8/5/17

Visita a la Alcazaba. 2ª parte.

     Domingo día de mayo. El sol almeriense se levanta temprano para darnos un buen día de calor en medio de esta primavera tan inconstante.

    Me levanto temprano, otra vez por subir a la Alcazaba los nervios me atacan el sueño. Sé que esto ya lo tengo más que superado. Pero siempre me siento inquieta al ponerme delante de mis maravillosos críticos, los niños.


    Para rematar, también es el día de la madre, así que tengo excitación por partida doble. Mis hijas están encantadas de tener una mami que escribe cuentos y que para ellas, es famosa. 

    Subimos cargados de ilusiones, pero también de libros y de sorpresas para los más peques.



      Y como siempre llegamos tempranito, aprovechamos para hacer todos los preparativos para cuando lleguen nuestros invitados.



       Los peques no tardan en llegar, aunque a mí en este caso se me hace eterna la espera.  


      Pronto empiezo a hablar, y esta vez la lengua no se me traba. Ya le voy cogiendo el truquillo a esto.






    Los peques están un poco dormidos, así que los despierto con mis preguntas, mis juegos y mis canciones, y ellos cada vez interactúan más. Me encanta que me interrumpan para contarme sus cosas, o para preguntarme algo que se les acaba de ocurrir. Así, lectores y escritora nos conocemos mejor.






     Cuando entraron, mis peques ayudantes y yo les dimos a cada niño un marcapáginas y cuando acabamos el cuento, les ofrecí hacer los suyos propios. La verdad es que estuvieron encantados. Hicieron muchos, sobre todo, para sus mamás, ya que el día se ofrecía a ello.





    Acabamos la jornada con unas firmas muy especiales en mi libreta de dedicatorias, dibujos y primeras letras dibujadas. Ellos encantados y yo feliz de llevarme ese pequeño recuerdo a casa. 

8 comentarios:

  1. Lo de hablar en público llega a dominarse con el tiempo, la práctica lo es todo, pero la ilusión por lo que haces no se pierde nunca (bueno, al menos en mi experiencia) :)) Acabarás por hacerte toda una experta, María. Me alegro de que sigas sumando experiencias positivas con tu libro de cuentos y tus pequeños lectores, ¡enhorabuena!

    Un beso grande de lunes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa. La verdad es que mi timidez asoma cada vez que tengo que hacer algo así. Pero bueno, sé que es una barrera franqueable, y no me queda otra.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. ¡Jopé! ¡Qué guay!
    Tal vez vayamos a Almería unos días en agosto, si haces alguna actividad de este tipo ¡avisa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa. La verdad es que me lo paso genial. Y claro si hago algo en agosto te aviso. Aunque ya te digo con las altas temperaturas de la zona, no suele haber actividades de este tipo en verano. Pero nunca se sabe... De todos modos os puedo hacer un pase privado si queréis, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
    2. Já, já, já. Pues cuando visitemos la Alcazaba te aviso...

      Eliminar
    3. Estupendo. Si no has venido antes y quieres alguna recomendación de visita avísame también. Un besillo.

      Eliminar
  3. Un lugar precioso para un encuentro maravilloso por lo que veo, enhorabuena y a por muchos más. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, que la Alcazaba es una maravilla. Y ha sido muy bonito.
      Muchas gracias Tere.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.