21/6/17

Una noche tranquila

                Las luces de la casa están todas apagadas. Ni un ruido, salvo los escasos coches que pasan por la carretera a la que da mi ventana. Yo estoy tumbada en mi precioso sofá impoluto que me costó una pasta. Hoy toca noche de miedo, así que sofá, palomitas y manta. La película va por la mitad cuando suena un mensaje en el teléfono.

                No lo miro, pero suena otro detrás, y otro y otro. Esta es mi amiga Eva que no sabe escribir una frase en un solo mensaje. Paro la película y miro el móvil con un suspiro de desesperación ¿Por qué no la dejarán a una tranquila? Debería apagar el teléfono o quitarle el sonido, pero no puedo evitarlo, al final la curiosidad me puede.

                Efectivamente es Eva, preguntándome que hago y contándome algo de un absurdo programa que está viendo en televisión. No veo los programas de televisión, así que no sé de lo que me está hablando.

                Le digo que estoy viendo una peli de miedo y dejo el móvil al otro lado del sofá. A los dos minutos y tres chillidos después de la protagonista asustada, vuelve a sonar el móvil. Es Eva de nuevo, pero no lo cojo. A los más de diez pitidos del móvil más tarde, decido contestarle para decirle que me deje en paz.

                Otra vez me habla de ese reality y de que está pensando en apuntarse y me amenaza con venir. No le hago mucho caso a toda la explicación que me da y le digo que sí que se apunte, y que me deje en paz que estoy viendo una película, que mañana tengo que madrugar y no voy a acabar hasta la una.

                Parece que lo entiende, porque deja de mandarme mensajes. Sigo viendo la película hasta que diez minutos antes de acabar suena el timbre de casa. Instintivamente miro el reloj. Va a ser mi vecino que otra vez se ha dejado las llaves dentro y quiere mi copia. No creo que Eva se haya atrevido a venir al final.

                Cuando miro por la mirilla, la veo a ella. Abro la puerta exasperada y cuando le voy a echar el rapapolvo del siglo, acerca un trapo a mi boca y cierra tras de sí con un portazo. Antes de caer redonda al suelo oigo un perdón, y no sé qué de un programa de televisión. Tendría que haber prestado más atención.


18 comentarios:

  1. Ayyyyy es qu elos programas y las series nos están comiendo el coco cosa mala.
    Como siempre me ha encantado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, yo la verdad es que no veo ya ninguno. Me he decantado por las series y las películas.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. ¡¡Madre mía, qué mal rollo!! Con los programas que se estilan por ahí, a saber en cuál habrá caído Eva y qué barbaridad tendrá que hacer para triunfar. No creo que la narradora nos lo pueda contar. Habrá que imaginarlo. Yo ya estoy en ello...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que hay programas absurdos para aburrir. A algún directivo se le habrá ocurrido alguna estupidez...
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo con Rosa, que mal rollo. No sabría decir por qué, pero creo que la narradora no va a acabar demasiado bien... Y vaya pedazo de amiga, madre mía. Espero que el reality no fuera asesinar a alguien cercano... Un fuerte abrazo! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la amiga con tal de conseguir la fama llega donde sea. Un poco de mal rollo si que da. Yo es que ya no veo nada la tele pero cuando oigo comentar los programas me echo las manos a la cabeza.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. No te puedes fiar de nadie y menos si participa en un programa de televisión en los que todo vale. Como dice Rosa a saber qué le pasará.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, a saber que pasará. Es que la fama cuesta y hay mucha gente que hace lo que sea por conseguirla.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Posiblemente ese programa contenía algo del Rol y eso es lo que le han enviado a hacer. Ahora la narradora ya no podrá contar lo que pasó. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser, la verdad es que da un poquito de miedo.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Estoy con María del Carmen en que se trata de un juego de rol. Solo espero que no acabe dramáticamente. Hay quien está dispuesto a cualquier cosa a cambio de notoriedad o un premio.
    Un relato que me ha sorprendido muy agradablemente, pues no esperaba ese giro final, un final que, además, queda abierto.
    Un beso.
    P.D.- Yo tampoco soporto quienes no saben escribir un texto por WhatsApp de un tirón y lo convierten en una sucesión de pequeños (y pesados) mensajes con sus correspondientes señales acústicas, grrrr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja a mí me pasa como a ti y a la prota. Yo a veces lo hago por fastidiar a quien me lo hace a mí, epro no da resultado. En cuanto al relato, no hace falta que exista un juego de rol de por medio. Bastantes estupideces piden en los realitys actuales, como para pensar que no pidan algo más...
      Un besillo.

      Eliminar
  7. La fama, ¡que mala es!
    Espero que no le haga nada terrible solo para ganar popularidad, pero bueno, viendo como van las cosas, uno puede esperar cualquier cosa.

    Muy bueno María, un final inesperado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, tú lo has dicho, la fama cuesta y nunca se sabe hasta donde es capaz de llegar la gente para conseguirla.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Pues habrá que ponerse al corriente para ver que están pasando por la tele, para así anticiparse a lo que harán otros influenciados por la insensatez de sus realitys.

    Saludos y saludes, encantadora!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es que hay realitys que mejor no verlos. Yo por si acaso no veo ninguno.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. ¿Hola? Emm... Dos cosas:
    1. ¡¡¡¡Ueeeeeeeh!!! Por un instante, mi Imaginación me ha jugado una muy mala pasada... ¡Te prometo que he visto a su Amiga en Modo Zombie! Pero... ¡Nope! ¡Solo ha sido un espejismo! xDD
    2. ¡Quiero más! ¿Vale? No creo que sea justo que nos quedes con la intriga... Sep... Ya sé que llevo mucho tiempo sin pasar por aquí... Que no puedo pedir nada... Pero... ¡Leches! ¡Ya sabes que Yo me engancho corriendo a tus Letris! *-*

    ¡Buah! ¡Muy chuli!
    Sobre todo, porque dejas la Emoción para el Final... Y luego... ¡Susto que nos das!
    ¡Me ha encantado!

    ¡Muchos Besitines Gigantes! ;)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijijiji como te echaba de menos por este rinconcito. Tus comentarios llenan de vida mi blog.
      Y si, es verdad que lo dejé a medias. No sabemos lo que pasará con las dos, pero bueno a lo mejor me decido y hago segunda parte, nunca se sabe...
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.