31/1/17

El futuro en una carta



                Te quiere, mamá. Así rezaba la despedida de aquella carta. Las lágrimas rodaban por mis mejillas después de haber leído aquellas letras dirigidas a mí.
Letras llenas de dolor, y de amor. Sentada en la mesa de la cocina levanté la vista de refilón, para poder ver a mi madre haciendo la comida mientras tarareaba.

                Ella ajena a todo, ajena a mí, ajena a aquel matasellos fechado veinte años más tarde.

20 comentarios:

  1. ¡¡¡Pufff!!! María me has emocionado imaginando la escena.
    El poder de tus letras es inconmensurable para pintar de recuerdos con cien palabras.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy me vas a poner colorada, muchas gracias por el piropazo. Me encanta escribir micros, es lo que más me gusta. Se ve que por eso se me da bien.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Un adelanto que lo que, tarde o temprano, debe ocurrir. Quizá esa carta llegada precozmente sirva para que, desde ese mismo instante, la hija trate a su madre con un cariño mucho mayor. Cuando se piensa en la pérdida, se agudizan los sentimientos.
    Un micro muy bello y tierno.
    Un beso.
    P.D.- Me gusta este sistema que has adoptado de dejar a la vista un pequeño fragmento del texto para picar la curiosidad del lector.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, cuando perdemos las cosas es cuando más las valoramos. Es importante valorarlas cuando las tengamos, no sabemos cuando nos van a faltar.
      Y lo de dejar solo un trocito, es un truquito que me han enseñado para el blog. Me pareció interesante y lo he colocado.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Precioso micro donde la sensibilidad está en la piel y en el recuerdo de una madre. Feliz día. Besillos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, ¿qué sería de nosotros sin ellas? Las madres son especiales.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Hola María, las secuencias de la brevedad ensalzan las realidades más mágicas..
    Pasa buen día, besos robados....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonitas palabras para mis letras.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡¡¡Hola María!!!
    Me ha encantado, en muy pocas palabras dices tanto...Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, como siempre digo, los micros me encantan.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Ahh! Me emocionaste con tan poquitas palabras. Tu arte no tiene extensión Maria, así como el amor maternal. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh como me encanta veros esas lagrimitas asomar.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Qué maravilla concentrada en tan pocas líneas. Me has puesto los pelos de punta y se me han arrasado los ojos, y te aseguro que no es fácil. Buenísimo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhhh pues no sabes que honor. Es genial poder haceros sentir tanto con mis letras.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Como ya te han dicho los compis, cuánto dices con tan pocas palabras, María. Tu micro es conmovedor y tierno a partes iguales :)

    ¡Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa. Me alegro de tenerte por aquí de nuevo.
      Un besillo enorme.

      Eliminar
  9. Instantes cotidianos de la vida que cobran (y cobrarán) fuerza y valor y significado una vez que ya no se viven.

    Más saludos, María!

    ResponderEliminar
  10. No lo entendía, pero cuando lo he hecho, uf, me ha parecido demoledor. ¡Fantástico!
    Me alegro de que estés por aquí de nuevo, María.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro de que al final lo hayas entendido, y que te haya gustado.
      Poraquí estoy de nuevo y seguiré, hasta la próxima, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.