30/11/16

Despedida de mamá



                Hoy me despido de vosotros en esta sección. Asuntos de mamá cierra sus puertas después de dos años de historia.

                No os voy a mentir si os digo que mientras escribo esto me estoy arrepintiendo de esta decisión, meditada hasta la saciedad, pero que ahora me parece poco pensada.

                Sé que aunque cierre esta parte de mi Mundo en el blog, en mi vida personal seguirá totalmente abierta.


                Empecé este blog gracias a estos momentos. A vivir trocitos de vida que antes no había experimentado. Salió mi lado reivindicativo a poder educar y criar como me diera la gana, sin esas voces inquietas, que se abalanzaban en mi cabeza. No hagas esto así, haz lo otro, estás loca,…

                Ahora seis años más tarde del comienzo de esas voces me siento con la total seguridad de poder decir al mundo: dejad a las madres y a los padres que críen a su manera, como les dé la gana. Bastante difícil es ya esto como para unir más inseguridades al tema.

                Ahora después de dos años de trocitos de mis hijas, de manualidades, de experiencias maternales, de dar el pecho, del colecho o no, de coger en brazos o no, de la educación de este país, de las seños, de guarde, de cole,… después de todo esto y más, cierro esta etapa.


                Después de conocer a madres y padres estupendos, como Madresfera, Papás blogueros, Malasmadres, y todos los que en ellos me he encontrado. Con mucha pena los dejo a un lado, para hacerles visitas, esta vez de tú a tú, con un café en la mano y solo de forma personal. Ya no los buscaré para inspirarme, sino simplemente para guiarme un poco en esta vida de ser padres y madres, que es un mundo loco lleno de dudas.

                Con ellos me he reído, he aprendido y he logrado hacer unas entradas estupendas tuteladas a veces por sus manos.

                Esta será mi última entrada en Asuntos de Mamá, y mientras la escribo un nudo se me engancha en el estómago, unas lágrimas de despedida asoman por mis ojos. Pero sé que es solo un final de un comienzo, con lo que me deja un sabor agridulce.

                Espero que en estos dos años hayáis disfrutado de esos pequeños momentos que he querido compartir con vosotros, que os hayáis reído y os haya llegado al corazón. Espero que hayáis visto en mis letras algo de complicidad, o incluso algún desacuerdo. En definitiva, que se os haya quedado algo mío dentro de vosotros.

                Desde esta entrada solo quiero daros las gracias por haber estado ahí conmigo, en cada momento, compartiendo vuestras experiencias, haciéndome reír y llorar. Gracias a todos por seguir mi mundo y ayudarme en esta etapa de mi vida.

                Desearos desde aquí que disfrutéis al máximo de ser padres y madres, desearos risas y momentos de brillantina, bailes y construcciones, desearos besos pegajosos y abrazos eternos que se hacen demasiado cortos, desearos te quieros sinceros y miradas limpias. Desearos inocencia y sobre todo mucha paciencia, que es el mantra de cualquier madre o padre. Pero sobre todo os deseo estar, estar en todos esos momentos con vuestros hijos.










14 comentarios:

  1. A tus últimos deseos me apunto incondicionalmente. Yo , como padre de jóvenes adolescentes te auguro toda una vida de frutos de amor recogidos, gracias a esa paciencia e insistencia en educar de la mejor forma que sabemos.
    Otras secciones vendrán en lugar de esta, no te apures, son etapas de un álbum de recuerdos que hay que pasar para preparar el futuro.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, otras secciones vendrán, y otras etapas que nos llenarán igualmente. Esta no deja de formar parte de mi historia, simplemente se cierra, para abrir camino a más historia.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Las decisiones tomadas en libertad son irrefutables.
    Estas tomando la mejor decisión porque es tuya. Aun con dudas has llegado a que lo mejor para vos es esto.
    Es un enorme placer "conocerte"
    Y esta demas desearte suerte en todo lo que emprendas pues ya has ganado en tu mejor proyecto: SER MADRE.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. La verdad es que si ser madre es todo un proyecto.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Esta sección de tu blog creo que es la que menos he seguido. Lo de los niños me queda tan lejano que me siento poco mamá (más madre que mamá). Empiezas a hacer los cambios de que hablabas. Me tienes muy intrigada sobre por donde irán. Casi tanto como con "La cita"
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji pues si ya dentro de poco podréis ver más cambios en el blog, espero que os gusten y sigáis mi nueva etapa a mi lado.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. ¡¡¡¡Hola!!!!
    A mí me da pena porque es una sección que me gusta. Mis hijos son mayores pero leerte me trae buenos recuerdos, o me da idea para hacer con los sobrinos, y me gusta como lo cuentas, pero son etapas, y es una decisión tomada por ti por tanto bien está.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me da mucha pena, ¿quién sabe? a lo mejor se me ocurre abrir otro blog para hablar solo de las cosas de mamá.
      Pero eso será si ya no puedo más sin hablar de ellas y me va a explotar la cabeza, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. No como madre sino como profe que he sido muchísimos años te doy la razón en que lo fundamental para ser un buen educador, tanto si eres padre o madre o simplemente te dedicas a este oficio, es el amor y la paciencia, no es que los profes lleguemos a amar como lo hacen generalmente los propios padres, pero si hay que tener vocación y entusiasmo por dar lo mejor de ti a esos niños, adolescentes o jóvenes, que por supuesto serán el futuro de la humanidad.
    Es lógico que te hayas emocionado al despedirte de esta sección tras dos años compartiendo tantas anécdotas familiares y de tus hijas, tantas charlas con otros padres, reuniones, visitas a otros blogs de esta temática, etc. Te felicito, María, porque has puesto siempre lo mejor de ti y has divulgado interesantes entradas que seguramente han servido para otros padres y educadores (recuerdo aquellos pasapáginas que hacías con tus hijas y otras manualidades muy chulas).

    Y como cuando una puerta se cierra otra automáticamente se abre, pues te deseo lo mejor para esas nuevas secciones que inaugurarás.

    Besitos para tus niñas y para ti también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que las seños no queréis como los padres, pero se os nota ese amor hacia los niños que tanto nos gusta a los padres identificar en los que educan a nuestros hijos. Yo he tenido mucha suerte con las seños de mis hijas, todas cariñosas y haciendo de mis hijas mejores personas.
      La verdad es que es difícil dejar esta etapa atrás, pero no imposible, y otra nueva se abre que me hace mucha ilusión.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. En ocasiones hay puertas que han de cerrarse, para que otras mejores vayan dibujándose en el horizonte, esperando a ser abiertas. No pasa nada María, comprendo perfectamente lo que dices. No soy papá pero espero que, aunque ya no la sigas, esta sección no desaparezca del todo, simplemente que se quede en un letargo. Y cuando tenga hijos –si no tardo diez años– podré visitarla cuando me asalten dudillas, jajaja. Un abrazo compañera de letras, y mucha suerte en el nuevo rumbo que elijas, ya lo sabes! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira había pensado borrar todas esas entradas de la faz de la blogosfera, pero ahora que me dices eso quizás las deje, oculatas a la vista, solo para aquellos que rebusquen en lo más hondo del blog.
      Un besillo compañero.

      Eliminar
  7. María, yo comencé mi blog con la idea de hablar de mi experiencia como mamá añosa, pero creo que solo escribí dos o tres entradas sobre el tema. Tampoco me arrepiento. Mi blog no es lo que yo quise que fuera, pero no me importa. ¿Sabes por qué? Pues porque os conocí a vosotros, mis compis de Google y fue un experiencia enriquecedora para mí.
    Tú eres de esas personas a las que siempre me gusta leer y ten por seguro que rebuscaré en tus asuntos de mamá.
    Sé que últimamente no comento mucho por aquí, pero no quiere decir que me haya olvidado en absoluto de tu blog. Estoy segura de que hagas lo que hagas, tienes el éxito asegurado.
    Un abrazote grande, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sue. La verdad es que me alegro de tenerte por aquí. Sabemos que con el poco tiempo que tenemos es difícil pasar por todos los blogs que nos gustan a diario.
      Con respecto al blog, siempre puedes cambiarlo, ¿mira yo? Jejeje
      Pero bueno tú has tenido la valentía de abrir una comunidad y eso es de valorar.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.