1/4/17

Otros Mundos. El mundo de Josep Mª Panadés.

     Hoy os traigo un nuevo mundo, esta vez se trata de Josep María  Panadés. Un escritor muy prolífico que además de tener abiertos tres blogs Cuaderno de bitácora, Retales de una vidaEn catalá si us plau ha publicado ya la friolera de dos libros. Espero que disfrutéis de sus letras igual que lo hago yo.



     ¿Cuándo y por qué abriste los blogs? ¿Por qué les pusiste esos nombres?
 

      El primer blog que vio la luz fue “Retales de una vida”, un regalo de cumpleaños de mis dos hijas. Eso fue en junio de 2013. Yo llevaba dos años prejubilado y, tras escribir unas memorias noveladas, que me llevaron más de un año, destinaba mi tiempo libre a la escritura de relatos basados en vivencias y reflexiones personales. Conociendo, pues, mi afición, mis hijas diseñaron a escondidas el blog y lo bautizaron con ese nombre porque, en principio, debía estar destinado al mismo tipo de relatos intimistas que había estado elaborando hasta entonces. Y así fue durante un tiempo.

     Recuerdo que cuando me dijeron, no sin cierto misterio, que el regalo consistía en un blog para que escribiera en él cuanto pasara por mi mente, entendí que se trataba de un bloc. ¡Menuda decepción la mía! Debía ser de un tamaño descomunal o estar revestido de filigranas, pensé, para que fuera un obsequio por mi sexagésimo tercer cumpleaños. Obviamente, no tenía ni idea de lo que era un blog. Cuando me lo mostraron y comprendí su verdadero significado y valor, emprendí de inmediato la tarea de “rellenarlo” con lo que hasta entonces había estado escribiendo en solitario y sin haberlo compartido con nadie excepto con algunos miembros de mi familia.

     Al cabo de dos meses, mi mujer, mi más fiel seguidora y admiradora (en lo que a escribir se refiere), me dio la idea de pasarme a las historias de ficción, algo que siempre me había atraído. Y, como casi siempre, le hice caso. Así pues, en septiembre de ese mismo año escribí mi primer relato de suspense, “El sueño de Antón”, y a este le siguieron más, abandonando los textos de inspiración biográfica. De este modo, el blog viró hacia lo que es ahora, un reducto para lo imaginario, la fantasía y la ficción. Hubiera podido cambiarle el nombre para adecuarlo a su nuevo contenido, pero, en lugar de eso, mantuve su nombre original porque intuí que “Retales de una vida” iba a ser el buque insignia al que dedicaría más tiempo y esfuerzo y quería que conservara el nombre con el que mis hijas, sus creadoras, lo habían bautizado.

    Pero como no deseaba abandonar definitivamente los textos reflexivos y más personales, ni mezclar realidad y ficción, opté por crear un nuevo blog, que yo mismo diseñé, al que puse el nombre poco original de “Cuaderno de bitácora”. Porque iba a ser eso, una especie de diario personal, como el cuaderno del capitán donde éste registra lo acaecido en su nave y que sea digno de contar. En noviembre de 2013 publiqué en él la primera entrada titulada “La vida en un soneto”.

     Pero como no hay dos sin tres, a la vez quise crear un blog en mi lengua materna (en realidad paterna), el catalán, y con el que tampoco hice un derroche de imaginación al elegir su nombre: “En català si us plau” (en catalán, por favor). Era una forma de reivindicar mis orígenes y retarme a mí mismo a escribir en un idioma que, por mi edad, no tuve ocasión de aprender en la escuela y que, desde niño, prácticamente solo utilizaba en el lenguaje oral. Debo reconocer, sin embargo, que no lo he cuidado lo suficiente para hacerlo crecer todo lo saludable que se merece, por falta de riqueza lingüística por mi parte y por falta de tiempo (mantener tres blogs no es tarea fácil) e ideas. Tampoco ha tenido la acogida esperada entre los lectores catalanes, que son muy escasos, o no he sabido difundirlo convenientemente. El caso es que existe y de momento sigue vivo, aunque con una vida latente. Últimamente he publicado en él, traducidos al catalán, relatos que tuvieron una buena acogida en castellano y aun así no he logrado revitalizarlo. Por lo tanto, su futuro es muy incierto.

     Tienes tres blogs, uno más bien para relatos, otro más reflexivo y otro en catalán. ¿Nos hablas un poquito de lo que podemos encontrar en cada uno de ellos?

      En el blog de relatos, “Retales de una vida”, publico historias de ficción de todo tipo y género: suspense, aventuras, terror, ciencia ficción, humor, romántico, etc, Generalmente son relatos breves, algún que otro microrrelato, pero alguna vez he recurrido a relatos bastante más largos que he publicado por episodios.

      El blog, digamos reflexivo, “Cuaderno de bitácora”, está dedicado, tal como reza el encabezado de su portada, a compartir ideas, reflexiones y vivencias personales, generalmente reales y a veces imaginarias pero con visos de realidad.

      Y, por último, en el blog en catalán, se puede encontrar un batiburrillo de relatos y reflexiones. Viene a ser una mezcla de los dos anteriores, pero en mi lengua vernácula. De hecho, como ya he indicado anteriormente, en más de una ocasión he incluido textos traducidos del castellano, que habían sido previamente publicados en los otros blogs, aunque en alguna ocasión también he actuado a la inversa.

     Cuando escribes relatos, ¿con qué género te encuentras más a gusto?

      Dos son los géneros con los que me siento más a gusto: el de suspense y el de terror, pero ello no significa que sean los que más escribo. Puede parecer un contrasentido, pero como funciono a impulsos y escribo la primera historia que se me pasa por la cabeza, me lo paso igualmente bien con cualquier otro género. Depende mucho de mi estado de ánimo y de aquello que ha hecho saltar la chispa. Pero si no hay nada a mi alrededor que me inspire un tema en concreto y tengo que echar mano de mi imaginación, entonces prefiero inventar una historia “de miedo”, como decía cuando era niño.

     Las reflexiones de Cuaderno de bitácora, ¿son una forma de desahogarte?

      Normalmente las entradas que publico se refieren a temas que me preocupan, me incomodan, que deseo analizar o criticar, que siento la necesidad de compartir porque he visto o leído algo que me ha resultado muy llamativo, curioso o alarmante, como podría ser un mal hábito muy extendido, un comportamiento antisocial o unas, a mi parecer, desafortunadas declaraciones públicas de quien debería dar ejemplo de sensatez y ecuanimidad. En tales casos mis reflexiones son, sin duda alguna, una válvula de escape.

     Cuando escribes algún relato por capítulos, ¿los escribes de un tirón y luego los publicas o vas escribiendo sobre la marcha?
 

     De todo hay en la viña del Señor. Por lo general, me pongo a escribir a partir de una idea, de un “proyecto” de historia, pero casi nunca sé cómo terminará, ni siquiera cómo se desarrollará. Voy improvisando sobre la marcha. Muchas han sido las veces que el relato, una vez acabado, no se parece casi en nada con la idea original pues, a medida que avanza la escritura, han ido apareciendo otras ideas que me han obligado a dirigir la trama hacia un rumbo distinto.

      Nunca, que yo recuerde, he escrito un relato de un tirón, entendiendo como tal que no he necesitado hacer un alto para reflexionar sobre lo escrito, replantearme la historia o introducir algún cambio. Salvo casos excepcionales, en los que he escrito un relato muy breve en un solo día, generalmente empleo varias jornadas. Incluso ha habido relatos ─especialmente en los más largos─ que he tardado más de una semana en terminarlos, pues se había complicado tanto la trama que no sabía por dónde tirar. Han sido casos en que me ha dado la impresión de que han sido los personajes, y no yo, quienes me han guiado a lo largo de la historia.

     El primer relato con mayor grado de improvisación y complejidad fue el titulado “El incunable”, publicado en cuatro episodios (del 8 al 22 de diciembre de 2015). Cuando completaba un capítulo no tenía ni idea de lo que seguiría a continuación. Más tarde repetiría esa misma experiencia con “La urna”, otro relato de terror en cinco capítulos (del 18 al 27 de mayo de 2016). Fueron ambos unos retos autoimpuestos que llegaron a hacerme creer que no sabría cómo darles continuidad, aunque, en el fondo, pensaba que se me encendería una lucecita (¿la sobrevalorada inspiración?) que me guiaría hasta el final. Como así fue.

     Has publicado dos libros. El último hace poquito. Háblanos un poquito de ellos y de tu experiencia.
 

      Efectivamente. He publicado dos recopilaciones de relatos, ambas en Amazon. La primera, a finales de 2014. Con el título “Ahora que ha parado de llover”, contiene una selección de cincuenta relatos cortos, que publiqué en “Retales de una vida” entre junio 2013 y enero de 2014. En un principio, no tenía intención de recurrir a su publicación, así que encargué a “Nuevos Escritores”, una división de Éride Ediciones, dedicada a la autoedición, unos pocos ejemplares para obsequiar a amigos y familiares. A las pocas semanas, uno de esos amigos lectores me animó a publicarlo para la venta, pero solo me atreví a hacerlo en formato electrónico y utilicé Amazon como plataforma para llevarlo a cabo.

      La segunda recopilación, titulada “Irreal como la vida misma”, contiene cincuenta y tres relatos, algunos de ellos bastante más largos, y ha sido publicada también en Amazon, estando a la venta desde el pasado mes de diciembre, tanto en formato en papel como electrónico. Si bien “Ahora que ha parado de llover” contiene también relatos “intimistas” basados en vivencias personales, los primeros que escribí y que inauguraron mi blog de relatos, y algún que otro poema, el contenido de “Irreal como la vida misma” es pura ficción, recorriendo, como es mi costumbre, todo el espectro de géneros que antes he mencionado.

     ¿Te presentas a los concursos literarios?
 

      Hará unos dos años, decidí presentarme a varios concursos de relatos. Creo recordar que fueron doce. No gané ningún premio, ni siquiera de consolación, pero en seis casos ─en los que detrás del concurso había una pequeña editorial encubierta─ quedé finalista, lo cual implicaba que el relato pasaba a publicarse en una antología junto a otros cincuenta o más relatos finalistas. Si el autor lo deseaba, solo tenía que comprar tantos ejemplares como deseara. Y como la inexperiencia y el ego juegan normalmente a favor de las editoriales convocantes de este tipo de certámenes y en contra del bolsillo del satisfecho concursante, pues piqué el anzuelo y me hice con esos ejemplares. En el blog “Cuaderno de bitácora” hable de esta experiencia en la entrada titulada “el negocio de algunos concursos literarios” (19/03/2015).

      Tras esa experiencia basada en mi inexperiencia (hay que saber seleccionar las entidades organizadoras de esa clase de eventos), estuve algunos meses en el dique seco de los concursos. Me convertí en un incrédulo. Hasta que emprendí de nuevo esta aventura el pasado año, participando en otros cinco certámenes literarios, ganando un accésit en el certamen “Junto al Fogaril”, organizado por el Ayuntamiento de Ainsa (Huesca) y cuyo relato ganador, titulado “La vuelta: Al final se hizo la luz”, forma parte de mi publicación “Irreal como la vida misma”.

      Ello me ha devuelto un poco la confianza y en lo que va de año me he presentado a seis concursos, tres de ellos ya fallados (en cuanto al fallo del jurado y al mío por no haber ganado nada) y los otros tres esperando el veredicto. Actualmente estoy escribiendo un relato para un concurso recientemente convocado.

     Los concursos literarios son, en mi opinión, algo más complejo de lo que parece a simple vista. Aun presentándote a certámenes serios, hay mucha competencia (en algunos se presentan más de mil relatos) y de alto nivel. Hay escritores que se dedican casi exclusivamente a presentarse a concursos literarios y han adquirido una gran experiencia en torno a ellos. Desde luego, no es lo mismo participar en uno cuyo premio consiste en cien euros, en un diploma o en ver publicado el relato en una antología, que en un premio en metálico de tres, cuatro y hasta seis mil euros.

    ¿Qué redes sociales usas para publicar?

     Una vez publicado un relato en mi blog, lo comparto en Facebook, Google + y, recientemente, en twitter, aunque esta última aplicación la tengo muy abandonada.

     Dentro de Google+, ¿utilizas comunidades? ¿cuáles son tus favoritas?

      Debo reconocer que no soy muy activo participando y utilizando estas comunidades. Por afinidad, comparto prácticamente todo lo que publico en “Blog de Relatos (desde 2012-2013)” y “Relatos extraordinarios”. Pero tendré que plantearme utilizar otras de las que, de hecho, soy miembro, como, por ejemplo, “Escritores” y “Escritores sin ombligo”.

     En cuanto a leer sus publicaciones, debo reconocer que, dada la gran cantidad de blogs que sigo, dentro y fuera de esas comunidades, no tengo apenas tiempo para abarcar todo lo que quisiera.

      ¿Te parece que está mejor ahora el mundo editorial con el mundo virtual o antes que solo existía la forma tradicional de publicar?

      Sin duda alguna, prefiero las vías actuales para publicar, pues permiten a muchísimos más autores darse a conocer. Las editoriales convencionales, sobre todo las de gran tirada, funcionan como empresas cuyo único objetivo es la rentabilidad, el afán de lucro. Entiendo que no son una ONG, pero considero que deberían invertir tiempo y esfuerzo en apostar por los autores noveles.

      La irrupción de ese nuevo mundo literario virtual, ha venido a llenar ese vacío y a suplir esa desidia editorial. Algo que en los EUA hace años que funciona, como es la auto-publicación, aquí se menospreciaba. Quien recurría a este sistema era considerado un autor de escasa calidad, al que ninguna editorial le daba crédito. Ahora esto ha cambiado gracias al gigante Amazon y a un cada vez mayor número de editoriales modestas que ven en ello una oportunidad de negocio. Tanto es así que el grupo editorial Planeta acaba de lanzar una plataforma para la autoedición “Universo de letras”, para que los escritores noveles puedan ver publicadas sus obras.

      Despídete con una frase, una película o una canción.

     Me despediré con una frase de una película:
“Sayonara baby” (Terminator 2), pero con buen rollo, no como en la película.



    Aquí no acaba el Mundo de Josep, podéis encontrarlo en sus blogs, libros y redes sociales. Os recomiendo su lectura, sus reflexiones intensas y sus relatos llenos de giros que os sorprenderán. Una lectura amena que os introducirá en mundos que ni siquiera hubieráis imaginado.

   Os espero en el próximo mundo.


18 comentarios:

  1. Bueno, María. Como protagonista de esta entrada, debo ser el primero en dejar un comentario, cómo no, jeje
    Te agradezco, en primer lugar, la deferencia que has tenido al pensar en un servidor para ocupar este espacio que destinas para entrevistar a tus compañeros de letras, y en segundo lugar por los elogios que dedicas a mis blogs y a mi persona.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por participar en mis otros mundos. Me encanta teneros por aquí y daros a conocer a los demás. ¿No te pasa que cuando te gusta mucho una cosa siempre quieres compartirla? Pues a mí me pasa con vosotros.
      Un besillo y gracias de nuevo, ha sido todo un placer.

      Eliminar
  2. Doy fe que Josep Mº Panades es un buen escritor, le sigo en los blogs y he comprado su segundo libro " Irreal como la vida misma" que lo tengo en la cabecera de mi cama y cada noche leo un relato. Y lo comparto con mi marido que él lo lee de día. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no sé si podría compartir libro Mamen. Lo hice una vez y no salió bien, jejeje.
      Pero si, Josep es un muy buen escritor.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Muy buena entrevista y así he conocido a una persona a la que veo mucho comentando en vuestros blogs.
    Madre mía, tres blogs!! Bueno yo también tengo tres, pero dos casi abandonados y uno de ellos es profesional. Los de Josep María están muy al día, salvo el catalán que se remonta a mes y medio, pero aún así es muy reciente.
    Me pasaré más a menudo por tus blogs, Josep María. Ah, y suerte en esos concursos no fallados aún.
    Un beso a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la verdad es que si con uno me falta al aire, no sé que haría con tres es todo un trabajazo.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Enhorabuena a los dos, la entrevista me ha encantado y me ha gustado mucho saber mas cosas de Josep Mª. Otro mundo genial. Un abrazo! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ramón. Poquito a poco todo fluye.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. ¡¡¡Hola!!!
    Sigo dos de los blogs de Josep María y soy fan, escribe genial, muy variado y siempre consigue engancharme, y menudo mérito mantener tres blogs.
    Respecto a concursos, que no desespere que ya tendrá suerte, yo evito las editoriales, no me fío, mejor de ayuntamientos o asociaciones.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es variado y escribe muy bien.
      Lo de los concursos, cuando te presentes a una editorial, te dice claro que luego editarán libros. Pero claro yo también caí en un par de ellos. Jajaja. El ego del escritor supongo...
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Tres blogs, madre mia, lo desconocía, y sigo uno pero prometo pasarme por los otros dos en cuanto me sea posible.
    Me gusta mucho como escribe y engancha mucho.
    Gracias María por esta entrevista. un abrazo a ambos. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que engancha. Sus relatos son absorbentes y enganchan, como bien dices.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Una entrevista genial por la parte que os concierne a cada uno, María y Josep. Si cuando Josep escribe relatos me deja "prendada y prendida" de sus palabras, ahora ha sucedido otro tanto. Siempre es interesante saber más acerca de los compañeros de fatigas en esto de "alimentar" un blog, pero si además el compañero es un autor al que admiras y tiene tantas experiencias interesantes que contar, se van sumando puntos :)

    Yo he tenido la suerte de poder leer el segundo recopilatorio de relatos publicado por Josep y aprovecho la ocasión para decir que me encantó y para recomendarlo.

    He pasado un ratito estupendo con los dos, ¡muchas gracias y un beso a cada uno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de haberte entretenido y traerte cositas de Josep que no conocías. Este es el milagro de estas cosas, nos conocemos más a fondo.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Otro compañero al que sigo y creo que gracias a otro bloguero catalán.Empecé conociéndolo con su cuaderno de bitácora, pero dada mi afición por lo referente a los relatos imaginativos me pasé rápidamente a retales de una vida donde nos atormenta con sus relatos por entregas, y digo que nos atormenta porque nos deja pendientes del hilo de lo narrado hasta que el quiere.
    Una persona muy entregada a la causa de las letras y un gran compañero.
    Un gusto leer vuestras preguntas y respuestas. Un beso para ti María y un abrazo para Josep como acostumbro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, sus relatos por entregas enganchan.
      Me alegro de que te haya gustado.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. De Josep puedo decir que es un buen escritor, un buen amigo y mejor persona, y todo esto lo digo a boca llena, pues ambos mantenemos una estrecha relación de amistad y camaradería desde que nos conocimos hace tres años, si mi memoria no me falla. Gracias, María, por descubrir a tus lectores a Josep y su arte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O sea que tenéis una relación más allá de las pantallas. Genial, es divertido también conocer los blogs que leemos.
      No queda mucho que decir, solo corroborar lo que dices.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.