales he de decir, creo que tenía una obsesión con las relaciones entre hermanos.
      Pero vamos, a mí me pasó con la saga de El clan del oso cavernario, que dijeron que Jean M. Auel había muerto y luego solo era un bulo. Sacó el sexto.
      Por eso te pregunto si es verdad. No me lo esperaba.
      Un besillo.

      Eliminar
    2. Eso fue lo que leí, no sé si fue un bulo o la pura verdad, pero fueron varias las fuentes que consulté y coincidían en asegurarlo.
      En cuanto a la saga del oso cavernario, que leí todas menos esa última (aunque las primeras entregas me gustaron mucho, acabé un poco harto) desconocía que a Juan M. Auel le habían atribuido lo mismo. Qué cosas!

      Eliminar
    3. Pues no lo sabia, pero gracias opr contármelo. Así aprendo algo nuevo. Además ya me ha dado curiosidad y lo he buscado. https://es.wikipedia.org/wiki/Virginia_Cleo_Andrews

      Por cierto, se llama Jean, es una mujer. Seguramente habrá sido una errata, a mí me pasa muchísimo.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.