1/7/16

Otros mundos. El mundo de Fernando Mora.



   Este mes os traigo el Mundo de Fernando Mora, o de Ragnar Lothbrok o de Fernando M. depende del momento en el que lo conocísteis. Su blog Apócrifos y compulsivos fue uno de los primeros que visité, y me enganchó tanto que aquí sigo leyéndolo.

    Es un blog sencillo donde las letras se complican dejándonos siempre con un giro inesperado. Porque en Apócrifos nunca sabes lo que te va a esperar.

     Además he tenido la suerte de que Fernando me de la exclusiva de una foto suya, hasta ahora, yo personalmente no lo había conocido en persona, y ahora ya le podemos poner cara. En esta foto él se ha definido como una mezcla de Justified y Charlton Heston en un discurso de la asociación del rifle. 

   Ahora os dejo con el mismo Fernando.
     ¿Cuándo abriste el blog y por qué?


     Pues la historia de mi blog es hija del "efecto Lázarus". Nació por primera vez, allá por el 2009 y fue mi primera incursión en este mundo. Yo voy un poco contracorriente de todo. No tengo carnet de conducir porque no me gustan los coches, no tuve facebook hasta hace un año y el twitter y los ebooks no me molan. Para que hablarte del Instagram o del Periscope. Para eso están Piqué y Arbeloa. A los videojuegos he llegado pasados los cuarenta y solo a través del móvil. 

      En fin, que escribir lo hacía con mi MontBlanc y solo para los muy, muy allegados. Pero el programa que te facilita Blogger para crearte un blog era una golosina para un humano pre-tecnológico y pre-constitucional. Así que me dije: "lectores del mundo, ya estoy aquí" y unos meses después el blog fallecía por inanición. Evidentemente no conocía ni los más mínimos resortes a pulsar para que alguien más que tú mismo te leyera en internet. Y me desanimé. Hasta que en 2014 descubrí G+. Busqué algún círculo relacionado con la literatura y deambulé algún tiempo por otros cercanos a mis aficiones. 

       Pero hasta que di con "Relatos extraordinarios" y, sobre todo con Ana Lía Rodríguez, no me lo empecé a tomar un poco en serio. Y voilá, hasta tenía ya hecho un blog para darle soporte. Así que le hice unas maniobras de resurrección y volvió a la vida. Borré lo escrito en él, que por otro lado era absolutamente intrascendente y prescindible, y empecé a participar en los concursos que el Círculo fue organizando. Volví a encontrarle el gusto a esto de escribir.

      ¿Por qué le pusiste "Apócrifos y compulsivos"?

      - Lo de apócrifos lo elegí porque me encantan las acepciones que le da la RAE al palabro. Una en particular:
              1.- De dudosa autenticidad en cuanto al contenido o la atribución.
       Si escribía algo inconveniente o políticamente incorrecto ya tenía coartada. 

      Y lo de compulsivos, porque yo siempre he bordeado peligrosamente el trastorno obsesivo compulsivo. Me parecía un pequeño guiño para todos aquellos que, una vez de viaje, nos da por pensar que nos hemos dejado la puerta de casa abierta. Y, ¡qué demonios!, me parecía sonoro y, a la vez críptico.

     Tu nombre ha cambiado varias veces a lo largo del tiempo que yo te conozco como bloguero, Fernando Mora, Ragnar Lothbook, Fernando M, ¿Crisis de identidad o algún otro motivo?

      Pues verás, mi idea en un principio era la de aparecer con mi nombre. Qué mejor forma de establecer comunicación con otros compañeros de letras que con la razón social que a cada uno nuestros padres asignaron. Además, mi nombre me gusta. Germánico (Firthunands), sonoro, de significado "audaz y valeroso". Vamos, para no esconderlo. Pero entre que encontré por estos mundos virtuales de Dios a otra persona con el mismo nombre y primer apellido y que, por aquél entonces me enganché a la serie "Vikings" y me flipaba mucho el nombre de su protagonista, pues decidí hacerme vikingo. 

     Me temo que tanto cambio de nombre no solo confunde a todo Cristo sino que es síntoma preocupante de una bipolaridad encubierta. Acabaré un día de estos por unificar criterios y que salga el sol por Antequera.

   Me resulta muy llamativo de tu blog que no tengas añadidos los típicos botones de compartir una entrada. ¿Lo has hecho por algún motivo?

    Me temo que es fruto de mi desconocimiento de algunas herramientas del programa. De hecho nuestra común amiga, y otra de las almas de nuestro círculo, Julia C., ya me sugirió hacer algunas mejoras en el blog que creo que no he acabado de dominar. Prometo mejorarlo para hacerlo más accesible y atractivo.

     Nos hablas de Relatos Extraordinarios, ¿qué tal llevas las comunidades? ¿Te parecen necesarias?

     Absolutamente. Sin ellas es imposible encontrar tu espacio, tu voz narrativa. Para escribir, para conocer gente afín a tus aficiones, a tus gustos. Digamos que da coherencia y es brújula para moverte en el mundo del blog. Otra cosa es el tiempo de que dispongas para cultivarlo. "Relatos Extraordinarios" fue, y es para mí, un hallazgo enorme. Encontré rápido en él, un grupo de gente con una ilusión enorme por escribir y por compartir lo escrito. Sin malos rollos, con mucha camaradería y muy divertido. La lista de amigos que he hecho estos dos años, y las buenas cosas que podría decir de cada uno de ellos, no cabe en estas líneas.

      Sin embargo, me di cuenta de que me era imposible compaginar varias comunidades honradamente. Y me refiero con honradamente a leer todo lo que se publicaba en ellas, comentar, interactuar. Me centré solo en Relatos. Y últimamente casi ni para eso tengo tiempo. El tiempo, ese amo cruel al que debemos sacrificar vírgenes y corderos para vivir cada día y que, sin embargo, es inasible y se escapa entre los dedos a chorros.

    Ya nos has dicho que tienes Facebook desde hace poquito, y que Twitter y demás no los utilizas. ¿Crees que son importantes las redes sociales para escribir y llegar al público?


   Sin ellas, hoy día, estás en el Paleolítico. Ya sea para recibir información, para ver memes chorras o para difundir tus ideas o escritos, sin las redes sociales eres como Simón en el desierto. Un anacoreta. Un ejemplo muy claro lo vemos en el esplendor que vive hoy día la poesía. Marwan, Elvira Sastre, Defreds, Diego Ojeda y una larga nómina de escritores jóvenes que han saltado a la popularidad y a publicar con notable éxito gracias a las redes sociales. 


    Dices que antes del blog, solo escribías para los más allegados. ¿Nunca has pensado en publicar?


     No, nunca. Llevo muchos años trabajando en el mundo del libro y sé lo duro e ingrato que puede ser. No me gustaría acabar como John Kennedy Toole, ni aunque mi hada madrina me asegurara que iba a parir una obra genial como "La conjura de los necios". Es cierto que ahora la autopublicación permite a los autores noveles verse negro sobre blanco con más facilidad sin tener que depender de las editoriales tradicionales pero ni tengo tiempo ni, francamente ganas. Hace años, mi mujer me regaló un libro, bellamente encuadernado, con todos los poemas que había escrito durante mi juventud. Cumplo así con aquello del árbol, el libro y el hijo.

     Existen multitud de páginas para escribir. ¿Escribes en alguna, aparte de en tu Blog?



      No, solamente en mi blog. Me parece el marco idóneo para dar curso a lo que llamo a veces, mis delirios. El otro espacio en el que escribo de vez en cuando algo es en facebook, pero aquí el lenguaje que se demanda es, obligatoriamente, otro. Una frase, un comentario de apenas un par de líneas.

    Tu blog destaca por la sencillez, ¿es un rasgo que buscas para leer otros blogs?

     Si, en efecto. Creo que la sencillez en un blog, resalta lo que tiene que resaltar. Lo escrito. Sencillez en el diseño y brevedad en las entradas. Por una razón de economía de los recursos. Si tienes poco tiempo y varios textos para leer, agradeces que sean breves. Por eso creo que el género que triunfa en las redes es el microrrelato o el relato hiperbreve. O la poesía. Luego es importante la elección de la imagen que acompaña al texto. Es algo que cuido mucho al publicar algo. La imagen como invitación a la palabra.


    Leemos en tu Blog sobre amor, terror, comedia, poesía, ¿hay algún género que te guste más para escribir? ¿Y para leer?

    Me siento muy cómodo en la comedia, me sale de forma natural. Quizá porque ese es mi carácter, muy dado al chascarrillo y al humor. Es más, tengo que embridarlo muchas veces si me siento a escribir algo de terror o de otro género para no acabar chafándolo. Aunque como bien apuntas, también me gusta el terror, el romanticismo, la poesía o la Ciencia-Ficción. Con lo que no puedo es con la fantasía. Pero tiene una explicación lógica. No leo nada de este género. Ni siquiera veo "Juego de Tronos". Con eso ya está dicho todo.


     Nos dejas una lista de libros y de películas en tu blog. Ya sabemos que los libros son importantes para ti. ¿Y las películas? 


     El cine para mí, es fuente inagotable de placer, de inspiración. No suelo releer pero sería capaz de ver 800 veces una película que me guste. Me crie en el amor al cine. Aquellos sábados por la tarde de "Primera sesión" en la tele marcaron mi infancia y la poblaron de sueños heroicos. El arquetipo del héroe, indeleble en nuestro inconsciente colectivo, toma cuerpo en el cine del Oeste, en el "western". Sigo emocionándome viendo "Ivanhoe" (la de Elisabeth Taylor) o "Los tres mosqueteros" (la de Gene Kelly) o "Los vikingos" de Kirk Douglas. Y, en muchos casos me han servido para darme a conocer los libros en que se basaban. "El hombre de las pistolas de oro", por ejemplo, sin ser una de las grandes del género, está basada en un libro monumental de Oakley Hall titulado "Warlock", una auténtica joya de la literatura norteamericana. O "Centauros del desierto". La lista sería infinita. Como cantaba Aute: "Cine, cine, cine, más cine, por favor. Que todo en la vida es cine y los sueños cine son".

    Dinos de todos tus relatos uno del que te sientas especialmente orgulloso.

     Pues mira, al hilo de lo que comentábamos antes, de los sueños infantiles y el cine del Oeste, te pongo el enlace a un relato del que quedé especialmente satisfecho: Duelo de titanes.

   Aun así, todos son hijos míos y como buen padre, de todos estoy orgulloso, con sus defectos (que los tienen) y sus virtudes (esas ya las juzgan quien con indulgencia las leen).

    Dime tres blogs imprescindibles para ti.

     Qué pregunta más complicada, María. Hay muchos y muy buenos escritores con los que después de todo este tiempo he estrechado vínculos de muy buen rollo. De todos he aprendido y con todos he disfrutado. En cualquier caso, y ya que me pones en la tesitura de mencionar a tres, quisiera traer a estas líneas el blog de Ana Lía Rodríguez, el de Ady Alonit  y el de Edgar K. Yera. Pero también el de Mendiel, el de Santiago Estenas, el tuyo......


    Puedes despedirte de la forma que quieras, con una canción, o una frase, o una parte de una película.


    Siempre ha habido un diálogo que me ha fascinado, de entre los millones de inolvidables momentos que el cine nos ha dejado a lo largo de su historia. Es el que mantienen Johnny Guitar, un pistolero que siempre va acompañado de una guitarra y Vienna, su antiguo amor, cuando tras años de separación vuelven a cruzarse sus caminos:

Johnny: ¿A cuántos hombres has olvidado?
Vienna: A tantos como mujeres tú recuerdas.
Johnny: ¡No te vayas!
Vienna: No me he movido.
Johnny: Dime algo bonito.
Vienna: Claro. ¿Qué quieres que te diga?
Johnny: Miénteme. Dime que todos estos años me has estado esperando. Dímelo.
Vienna: Todos estos años te he estado esperando.
Johnny: Dime que te habrías muerto si no hubiera regresado
Vienna: Me habría muerto si no hubieses regresado
Johnny: Dime que aún me quieres como yo te quiero a ti.
Vienna: Aún te quiero como tú a mí.
Johnny: Gracias. Muchas gracias.

    En el fondo, esto es el cine. Como dice Bogart en la última escena de "El Halcón Maltés" a la pregunta de qué material está hecha la escultura: "Del material con que se forjan los sueños".

     Y hasta aquí el mundo de Fernando Mora, espero haberos traído algo de él que no conociérais. Un bloguero con alma de escritor, un librero con un largo recorrido en las letras. Un hombre culto que nos deja siempre con una gran sensación de buena escritura.


    Os espero en el próximo Mundo.



12 comentarios:

  1. ¡Que te den el Pulitzer, pero ya!. Me ha encantado la entrevista y me he sentido muy honrado de que hubieras pensado en mi blog para dedicarle uno de tus "Otros Mundos". Un millón de gracias,María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyyy un Pulitzer, demasiado para mí yo creo, jejeje.
      A mí también me ha encantado la entrevista. Me lo has puesto muy fácil, y ha sido muy amena.
      Gracias por prestarte a este Mundo.

      Eliminar
  2. Excelente entrevistadora y excelente entrevistado. Me ha resultado una lectura muy amena y sumamente interesante.
    Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. La verdad es que el mundo de Fernando es sumamente interesante.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Hola!!!!!
    Me ha encantado la entrevista. Yo también crecí con Primera Sesión, ya sabes que soy fanática del cine. Valoro mucho qu euna persona que solo escribe para los suyos se atreva a publicar relatos en un blog. A mí me pasa al revés, escribía para concursos porque es como más anónimo, pero me cuesta poner relatos en el blog, ya ves que los pongo cada mil años.
    Un besito y me ha gustado mucho la entrevista, y desde luego Ivanhoe solo mola si es la de Liz Taylor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hay que atreverse más, saca tu lado más intrépido y atrévete a publicarlo más, porque escribes muy bien, y los que te leemos nos gusta mucho.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Una entrevista para conocer al hombre misterioso que se esconde tras en la foto de Cervantes y que escribe de maravilla y es ameno leer sus relatos. Muy buena, muy amena la entrevista María. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si todo lo que has dicho es verdad. Al final ese hombre misterioso se ha dejado conocer un poquito.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Yo le conocí con el nombre de Ragnar L. después le perdí la pista cuando de avatar puso a Cervantes. Lo volví a ubicar y aunque no lo visite de forma puntual, sí que me dejo caer por sus apócrifos de vez en vez. buen tipo con buen rollo.
    Un saludo compañero.
    Un beso para ti, maría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sus letras enganchan y mucho.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Yo también lo conocí como Ragnar y luego tuve que adivinar quien era tras diferentes nombres para seguirle la pista. Igual siempre lo encuentro jajajaa. Muy buena María la entrevista y el entrevistado. ¡Ragnarito al fin te conocemos el cacharro (cara en jerga peruana)! Siempre son muy amenas y más con este tan buen escritor. Saludotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que ha tenido múltiples caras, menos mal que ya nos deja ver la suya propia.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.