24/4/17

Cuentacuentos en el CEIP Buenavista

     Todo empezó con un correo. A mi bandeja llegó uno nuevo que no reconocía la procedencia. Lo abrí curiosa, pronto esa curiosidad fue cambiando a alegría, me iba emocionando mientras leía. Me invitaban a un colegio a hacer una actividad con los niños de infantil con mi libro "Cuentos de la Alcazaba de Almería para niños". 


     Parecerá una tontería, pero ese día la sonrisa no se me borró de la cara. Me hacía ilusión que me llamarán de un cole y supieran de mi libro sin yo haber llamado primero. Por supuesto, como podéis adivinar dije inmediatamente que si.

     Mi contacto resultó ser una seño de infantil llamada Esperanza. Quedé con ella un par de veces antes de ir al cole, y en cuanto la vi, la reconocí. Ella tiene ese halo especial, esa magia interior que desprenden las seños de vocación, y más concretamente las de infantil. Seguro que sabéis de lo que hablo. 

     Le propuse mi idea con ellos y todo le pareció bien. Desde el principio me lo puso muy fácil.

Cuentacuentos en el CEIP Buenavista     El día llegó y mis nervios ya estaban haciendo de las suyas. Llegué con las indicaciones de Esperanza, que me esperaba en la puerta y pronto fui llevada al cole. Presentaciones varias después empezamos la actividad. No me di cuenta en ese momento, pero me hicieron un dibujo precioso de la portada de mi libro a tamaño poster que luego me regalaron.


      Hicimos dos grupos y pronto empezaron a llegar los peques. Todos me miraban y algunos me contaban sus historias, me enseñaban sus tenis nuevos, su camiseta de spiderman, me contaban que su abuela se había muerto,... ya sabéis, sus cosas importantes. 


     Les conté un cuento, y cantamos una canción para Galiana, con la gran sorpresa de que algunos ya se la sabían. Y es que una seño espía había venido antes a verme a la Alcazaba y se la había aprendido. (Es bueno tener seños espías). Me hizo mucha ilusión. Hicimos nudos, para salvar al cristiano y jugamos a algún juego. Pero sobre todo nos divertimos mucho. 



         También pudimos ver a Galiana en su ventana, y todos, uno por uno la pudimos tocar.

      Luego tocó el turno a las preguntas, ellos querían saber más de mí, y yo me dejé preguntar. Algunas preguntas me hicieron reír, otras me impactaron, pero todas me encantaron. Algunas de las preguntas que me hicieron fue ¿Por qué escribiste sobre la Alcazaba? ¿Qué tengo que hacer para ser un gran escritor? o ¿Qué amigos famosos tienes? Ahí me quedé en blanco, ¡madre mía! ¡Estos niños piensan que soy famosa! Al único que se me ocurrió nombrar fue a Jesús Muñoz, que aunque no es amigo mío, sabía que iría al cole al día siguiente, (Jesús perdona esta pequeña mentirijilla).


     Esperanza y las demás seños me tenían una sorpresa guardada, me regalaron una rosa y una taza personalizada para mí con la mascota del cole y mi libro. Fue muy especial, sobre todo porque sin saberlo habían dado en el clavo, me encantan las tazas. Por supuesto la estrené enseguida.

 





    Tocaba el turno de las firmas y de las fotos, así que me dispuse a firmar los libros que me traían y a hacerme fotos con cada uno de ellos. Fueron muy cariñosos y pacientes.

    Cuando acabamos, una nueva sorpresa me esperaba en la biblioteca, un gran desayuno preparado para mí y las mamás del Ampa que me esperaban con una gran sonrisa haciéndome sentir una más de ellas. Ya con la barriga llena, Esperanza me enseñó el colegio tan estupendo que tienen, los pasillos llenos de actividades de los peques, y las clases preciosas. Nos hicimos unas cuantas fotos más de grupo y salí corriendo a recoger a mis peques que ya salían.

    Los niños me hicieron algún que otro dibujo en mi libreta de firmas y otros que me mandaron por mensajito.


      Me encantó esta experiencia, un colegio con un gran ambiente contagioso, desde el director, el conserje, hasta las seños, pasando por el Ampa, y por supuesto su alma, los niños. Unos pequeños muy cariñosos y agradecidos que en cuanto me veían me abrazaban y me daban besos o me traían flores. Solo me queda desde aquí dar las gracias a Esperanza por ser mi guía en este camino y por hacerme sentir como en casa, y a todo el colegio por ese gran recibimiento.



     

8 comentarios:

  1. ¡¡¡¡¡Hala menuda experiencia!!!! Y tener una profe espía mola mucho. Ser profe tiene que ser vocacional, como muchas otras cosas, pero enseñar tiene que serlo sí o sí.
    Un besín y me encantan las fotos, qué bonito todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es que las profes y seños vocacionales son de lo mejor, y si encima te encuentras con una seño espía ya ni te cuento.
      Me lo pasé muy bien.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Ainssss qué bonito todo lo que viviste ese día, María. Me alegro mucho de que hayas tenido una experiencia tan gratificante como escritora y como madre, porque desde luego se nota que te encantan los críos. Ojalá que se corra la voz y haya muchas más iguales de buenas. ¡Harás una gran colección de tazas! (a mí también me encantan, por cierto).

    Un besito y enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy tengo un montón de tazas, y es que me encantan. No puedo evitar comprar una cuando voy a algún sitio. Ya ni las miro. No me caben. Me encantan los niños, no lo puedo evitar, y me lo paso genial con ellos haciendo actividades. Pero es agotador, no sé como lo hacen los profes. Tienen el cielo ganado, jajaja.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Me imagino que debe ser muy agradecido tratar con niños. Dejad que los niños se acerquen a mí, jeje
    Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii los niños son de lo mejor, ellos siempre agradecen cualquier muestra de cariño que les des. Y a mí me encanta jugar con ellos.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Que emocionante tu experiencia. La verdad que el mundo de los niños es gratificante y lleno de sorpresas inesperadas. Te estás haciendo famosa sin querer y tienes a las mejores promotoras de tu trabajo: Las profes espías...
    Por cierto cuando la próxima vez te pregunten sobre tus escritores conocidos, méncionanos a alguno de nosotros para que seamos reconocidos en esos mundos infantiles. Je,je
    Besos y mi enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji la verdad es que me preguntaron simplemente por famosos. Ellos esperaban que dijera algún famoso de la tele. Pero claro cuando me pregunten por escritores famosos seréis los primeros. Y lo de famosa... eso como sabéis en esta profesión es secundario. Aquí hay mucho buen escritor y hacerse un hueco es una ardua tarea, pero lo intentamos.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.