17/3/17

La cita. Capítulo 16.



Sinopsis: A la luz de una farola se encuentran tres personas que han recibido misteriosos sobres que los invitan a una cita. Pronto descubriremos que no son los únicos, alguien más ha recibido esos sobres. La señora Arias está detrás de todo esto. Ahora tendrán que descubrir para que están citados y qué relación tienen entre ellos. Todo en el ambiente de un viejo caserón que guarda secretos de su pasado.

                Todos se quedaron en las escaleras en silencio. Sabían que si Hugo se iba lo haría por ahí. Pero no sabían porque había subido a su habitación. Lo único que habían traído consigo eran sus móviles y los tenía Manuel.
 
                Hugo entró en su cuarto cerrando la puerta de un portazo. Empezó a dar vueltas de un lado a otro sin mirar nada ni fijarse en nada. Solo quería tranquilizarse. Pero ese estado solo le traía más desasosiego. Imágenes se cruzaban por su cabeza, un niño llorando en su cama, un hombre gritándole mientras se intentaba centrar en algo que tenía delante, horas encerrado en una habitación solo, exámenes y exámenes que hacía sin parar, médicos haciéndole pruebas de todo tipo, y paz mucha paz alrededor de cuatro niños más.

                Las imágenes se distorsionaban con aquel día, cinco niños en el césped tumbados, cuatro adultos en la misma posición. Un niño agarrado al marco de la puerta de su habitación, mientras tiraban de él, dentro otro niño lo miraba con lágrimas en los ojos, era Lucas. Instintivamente miró a la puerta que seguía cerrada.

                Poco a poco las imágenes se iban sucediendo como una película de su vida. Se sentó en la cama para no caerse, el temblor de sus piernas le hacía imposible seguir en pie.

                De repente se acordó de su padre, un hombre de cincuenta años con traje y sombrero lo esperaba al lado de un coche negro. Él se subió resignado a enfrentarse a su nueva vida, sin olvidar todo lo que dejaba entre aquellos muros. Su padre lo miró sonriente y le revolvió el pelo. Él le devolvió la sonrisa.

                Otro viaje bajo la lluvia tiempo después para volver al mismo lugar, no sabía porque volvía, pero recordaba estar deseando volver a ver a sus amigos. Su padre miraba serio por la ventana, sin articular palabra. Era noche cerrada, él bajó del coche, pero su padre no. Pensaba que lo dejaría de nuevo allí, que no le había gustado.

                Aquellos recuerdos eran menos claros, recordaba cables, dolor, como descargas eléctricas por todo el cuerpo, e imágenes de los últimos meses con su padre, mezcladas con todo aquello. Se despertó en su cama dos días después, con su padre aferrándole la mano, sin acordarse de nada de lo que había pasado días atrás, ni de sus años en el colegio.

                Le dijeron que había sufrido un accidente y que había perdido parte de su memoria. Él no dudó. Y fue feliz en la vida que su padre había marcado para él. Recordaba toda su vida con él, sus pequeños momentos juntos en la biblioteca, sus consejos de padre sobre las chicas, sus ratos en la oficina,…

                Sacudió su cabeza y se dio cuenta de lo que le había pasado, no podía irse de allí sin encontrar todas las respuestas. Ahora sabía que las personas que había abajo eran su verdadera familia, las únicas que sabían lo que él había vivido, las que sabían cómo se sentía en ese momento.

                Bajó las escaleras y se los encontró en aquel porche de nuevo. Lucas estaba de pie apoyado en una columna, él lo miró y se acercó. Sin mediar palabra lo abrazó y empezó a llorar, a llorar por ellos, por la tensión acumulada, por lo que les esperaba por saber, por lo que no sabían y por lo que sí, lloró por la pérdida de su hermano, de sus hermanos. Lucas lo agarró fuerte y le acaricio la cabeza. Ágata los miraba con lágrimas en los ojos mientras agarraba la mano de Pedro sentado a su lado.


La cita

12 comentarios:

  1. Hugo empieza a recordar lo que pasaron en aquel orfanato, y parece ser que no solo eran huérfanos a la espera de la adopción. Me olía algo relacionado con alguna clase de experimentación sobre los protagonistas, en sus olvidadas infancias, y creo que no voy desencaminado.
    ¡Abrazo, María! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues parece que algo te hueles, jejeje. Será por eso lo de Hermano de Letras... ya nos conocemos.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Es buena idea poner un resumen de lo anterior. Yo ya he tenido que leer capítulos pasados para recordar alguna cosa. Pero da igual así me entero mejor.
    Se está poniendo al rojo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno haré recopilación en breve para que podáis leerlo si queréis del tirón. Son muchos caítulos, pero cortitos.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Pues sin duda el misterio y la intriga ha alcanzado cotas muy altas, pues lo que parecían recuerdos de una infancia olvidada y vivida en común se está transformando en algo mucho más intrigante y quizá terrorífico. Por un momento pensé que el niño era devuelto al orfanato por su padre adoptivo porque éste había desestimado la adopción, porque algo en el niño no le había gustado, pero lo de los cables....
    Un relato que de una amenidad intrigante ha pasado a una intriga atrapadora.
    Ya me tienes en ascuas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro de mantenerte intrigado, la verdad es que no sabía si lo conseguiría. Espero seguir con la intriga hasta el final y que os guste como acabe, que no lo sé ni yo, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Esto sigue con intriga. Yo pienso que se están encontrando al paso de los años con aquella infancia que unos mejor que otros tienen en su recuerdos. Esos niños que se separaron a partir de ese momento, cada uno se fue con una distinta familia de adopción. Pero en ese orfanato han vivido experiencias que olvidaron o le hicieron olvidar y al volver recuerdan que algo pasó alli. Esperaremos al próximo capítulo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, no podía haber mejor resumen que el que has hecho. A ver si os gusta el final que ya está cerca.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Lo de la sinopsis es buena idea, porque vamos muy adelantados y siempre viene bien mantener una visión de conjunto. Veo que estás lanx

    ResponderEliminar
  6. Me está volviendo loco el editor de los comentarios... Decía que estás metiendo una línea de misterio más acusada que, como dice Edgar, nos conduce a algo bastante má escabroso. Seguiremos leyendo para saber en que termina todo
    Besos María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que esta línea os mantenga atentos y os guste.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.