28/4/17

Visita a la Ecuela Infantil Piruletas

      El lunes pasado estuve de visita en la Escuela Infantil Piruletas. Es una guardería preciosa, decorada muy original y más grande de lo que parece por fuera.

     Pero tal vez debería de empezar por el principio, hace muchos muchos años, en un lugar muy remoto (centro comercial) a mí me llamaron para trabajar, y conocí a una de las propietarias de este centro. 



     Allí nos hicimos amigas, y la semana pasada recibí un mensaje de ella invitándome a ir a contarles un cuento a los más peques (de 0 a 3 años). Yo no estaba convencida del todo, porque la verdad, no veía mis cuentos para niños tan pequeños.


     Pero al final mis dudas se disiparon cuando me encontré delante de ellos. Eso me debería enseñar de nuevo, que no hay límite de edad para las cuentos.

    El recibimiento fue estupendo, las seños se integraron conmigo desde el primer momento y los peques me miraban de reojo mientras terminaban su desayuno.






     Me senté con ellos en el suelo y saqué mi libro mágico. 










       Ellos me miraban embelesados, y entre canciones, juegos, sedas, y bailes acabamos nuestro cuento. Me contaron sus cuentos favoritos, que luego descubrí que eran los que sus madres habían ido a contarles a la guarde. Es que como una mamá no hay nada.



    Como no tenía ganas de irme, Caperucita Roja se coló entre nosotros y poco a poco otro cuento fue fluyendo. He de decir que ellos me ayudaron un poco, sin la creatividad de los niños, los cuentos no serían lo mismo.



     Me fui de allí contenta de llevarles a los más peques un poquito de la historia de su ciudad, un trocito de la Alcazaba. He de decir que cambié un poquito la historia, casi que me inventé un cuento nuevo. Pero bueno, como es mío, puedo hacerlo.

     

12 comentarios:

  1. Que cierto es que a cada uno le gustan cosas distintas. Si tengo que ir yo a la escuela, me llevo al lobo feroz conmigo. Es broma, pero no me gustan los niños tanto como a ti. Y si me siento en el suelo como tú, no me levantan ni con grúa. Cosas de la edad.
    Pero se te ve y se te lee disfrutar de lo lindo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja no te creas que a mí me costó levantarme. Se me durmió el pie y tuvve que esperar a que despertara, jajaja.
      Pero tienes razón cada uno lo que le gusta. Menos mal que gustos como colores.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Ya veo que aunque reacia a ir, al final mereció la pena, me alegro mucho y es que contarles un cuento a los niños siempre es una experiencia muy enriquecedora, y esta bien eso de adaptar el cuento a ellos, para eso es tuyo y las que escribimos siempre tenemos la gran suerte de tener una imaginación que nos permite poder recurrir a distintos enfoques y adaptaciones. un beso. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues parece mentira, pero yo de imaginación no ando sobrada, jajaja.
      La verdad es que me cuesta inventar historias. Parece mentira, pero no lo es. Admiro a los escritores y a las personas que les salen sin más.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Maravilloso este encuentro con los niños, son esponjas y ellos saben en todo momento entender lo que les cuentan. Seguro que tu cuento les hizo felices y que estuvieron contentos con tus historias. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ellos tenían unas caras de felicidad que no se paga con nada.
      Me lo pasé muy bien.
      UN besillo.

      Eliminar
  4. Qué bonito María, tuvo que ser super entrañable tener a esos chiquitines delante de ti, atentos y expectantes a tus palabras.
    ¡Qué guay!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad e sque si, me encanta tenerlos delante de mí mientras les cuento cosas y me miran fascinados.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Muy bonito Maria, se te ve disfrutando,preciosas fotografías y seguro que lo pasaron de fábula. A mi me encanta esa curiosidad que tienen los niños, ese hipnotismo con el que los cuentos parecen llegarles.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, a mí también me encanta, la verdad es que son muy agradecidos. Y sus caritas lo dicen todo.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Qué experiencias tan bonitas estás teniendo a raiz de haber escrito tu libro de cuentos, María. Todo eso que te aporta y que no tiene que ver con el dinero, es pura ganancia :)) ¡Me alegro mucho por tí!

    Un beso de martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que son muy buenas experiencias. Me lo estoy pasando muy bien. Y tienes razón son pura ganancia. Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.