11/5/17

Siempre juntos

      *Relato escrito para la Comunidad "Escribiendo que es gerundio" para un concurso en el que la imagen es la inspiración.


                El sol estaba a punto de salir, pero hoy las nubes lo taparían. De todos modos, yo no lo vería, por lo menos no con estos ojos. Acaricié el pelaje suave del lobo que dormía en mi cama, casi distraídamente, sin prestarle mucha atención. Él levantó la cabeza y me miró, pero volvió a cerrar sus ojos. Resignado al paso del tiempo.


                Me levanté desnuda de aquella cama de sábanas revueltas, de pelos y plumas enredados. Salí de la cabaña seguida de mi fiel compañero, siempre atento a mis pasos. Mi mano se posó en su lomo y los dos fuimos juntos hacia aquel precipicio de libertad, aquel trocito de nuestra historia. Mi lobo se paró en seco mucho antes de llegar al filo de nuestra separación. Yo besé su hocico y acaricié su oreja, él giró su cara hacia mi mano.

                Lo solté y girándome una vez más le dije adiós. Y acercándome al vacío, salté, salté como siempre, con los ojos cerrados a una vida de leyenda, a una maldición certera. Mis ojos cambiaron, mis brazos fueron alas, y mi grito se tornó agudo.

                Como halcón me posé en la mano de aquel hombre que me esperaba en el mismo sitio en el que había dejado a mi lobo. Siempre juntos, siempre separados.

Siempre juntos
Foto de Francisco Moroz.

4 comentarios:

  1. Bonito y sorprendente relato, a la vez que muy mítico.
    Mucha suerte en este reto. Yo esta vez quedo fuera. Demasiadas cosas en este final de curso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los finales de curso son arrolladores, y más con este trimestre tan corto. Pero seguro que todo llega bien a su fin.
      Me alegro de que te haya gustado.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Hay amores que sobrevivien incluso a las maldiciones; el de tu relato es uno de ellos. Espero que con el tiempo puedan reunnirse al borde de ese abismo siendo hombre y mujer... :)

    Un texto precioso, María. Es increíble cómo una misma imagen puede inspirar de formas tan diferentes a las personas. Me ha encantado.

    ¡Un beso de jueves!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, pero ya sabemos que al final pudieron reunirse. Jijiji.
      La verdade es que da gusto encontrarse tantos textos para una imagen. Francisco debe de estar muy contento.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.