10/9/16

La cita. Capítulo 1.



                La noche no era todo lo oscura que él quisiera. La luna brillaba en lo más alto del cielo, ni una nube tapaba su fulgor. El brillo de las farolas era mucho más fuerte que otras noches. O eso le parecía. Habrían cambiado las bombillas hace poco.

                Enfundado en su gabardina, esperaba pacientemente, mientras arrugaba el papel que guardaba en el bolsillo derecho. Lo tocaba, lo acariciaba, volcando todos sus nervios en aquel dichoso papel. En él solo había escrito una hora, un día y una dirección. Esa dirección, ese día, y en diez minutos, esa hora.


                Una mujer se acercó a él, despacio, temerosa, como si temiera equivocarse.

                — ¿Eres tú?

                — No lo sé ¿a quién buscas?

                La mujer dejó ver un trocito del mismo papel que él llevaba en el bolsillo.

                — Creo que a los dos nos ha citado la misma persona.

                La mujer asintió, alejándose un poco, pero sin retirarse demasiado del hombre que parecía ser el compañero de su nueva etapa.

                Él miró a la mujer de refilón. Tendría unos treinta, llevaba un vestido negro que le asomaba debajo de aquel abrigo rojo. Llevaba el pelo recogido en un moño, y no se había puesto nada de maquillaje. Era hermosa, a pesar de los nervios que la atenazaban. No paraba de abrir y cerrar el bolso que llevaba colgado.

                — ¿Cómo se llama?

                La mujer miró al hombre como si se hubiera equivocado de persona. Él se arrepintió de hablar en el mismo momento en el que ella clavó sus ojos en él.

                — Preferiría no hablar.

                — Lo siento. — Murmuró él, un poco arrepentido por la pregunta.

                La calle estaba desierta, la media noche estaba a punto de llegar, y con ella, un hombre se acercaba a paso ligero.

                — Buenas noches, ¿he llegado tarde?

                — No sé a qué se refiere. — El hombre de la gabardina estaba deseando que alguien le aliviara de aquella tensión.

                — ¿Están citados aquí?

                El hombre enseñó el mismo papel que ellos llevaban.

                — Debería guardarlo. — La mujer dijo esto mirando hacia otro lado.

                El hombre recién llegado sonrió al hombre de la gabardina, haciéndolo cómplice de aquella espera.

                Cuando parecía que iban a ponerse a hablar, un todoterreno negro paró a su lado y la puerta de atrás se abrió. Ellos se miraron, la mujer fue la primera que decidió entrar. Tras ella, la puerta se cerró. Un nuevo coche paró en el mismo sitio.

                — Pasa tú, has llegado primero.

                El hombre de la gabardina entró en el coche sin rechistar, y la puerta se cerró tras él. Lo mismo ocurrió con el último hombre. La acera se quedó vacía con el resplandor de la farola, y la luna que había sido única testigo de lo que había pasado.


12 comentarios:

  1. Gran intriga en este primer capítulo de tu nuevo relato por entregas. Te confieso que leí un par de episodios más de "Ella" y no me atrapó lo suficiente, pero he leído grandes relatos largos de tu autoría con los que he disfrutado mucho, en la cabeza de esa lista, la misteriosa y oscura "Niebla".
    Este inicio promete, veremos que sucede en la próxima entrega.
    ¡Abrazo, María! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, no todo lo escrito es para todos los gustos. Entiendo que Ella no te llegara, jejeje.
      Me alegro de que la "Niebla" siga estando entre tus favoritos.
      Un besazo Hermano de Letras.

      Eliminar
  2. Pues me has dejado muy intrigada. Habrá que esperar a la segunda entrega.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de haberte dejado intrigada, esa era la ide, así que conseguido.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Esperamos la siguiente entrega y a ver que pasa en la cita. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la próxima entrega sabremos más, y nuevas intrigas también, jeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Pues citados quedamos!!! Un inicio intrigante, como debe ser. Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero seguir manteniendo la intriga.
      Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Intriga y misterio se avecinan. Desde luego, con ese primer capítulo, cómo para no seguirlo, je, je. No nos puedes haber dejado con más preguntas. Es que, ni siquiera el título te avanza mucho porque únicamente habla de lo que ocurre en este primer capítulo. A mí me parece una novela de espionaje o algo así, je, je. Sea como sea, has logrado de nuevo captar nuestro interés. Hasta el próximo capítulo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno veremos a ver si consigo mantener el interés. Desde luego por lo que veo, he conseguido captar vuestro interés.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Buena manera de captar el misterio y la intriga en el primer capítulo, voy a leer el 2 capítulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro nuevo adepto para mi historia. Me alegro de haberte enganchado.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.