6/6/17

Empacho de realeza



                La coge con sus propias manos y la parte en dos, tan sencillo, tan fácil. Los huesos se resquebrajan entre sus garras y la columna queda despedazada. Los ojos miran inertes hacia algún lugar que ya no existe.

 
                Ya no quiere más princesas, está harto de aguantar sacrificios vulgares. Lo que de verdad le apetece es una jugosa vaca. Qué pena que allí ya no quedaran. Tendría que volar a lugares más poblados. Viajaría de noche, estaba harto de escuchar su nombre con miedo cada vez que lo veían.
                — ¡Dragón!

Empacho de realeza

14 comentarios:

  1. Jajaaja, que bueno María, me ha encantado. Es que donde esté una buena vaca, que se quiten las princesas. Un fuerte abrazo! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Tenían a régimen al pobre dragón. Un besillo.

      Eliminar
  2. Jajaja, es que un dragón necesita su buena ración, cosa que una lánguida princesa no puede ofrecer.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, están demasiado flacas, no alimentan demasiado.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Un buen micro para una fantasía de cuento. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro de que así lo veas. La fantasía nunca debe desaparecer.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Pobre Dragón, a dieta de flacuchas e insípidas princesas. No me extraña que prefiera una vaca. Yo también.
    Buen relato.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo, jajaja aunque claro luego llega la operación bikini, y más nos valdría atiborrarnos de princesas ínsipidas.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. ¡Oh madre de dragones! No he podido evitarlo, ;) Soy muy fan de Juego de Tronos, jeje! Es que las princesitas y sus caprichos, como se va a comparar con una buena vaca, ;)
    ¡Muy bueno!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja Siii madre de dragones, yo también soy fan, más que de la serie, de ella.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Si es que los cuentos han hecho mucho daño... ¡a los dragones de verdad lo que les gustan son la vacas y no las princesas! jajajajaja. Un micro genial, María, con un giro inesperado y muy divertido. Enhorabuena :)

    ¡Un beso de miércoles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, los cuentos no sabían lo que de verdad le gustaba a un buen dragón.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Creo que diste en el clavo con lo de la vaca jaja

    Saludos y saludes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo creo. Un dragón es demasiado grande para princesas esmirriadas.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.