10/10/16

Mis maneras de morir



                Hoy es lunes, el mejor de los días para mí. Siempre tengo más trabajo los lunes, y a mí, me encanta mi trabajo. Disfruto con él. Veo a todos mis posibles clientes pasar por mi lado y sonrío cuando sé que no saben lo que les espera. Ellos ni me miran, paso desapercibido.

                Y es que con el paso del tiempo he perfeccionado esta parte de mí. Todos pasan por mi lado sin verme. Podría decirse que soy autónomo, pero soy un rebelde, y no pago. Sí, supongo que el día que me pillen me meterán en la cárcel. Pero bueno, seré un nuevo Al Capone.


                Hay muchos como yo, y estamos muy coordinados, nos contamos nuestros planes y nos reímos. Hemos creado un grupo de WhatsApp para ello. Estamos por todo el mundo y cada uno habla su propio idioma, pero aun así nos entendemos.

                Y es que nuestra asociación necesita mucha coordinación. No pueden pillarnos, porque entonces dejaríamos de existir. Eso es lo que más nos gusta de nuestro trabajo, que somos invisibles ante la policía, ella nunca da con nosotros.

                Unos nos llamarán asesinos en serie, pero como no tenemos patrones, no pueden dar con nosotros. Matamos sin miramientos, y cada vez de una forma distinta. Nos mandamos fotos de nuestros trabajos, competimos para ver quién es el más original. Yo he ganado un par de veces, pero es difícil, mis compañeros americanos son muy buenos, tienen una mente muy retorcida.

                Yo sin embargo, en España, poco tengo para inspirarme, mucha corrupción, pero demasiada apatía, el fútbol me ayuda un poco, porque los hombres vuelven a su estado primitivo y son más vulnerables.

                Pero la verdad es que ahora tengo una nueva fuente de inspiración, los niños. Ellos sí que saben. Se han vuelto pequeños monstruitos con una imaginación desbordante para maltratar, insultar y degradar a cualquiera que se cruce en su camino que muestre un poco de debilidad.

                Así que aunque parezca mentira, ahora ellos son los que me ayudan en mi trabajo, cuando tengo un rato libre me paso por los colegios y los observo. Son geniales, muy listos, no suelen pillarlos, y cuando lo hacen salen ilesos. Sus padres los disculpan y las leyes los perdonan.

                Serán perfectos para mi trabajo en un futuro. Ellos sí que serán asesinos en serie de verdad. Con todas las letras.

                Ahora tengo que darme prisa, los lunes son los días de más trabajo, pero los más aburridos. Gente cansada de no encontrar trabajo se sube a las azoteas, y yo les empujo con un simple soplo de aire. Caen irremediablemente al vacío, pensando en el último momento si de verdad querían hacer lo que han hecho. A mí me sale esa risita nerviosa, sabiendo que sin mi ayuda, no se habrían tirado. Son demasiado cobardes.

                Esa mujer mira el móvil mientras lleva a los niños al cole. No me gusta matar bebés, pero no me queda otra, esa farola es demasiado suculenta como para dejarla pasar. Ella vivirá, pero sus hijos no. Otra risita suena en mi cabeza. Les haré una foto.

                Algunos pensarán que soy perverso, que no tengo corazón, que ojalá me metieran en la cárcel o me sentaran en la silla eléctrica, pero para hacer mi trabajo, tengo que ser así. Mi corazón desapareció hace tiempo. La muerte no lo necesita.

Foto de la página de Círculo de Escritores.

36 comentarios:

  1. Tétrica y espeluznante historia, realmente escrita con esa dosis de tensión que crea el morbo.
    ¡Excelente María!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Francisco. Para hablar de la muerte ¿quién mejor que la misma Parca?
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Muy bueno Maria, Que tengas suerte en el concurso. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que te haya gustado.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Me ha encantado María, has vuelto a sacar esa parte oscura que te reservas para contadas ocasiones y opino como Francisco, es espeluznante. Un abrazo, compañera de letras! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que la parte oscura que hay dentro de mí cuando aflora lo hace en condiciones. La tendré que dejar salir más a jugar.
      Un besillo compañero de letras.

      Eliminar
  4. Mezclas lo tétrico con lo irónico de una manera excelente. Me ha encantado. ;)
    Un besito. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me encanta que te encante.
      Un besillo guapa.

      Eliminar
  5. Más que la Muerte, es todo un Sindicato del Crimen, con grupo de wassap y formado por miembros de distintas nacionalidades.
    Un saludo y mucha suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la verdad es que lo tienen muy buen montado. No tienen problema para hacer su trabajo y además organizados.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  6. La muerte mercenaria. El suspenso a flor de piel y con grupo de whatsapp! Excelente relato Maria. Qe oscura!. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji ya sabes, aprendo de los mejores. Alo se me tiene que pegar.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Bien se sabe que la muerte, al momento de ejercer su bien experimentado oficio, es tremendamente creativa: es toda una artista, digamos. Pero qué significa eso de que "mis compañeros americanos son muy buenos, tienen una mente muy retorcida"... ¡me traumaste, ya no voy a poder ni salir de casa ahora! jaja

    Más saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja me has hecho reír. A alguien le tenía que dar más imaginación, y me salieron ellos.
      Espero no haberte asustado demasiado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. ¡¡Muy buen relato, María!! Con creciente tensión, duro y cruel sin paliativos y con un final sorprendente, sin olvidar su miajita de crítica. Me ha encantado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosa. Es un placer que te haya gustado.
      De vez en cuadno saco mi lado perverso y me salen cosas como esta.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. Jamás había visto tratar el símbolo de la muerte personificado de este modo, una organización que disfruta y provoca las mil y una maneras de morir, incluso compiten por ser el más original, y tienen grupo de Whatssap donde se envían las fotos de sus víctimas!!!!
    Nadie está a salvo de ellos.
    Súper original, y macabramente divertido. Fantástico, María.
    ¡Muchísima suerte en el concurso, y un fuerte abrazo! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro de haberlo hecho original y de que te haya gustado.
      La verdad es que nadie puede librarse de estos seres tan bien organizados.
      Un besillo Hermano de Letras.

      Eliminar
  10. Has manejado bastante bien la combinación de ironía y terror con un original protagonista actualizado completamente a estos tiempos de la era de las comunicaciones y grupos activistas o sindicales, para crear también una historia bastante realista que refleja perfectamente la sociedad en la que vivimos con sus luces y estas "sombras" afiladamente siniestras que aprovecha estupendamente el protagonista "muerte".
    Me ha gustado mucho, María, y te deseo mucha suerte en el concurso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Me subes los colores.
      Ha sido un placer describiros este sindicato de muerte.
      Un besillo.

      Eliminar
  11. El micro, como dice Estrella, combina ironía y terror. Más lo primero que lo segundo, hasta llegar a ese final, pobres bebes, que muestra que la muerte no hace distinciones y eso el lo más terrorífico. Suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, cuando te llega te ha llegado, y no hay manera de despistarla.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  12. María me ha gustado muchísimo la manera en que has introducido crítica social en tu relato. Es realmente perturbador, pero aún siendo oscuro deja un regusto irónico y simpático, ;)
    Mucha suerte!
    Besos, :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Irene. La verdad es que es lo que pretendía. A veces hay que dejar de tomarse la vida tan en serio.
      Un besillo.

      Eliminar
  13. Saludos María, un muy cruento relato tristemente muy apegado a la realidad actual. Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mery. Si la verdad es que la realidad asoma en el relato.
      Un besillo.

      Eliminar
  14. Muy original el abordaje. Lleno de humor negro y un poco sádico.
    Te deseo mucha suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mirna. La verdad es que me salió así sin pensar casi, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  15. Qué barbaridad, María, me has puesto el vello de punta. Creo que hay una parte de crítica en tu relato, aparte de la temática puramente necesaria para el concurso. Me has hecho pensar...

    Muy bueno, espero que tengas mucha suerte en el concurso.

    ¡Besos de viernes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me encanta haberte hecho pensar, ese es un gran poder.
      Muchas gracias guapa.
      Un besillo.

      Eliminar
  16. Que bien llevaste este relato con crítica social María, aunque sea espeluznante, pero a veces la realidad supera la ficción. Me gustó, un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sonia. Me alegro de que te haya gustado. Si la crítica social viene bien de vez en cuando para darnos cuenta de la sociedad en la que estamos.
      Un besillo.

      Eliminar
  17. Original relato, sí señor. Con crítica social incluida que, como muy bien dices, nunca viene mal una pequeña reflexión sobre el mundo en el que vivimos. Vaya imaginación, imaginarse a la muerte como toda una mafia organizada, y de lo más actualizada, je, je. Y me ha gustado el título, en el que, con un solo cambio de letra, le das a la Muerte todo el protagonismo.

    Enhorabuena. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, la verdad es que no sabremos nunca como trabaja y cuales son sus motivaciones, pero puede que sean algo así.
      Un besillo.

      Eliminar
  18. Una visión moderna de la muerte. Muy bueno María
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que te haya gustado.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.