7/3/17

Mi último amanecer



                Mientras salía el sol permanecí allí sentado, mirando aquello que siempre se me había negado.
Aquel sería mi último amanecer, y el primero después de muchos siglos sin notar el calor de aquella esfera brillante. La había perdido y la eternidad no significaba nada si no estaba con ella.
                Abrí bien los ojos para ver el amanecer. Una silueta se dibujó delante de mí. ¿Estaba viva? Demasiado tarde, mi cuerpo se convirtió en cenizas.


13 comentarios:

  1. ¿Vampiro enamorado?
    ¡Ahhhh! eso de no poder contemplar amaneceres es e por si un castigo eterno. Mejor la muerte.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, con los bonitos que son. Desde mi casa los veo siempre que quiera, o siempre que me levante temprano, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Lástina no poder ver mas amaneceres. Un buen micro Maria. Besillos

    ResponderEliminar
  3. Ayyyyy no ver el amanecer es un castigo.
    Besos y me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      Pues si, un gran castigo.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegrod e que te haya gustado.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Ya, Francisco, pero es que la luz del sol te convierte en ceniza y entonces ya no tiene mucha gracia el amanecer. A no ser como método de suicidio.
    Genial María. he tenido que leerlo tres veces y reflexionar un poco para saber de qué iba. Por fin lo he sabido. No sé si lo que he leído es lo que mismo que tú has escrito, pero me encanta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía abierta la pestaña desde hace varias horas y no la había refrescado por lo que solo he visto el comentario de Francisco 🤣😂. De ahí que solo me refiera a él.

      Eliminar
    2. Jijiji a veces pasa, que uno escribe una cosa, y el lector lee otra que no tiene nada que ver. Por eso siempre me ha fascinado eso de interpretar la poesía. Me parece que nunca llegarás a saber lo que de verdad pensaba el escritor cuando la escribió.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Por lo menos tuvo una muerte poética. Hay otros a quienes se les niega de todo, incluso eso: acabar su vida de forma bella y elegante.

    Saludos y saludes, encantadora!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso tienes razón, y esuna pena que eso siga pasando.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.