27/9/16

Mi amor de ángel



                Te veo ahí a mi lado, mientras yo me preparo la tostada para desayunar. Tarareo mientras finjo que no te veo, pero no puedo evitar verte. Siempre estás a mi lado, cuidando de mí. Se supone que yo no lo sé, que soy igual que los demás. Pero yo puedo veros a todos. Os veo tranquilos, siguiendo a vuestro protegido.


                Aunque en realidad, solo tengo ojos para ti, me da miedo mirarte directamente. No quiero que te vayas cuando sepas que sé que estás a mi lado. Me enamoré de ti, de mi compañero silencioso, de tus ojos transparentes y tus alas invisibles. Me enamoré de ti desde que te vi el primer día, cuando yo apenas contaba con ocho años y tú ya eras un ángel de pleno derecho.


24 comentarios:

  1. Ese ángel que todos tenemos y que todos podemos llegar a ser.
    Muy sentido.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ese que nos espía sin ser visto... por algunos.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Muy clarividente tu protagonista viendo a nuestros protectores. Ojalá los pudiéramos ver todos para saber seguro que están ahí y vivir un poco más tranquilos sabiéndonos en buenas manos.
    Muy buen micro, María.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, pero creo que entonces no podrían cumplir su función, estoy segura de que tendrían peticiones a mansalva.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Uf, qué envidia! Ya me gustaría a mí tener esa certeza de que somos acompañados y protegidos por ángeles.

    Más saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca se sabe... esa es la cosa, que como no lo vemos.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Amor de ángel, bonito relato María.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mila.
      Me alegro de que te haya gustado. El amor siempre es bonito, venga de deonde venga.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. ¡Hola! Vuelvo a leerte con este microrrelato que me ha encantado. ¡Es precioso! Gracias por escribir cosas tan preciosas como esta ^^

    Saludos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro de que t haya gustado. Gracias a ti por pasarte y leerme.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Enamorada del propio ángel de la guarda, ese que nos cuida y está con nosotros desde que nacemos. Pero esta vez viéndolo con ojos de mujer con el amor más puro. Que bonito Maria. Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un amor distinto, forjado con los años y sin ninguna opción de llevarlo a cabo.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Qué bonito, María... enamorada de un ángel... :)

    Beso grande!!!

    ResponderEliminar
  8. Ojalá pudiera verle, porque ello indicaría que existen. Aun recuerdo esa oración que me enseñaron de muy pequeño: Ángel de la guarda, dulce compañía... Y con qué fe rezaba!
    Un beso angelical.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me la enseñaron, jeje.
      Supongo que a todos los niños de la época.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. Me ha gustado esa visión de quien tiene un ángel protector y procura que éste no sepa que él sabe de su presencia para que no se marche. Conozco personas que creen fervientemente en estos ángeles protectores, y en guias espirituales que la mayoría no podemos ver, pero según ellos, si sentir.
    Me cuestiono estas cosas, pero no hallo respuestas esclarecedoras, por el momento me parecen actos de fe.
    Perdón por el rollo... Me ha gustado este micro, por lo que cuenta y como es contado.
    ¡Besillo, Hermana de Letras! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siceramente me dio la idea la peli de "City of angels" como ves no es tan original como parece, solo que la peli tiene unos cuantos años ya, jejeje.
      Un besillo Hermano de Letras.

      Eliminar
  10. Precioso y sigular, María, me ha encantado. Estás que lo bordas, jeje, un abrazo compañera ; )

    ResponderEliminar
  11. Qué bonito María! :)
    La idea de que alguien cuida de nosotros, yo sí creo en ello.
    Cuando parece que no puedes más, te llega esa bocanada de aliento que hace que vuelvas a empezar, con mucha más fuerza y aptitud que la vez anterior.
    Para la protagonista por desgracia, será un amor frustrado.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un amor imposible que rompe barreras. Cuando te enamoras de un ángel.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.