23/2/17

Qué hacer cuando no llega la inspiración



  

                ¿Qué hacer cuando uno no sabe de qué escribir o la inspiración no le llega?

                Pues sinceramente, no tengo ni idea. ¡Eh! Pero no os vayáis. Que no sepa que hacer, no quiere decir que no tenga ideas para conseguir que las musas entren de nuevo en nuestras cabecitas locas de escritores. Porque si he de ser sincera, leo mucho sobre estos temas, de blogs que nos ayudan a como ser escritores, y leyendo también blogs de escritores, he llegado a una conclusión:


                Cada escritor es de su padre y de su madre, es decir, todos somos distintos. Parece una obviedad, pero no lo es.

                Nos encontramos consejos de todo tipo para escribir, aunque todavía no he oído eso de hacer el pino para que la sangre nos llegue más rápido al cerebro y lo estimule. (Si, es una teoría disparatada, lo sé).

                Lo que sí sé es que no a todos los escritores nos sirven las mismas cosas, ni escribimos de la misma manera ni nos inspiran los mismos sentimientos.

                Así que la única verdad que yo entiendo como una verdad absoluta es que un escritor debe leer mucho y escribir mucho, mucho, mucho. Cuanto más escribas, mejor lo harás, cuanto más leas, más inspiración tendrás y menos errores garrafales cometerás después en tus escritos.

                Pero no quiero dar lecciones a nadie, ni decir algo que lo podemos leer en cualquier parte, porque es verdad que no hay escritor que no diga lo mismo. Leer y escribir.

                Lo que si voy a hacer es deciros que hago yo cuando me falta inspiración. No son verdades absolutas, y no quiere decir que sirvan para todo el mundo, pero a lo mejor os ayudan y os dan pistas  para cuando os pase a vosotros.

·         Lo primero es escribir cosas como estas. No me ayuda a la inspiración mucho, pero por lo menos escribo algo.


·         Ponerme música, eso casi siempre me ayuda. Lo malo es que cuando me pongo música para inspirarme suele ser melancólica o en inglés con lo que me salen textos muy tristes.



·         Siempre llevo una libreta en el bolso, donde apunto todo lo que se me ocurre cuando voy por la calle. Aunque, es verdad que cuando llego a casa esa inspiración primera ha desaparecido, pero bueno, ahí está la idea, en algún otro momento la pensaré. A veces ni siquiera sé porque he escrito lo que he escrito, y ni me acuerdo de haberlo hecho.



·         Soy una cotilla extrema, si, no lo puedo evitar. Me fijo en la vida de la gente, voy paseando y veo a los padres con sus hijos, a las parejas recién empezadas con sus gestos de timidez, a los abuelos, a parejas mayores, a señoras con los carros de la compra,… Y me imagino sus vidas y sus pensamientos, invento o saco conclusiones de sus gestos o si consigo escuchar, de sus palabras. ¿Nunca os habéis parado delante de un edificio y al mirar las ventanas, habéis pensado: “cuántas vidas distintas”? 



·         Además, cuando no tengo inspiración leo, leo mucho, y no solo mi libro de turno (ahora estoy con una saga que no me deja dormir), sino que leo también los blogs que me encuentro por el camino, letras de otros escritores que me ayudan a buscar ideas en mi cabeza.



·         Pero lo que me ayuda mucho a la inspiración, y que sé que tarde o temprano algo saldrá, es escribir. Parecerá una tontería. Pero yo me siento delante de una hoja en blanco y empiezo a escribir lo primero que se me ocurra. Da igual, lo que sea, una frase o una palabra. Empiezo lenta y borrando más que escribiendo, pero cuando ya llevo un rato las letras fluyen solas. Para escribir hay que escribir.



                Sé que son cosas personales, pero a lo mejor, dan una idea a aquel que ahora mismo está perdido en busca de algo que le llegue, una palabra o un relato que mostrar. Como he dicho los escritores somos muy diferentes, unos escriben por impulsos y otros mediante técnicas muy estudiadas. Unos necesitan orden y otros el caos más absoluto.

                Y tú, ¿Qué tipo de escritor eres? ¿Qué es lo que te inspira?


24 comentarios:

  1. Gracias por tus ideas. Es verdad que cada uno tiene sus técnicas. yo necesito que me motive algo, a veces es algo soñado o simplemente una idea o una imagen. La música me estorba cuando escribo, pero si la escucho en otro momento puede dar lugar a ideas que después tendré que enlazar para crear una historia.
    Técnicas hay tantas como personas que escriben ¡Ya te digo!
    Besos inspiradores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, técnicas cmo colores. Lo bueno es encontrar la tuya propia y que te sirva. La música que utilizo suele ser en inglés o sin letra porque sino me pongo a cantar y no escribo.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Buenos días María, es la primera vez que vengo a tu sitio. Me ha llamado la atención tu entrada y me tentó a hacer un comentario. Muchas veces me pasa lo que cuentas. En mi caso acudo a ciertos recursos. Los que tú tienes me son útiles, muchas gracias por publicarlos. Yo también me intereso acerca de este tema. Creo, como tú, que lo que no hay que dejar de hacer son esas dos cosas que mencionas: leer y escribir. Cuando a mi me pasa, sigo escribiendo cosas que me parecen horrendas, pero algunas con el tiempo, las retomo y con algunas reformas, quitas y agregados, empiezan a tomar vida propia. No siempre es así pero las veces que me pasa son suficientes para que valga la pena seguir intentando. Bueno, solo decirte que eres una gran escritora y darte las gracias por los consejos para cuando no me venga a buscar esa esquiva inspiración.
    Un saludo.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y bienvenida a mi blog. La verdad es que cada uno tiene su técnica, como bien dices escribir aunque sea horrible lo que haces es la mejor manera.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Buenas ideas, María. Espero que os sirvan a todos los que os dedicáis a escribir y podáis seguir ofreciéndonos vuestros preciosos relatos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si, a seguir escribiendo que es lo que nos toca a los escritores. Sino, no existiían las historias.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Muy buenas sugerencias. Estoy de acuerdo con todas, y algunas suelo practicarlas con frecuencia. Un beso, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Tampoco he descubierto la pólvora, es verdad que las mismas técnicas son utilizadas por distintos escritores.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Te contradices muy rápido, vuelve a leer tu propia receta y quizá te des una ¨idea ¨de lo que recomiendas. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad no recomiendo, pero si me suelo contradecir. Es lo que nos pasa a los escritores que las ideas van y vienen. Y como llegan las plasmo.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Eh! No os vayáis! jajaja, qué gracia me has hecho.
    Ahí te doy toda la razón, cada escritor es de su padre y de su madre. Personalmente no sé cómo lo hago, jiji. Solo sé que cuando me propongo escribir algo, casi nunca me sale nada! Así que prefiero dejar que fluya solo antes que obligarme a ello. Música no, porque si pongo música me pongo a cantar o a bailar, jeje ;)

    Besillo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa como a ti, pero con la música española, me pongo a cantar a grito "pelao", por eo uso música en inglés, o sin letra. ASí ya no canto y me concentro solo en la melodía.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Qué gran verdad que a cada uno le funcionan unas cosas, María. A mí me pasa como a Francisco, que la música me estorba, pero si la oigo en otro momento en el que no esté concentrada en nada, puede que me sugiera alguna idea.
    A mí se me ocurren muchísimas cosas en la ducha o cuando cocino. En el primer caso no tengo dónde apuntar y la mayoría de las ideas se me olvidan, pero en la nevera de la cocina sí tengo una pizarrita y tomo notas o salgo corriendo hacia el ordenador. También cuando hago viajes en coche, que me quedo traspuesta mirando a ninguna parte, me inspiro bastante. En esos casos suelo apuntar en ls notas del móvil.

    Gracias por compartir con nosotros tus técnicas de inspiración. Siempre se pueden probar cosas nuevas :))

    ¡Un besillo de jueves!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El coche es uno de mis grandes alimentadores de idas. Si no fuera po él muchos de mis relatos no los tendría escritos, así que conozco tu sensación. Lo malo es que como soy yo la que conduzco, muchas de esas ideas se quedan por el camino.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Pues i que es verdad, hay que leer mucho y escribir más aunque no te guste lo que escribes en ese momento, te puede valer para otro. Yo hoy ni he leído casi nada y he escrito menos. Estoy sin ratón en el ordenador y no soy capaz de dominar las teclas.Así que hoy podría escribir del cabreo que tengo. Yo suelo inspirarme, cuando viajo, cuando camino, a veces en el tren cuando vengo o voy a algún lugar. Y muchas veces por la noche cuando sueño o no me puedo dormir.Nos has dado unos buenos consejos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff yo cuando me enfado es cuando me vienen las mejores de mis letras. Lo malo es que entro como en una borrachera y cuadno dejo de escribir y vuelvo a leerlo, me da la sensación de que yo no he escrito eso.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. ¡¡¡¡Hola!!!!
    Estoy de acuerdo en todo. Yo soy de las que se fija en parejas, matrimonios, casas llenas de vida...y lo de escribir así sin plan es lo que hago los jueves y generalmente algo sale, a veces mejor y generalmente peor pero algo sale, el caso es empezar.
    Besos y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú escribes muy bien, creo que lo principal de escrbir es pensar que lo haces bien, creertelo. Aunque luego no sea verdad. Pero eso te ayuda a mejorar y a escribir más y más. Ya te digo que a mí me enanta como escribes, y creo que no soy la única. Sino no habrías ganadao tantos concursos.
      Un besillo.

      Eliminar
  10. Muy buenos consejos, María.
    Me gustó el escrito, tiene frescura, entretiene, y además sirve para conocerte un poco más.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que te guste.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Hola, María, encantado de entrar por primera vez tu blog y de leerte, no lo conocía.

    Yo también pienso que para escribir bien hay que escribir mucho, pero sobre todo hay que leer. No hay buen escritor si no hay primero un buen lector. Se aprende de la experiencia y el talento de otros, nuestros maestros favoritos de la literatura. Pienso que la lectura enriquece el vocabulario y la expresión, nuestra sabiduría en general; mientras que la escritura más bien nos permite afianzar lo aprendido, como un ejercicio que potencia nuestro saber, lo que ya tenemos. Para ampliar conocimientos, leo, para afianzar y ejercitar lo aprendido, escribo; ese es mi sistema particular.

    Para mí, las fuentes inagotables de inspiración son las cafeterías, ¡me encantan! Un buen café y una buena lectura o una buena charla con amigos o compañeros, o incluso extraños, es fantástico para encontrar la inspiración. De hecho, mis dos novelas publicadas nacieron de ahí. Una se inició en un artículo de un periódico que trataba de lo cruel que puede ser el acoso escolar y la secuelas sicológicas que provoca, que se amplió en una charla con amigos sobre el tema, y no pude resistir la tentación de escribir algo sobre eso.

    La otra partió de una conversación que tuvieron varias personas sentadas cerca de mí mientras escribía la primera novela en mi cafetería favorita, sobre el extraordinario enganche de nuestro tiempo a los MMORPG, donde millones de personas a diario conectaban a esos servidores de juegos de rol masivos de internet, y pasaban horas y horas de su tiempo, en su vida virtual, sin que entendieran muy bien por qué ocurría eso. Me encanta escribir ideas claves en servilletas de cafeterías, al estilo antiguo, con papel y bolígrafo, no con un smartphone.

    Yo personalmente suelo escribir sobre temas que me interesan especialmente por algún motivo, porque me gustan las novelas que me enseñan algo; no me satisfacen completamente los relatos que después de acabarlos siento que no aprendí nada tras leerlos. Quizás las tramas que elegí no son temas muy comerciales, pero eso no me preocupaba demasiado, nunca pensé ganarme la vida con esto, así que para evitarme tentaciones además las puse gratuitas, y problema resuelto. Simplemente sentí la necesidad de escribir sobre eso y lo hice; las musas debían revolotear a mi alrededor como locas en la cafetería, supongo. Soy muy caprichoso, como puedes comprobar, y no me muevo por la moda o por las tendencias actuales más leídas, sino por lo que me apetece en cada momento, donde salta la chispa.

    María, fue un placer haber compartido contigo mi experiencia personal en algo tan cotidiano en la vida de un escritor como es la búsqueda de inspiración, para poder desarrollar su hermosa pasión por la escritura de relatos.

    Recibe un saludo cordial, y mi enhorabuena por haber abierto un tema tan interesante sobre lo que nos permite iniciar un nuevo relato, la inspiración. Voy a compartir tu escrito con tu permiso, es... "inspirador".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de nada muchas gracias por tus palabras. Gracias or compartir tu experiencia. Estoy de acuerdo contigo en muchas cosas de las que has escrito. Por supuesto leer es lo primero de todo. Leyendo aprendemos sin darnos cuenta, y a la vez nos entretenemos. ¿Hay otra manera mejor de aprender? No lo creo.
      Me parece genial que hayas escrito sobre lo que te remueve, ese es el mejor ejemplo de escritor. A veces nos dejamos llevar por lo que pudieramos ganar (ya sabemos que en este mundo, no mucho). O por lo que está de moda, dejando a un lado lo que en realidad nos motiva. Así no salen buenos libros, los libros buenos son los que se escriben rodeados de musas en una cafetería o en cualquier otro sitio que nos inspiren.
      O por lo menos esa es mi opinión.
      Mucha suerte con tus libros. Seguro que veremos muchos más.
      Un besillo.

      Eliminar
  12. yo lo que suelo usar para inspirarme es llevar conmigo las herramientas, me explico, suelo llevar una libreta pequeñita: moleskine y boligrafo.
    también uso servilletas de papel y empiezo a observar.Soy de los que me siento en una cafetería y observo y observo o en un banco o por la calle o en el trabajo y observo y observo.hasta que levanto como un estandarte mi pluma o bolígrafo y empiezo a escribir. otra cosa que suelo hacer es dejar en la mesilla de noche papel y boli por si viene la musa a visitarme.jeje. me encantan tus pistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Observar, observar, me encanta. Se puede sacar mucho de esos momentos, aunque sean inventados. Pero con solo una mirada te puedes innspirar. Para mí es fundamental la libreta y el bolígrafo o lápiz. No sé escribir en el teléfono, por lo menos por ahora...
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.