6/7/16

La varicela en casa

    En agosto de 2013 al Gobierno español decidió retirar la vacuna de la varicela de las farmacias. Y los medios se hicieron eco de esta noticia aquí, aquí o aquí entre muchos otros.

    Los padres y madres que vacunábamos a nuestros hijos a los quince meses ya no podíamos hacerlo porque las vacunas se agotaron. Con respecto a esta medida muchos pediatras no estaban de acuerdo, y se quejaron tanto en las televisiones como en cualquier medio. AEP (Asociación Española de Pediatría) y el Comité Asesor de Vacunas habla aquí sobre el tema, explicando que las razones que da el Ministerio para retirar la vacuna se basan en hechos no demostrados científicamente.

    Los casos de varicela empezaron a aumentar, y los medios se hicieron eco de esto aquí, aquí y casos concretos como aquí.

    La Asociación Española de Pediatría nos habla aquí de su recomendación de vacunar a los niños antes de los dos años de edad. Aquí nos habla de la vacuna, de porqué recomiendan vacuna y de como administrar esa vacuna. Y aquí nos explica lo que es la enfermedad de la varicela en sí, cuales son los síntomas y como se diagnostica.

   Y después de toda esta información a mansalva, os diré que en mi casa ha entrado la varicela. Mi hija mayor está vacunada de la varicela con sus dos dosis. Recuerdo como fue ponerle la segunda, las vacunas empezaban a escasear y la incertidumbre de que pasaría nos invadía tanto a los padres y madres como a los pediatras que tampoco podían informarte como era debido. Pero pude ponersela.

   Sin embargo con mi hija pequeña no tuve tanta suerte. Ya estaba completamente retirada cuando ella tuvo la edad. Así que no estaba vacunada.

   Síntomas generales.

     En la Asociación Española de Pediatría nos dice que estos son los síntomas:

  • Fiebre uno o dos días antes de aparecer la erupción.
  • Dolor de cabeza.
  • Malestar general.
  • Pérdida de apetito o vómitos.
  • Erupción en la piel en forma de granitos que se convierten en ampollas. Tras unos días esas ampollas se convierten en costras. Las lesiones suelen causar mucho picor.        

   Síntomas.

     Hace dos semanas empezó a sentirse mal, le dolía la "frente" como ella decía, pero también le dolía el oído y la garganta. Así que supuse que se iba a poner mala con un resfriado. Se ponía muy caliente, pero por mucho que le ponía el termómetro no marcaba fiebre. Hasta que al final subió a 38.5, le di ibuprofeno y la controlé, no paraba de quejarse de dolor en la frente y antes de las cuatro horas ya le había vuelto a subir. 

    Como mi hija es especial, ella suele ponerse mala los fines de semana, no por nada es que a ella le gusta el riesgo. Así que pensando que sería el oído o la garganta me fui a urgencias. Allí me dijeron que tenía la garganta y el oído rojos y me mandaron antibiótico.

     Le había salido una pupa en el brazo un poco rara, como una ampolla, pero solo tenía esa. Aun así decidí llevarla a su pediatra el miércoles. Ya le habían salido algunos granitos más y me temí lo evidente. Cuando llegué me dijo que tenía pinta de varicela, pero que eran tan pocos los granitos que tenía que no podía asegurarlo. Así que me dijo que volviera al día siguiente si le salían más.

    Efectivamente le salieron más, y allí estaba yo el jueves con mi niña llena de granitos e intentando que no se acercara a ningún niño que esperaba en la consulta.

     Remedios.

      Mi pediatra me mandó:         Polaramine para el picor.

                                                Ibuprofeno o paracetamol si tenía fiebre o le seguía doliendo la frente.

                                                Una crema para las pupas que estaban peor y parecía que ya estaban infectadas.

                                                Baños de avena para aliviar el picor.

     Tengo la gran suerte de tener un padre médico, y además de los buenos de verdad. Lo único es que vive a más de cien kilómetros de distancia, y que las consultas suelen ser por teléfono.

     Yo también tuve la varicela y recuerdo bañarme en un líquido rojo. Mi padre me explicó que era yodo, y que lo que mejor recomendaba era Betadine en las pupas para curarlas. 

     Por otro lado, como siempre que pasa en estos casos, que la gente suele recomendar, más que nada por ayudar, entre algunas cosas me dijeron que le echara Talquistina. No se puede, ya que no se puede echar en heridas abiertas, y cuando las ampollas explotan se queda abierta hasta que le sale la costra.

    Otra médica que había tenido a su hija con varicela hace poco me dijo que ella le daba baños con una gota de árbol del té, y le echaba en las pupas aceite de rosa de mosqueta.

     Teniendo todas estas cosas presentes, me encerré en mi casa, y empecé a darle baños de avena. Las pupas decidí curarlas en un principio con betadine, y la verdad es que se están secando muy pronto. Al principio le daba Polaramine por la mañana y por la noche, el picor era insoporrtable. Me dijo el pediatra que le daría sueño, pero a mi hija parece que ese efecto secuandario no va con ella.

      Hemos pasado algunas noches sin dormir, baños a las tres de la madrugada, picores a todas horas, dolor en algunas pupas, mucho soplar, porque para eso está mamá para darle los mimos complementarios. No sabéis el gran efecto que tiene soplar en las pupas.
  
    Ahora estamos viendo la luz, por fin parece que ya no le salen más, y tiene la mayoría de las pupas hechas costras. Por eso cuando pienso que podría estar vacunada y no estar pasando por todo esto, como la hermana que no ha tenido ningún síntoma y está perfecta, me da rabia, e impotencia.

     Sí me preguntáis si estoy a favor de las vacunas, por supuesto os digo que si. Y cuando me dicen que es todo un negocio, que las farmaceuticas se aprovechan y millones de cosas más. Yo pienso, me parece muy bien, pero prefiero vacunarlas a que tengan que pasar por la enfermedad. 

      Y vosotros, ¿habéis tenido varicela en casa? 

 
   

8 comentarios:

  1. Hola!!!!
    Mis hijos la pasaron pero la verdad es que les dio suave. El pediatra me recomendó Talquistina y a nosotros nos funcionó, en nada tenían las pupas secas y estaba como robles.
    En cambio mi hija me la contagió y fue horrible, lo pasé fatal, pero fatal, la talquistina me calmaba pero la fiebre que tuve fue bestial, y los dolores de cabeza horribles.
    Un besín y me alegra que poco a poco la cosa mejore.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es que no hay nada absoluto. A cada uno le va bien una cosa. A ti la talquistina y a mí el betadine.
      La verdad es que la cosa ya está pasando, así que volveremos a salir y por supuesto a la playa que ya tengo ganas.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Nosotros tuvimos la varicela en casa entre el 18 de abril y el 2 de mayo... Les tocó a los gemelos, que tienen 11 años, y ambos vacunados en su momento (bueno, la de refuerzo les tocaba a los 12 años, pero ya no será necesaria)... Inexplicablemente, mi hija pequeña se ha escapado (y yo, ya metidos en faena, habría preferido que la pasara), con su dosis correspondiente y como vimos que no se había contagiado, le pusimos la de los 4 años que le tocaba ya.
    E primer gemelo en cogerla lo pasó un poco más leve, pero el segundo fue terrible... Así que si te sirve de consuelo, a veces la vacuna no evita la enfermedad (pero en la mayoría de los casos sí, y eso que se ahorran nuestros niños)
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya tela, pues que rabia que te pase eso. En fin, como bien dices no nos libramos a pesar de las vacunas. El virus está fuerte y ataca por todas partes. Mi mayor si está vacunada y no se le ha pegado, así que estoy contenta por ello. Menos mal.
      Un besillo y gracias por ontarme tu experiencia.

      Eliminar
  3. Pues vaya con la varicela, me alegro de que la peque ya esté mucho mejor. Las decisiones que toma el gobierno en ocasiones son inexplicables, mucho menos cuando no hay indicios de que la vacuna no sea beneficiosa. Ahora a disfrutar de playita, jeje ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii a disfrutar de playa y dejar esto de la varicela a un lado.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. La varicela cuando brota se nota, mis hijos la pasaron de pequeños,pero hace ya tanto tiempo que casi no me acuerdo. Estos meses junio y julio he visto a muchos niños con varicela, aquí se oía que había vacunas pero yo creo que al ser una enfermedad contagiosa en el cole lo cogen casi todos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las vacunas acaban de salir, pero a mí no me ha dado tiempo de vacunar a la peque. Pero bueno, ya está pasada y todo ha sido más light de lo que esperaba.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.