17/6/16

Tertulias gramaticales y ortográficas: el punto.

     El uso de los signos ortográficos es un tema delicado, a veces no sabemos usarlos, aunque llevemos utilizándolos toda la vida.

    Hoy voy a hablar del punto. Parece fácil, pero investigando he aprendido cosas que ya daba por hechas, y otras que ya sabía. Aquí os dejo lo aprendido por una servidora.

     El uso del punto en contextos específicos:


  • En títulos y subtítulos. Nunca se escribe punto tras los títulos y subtítulos de libros, artículos, capítulos,... cuando van asilados y son el único texto del renglón.
  • En nombres de autor. No llevan punto al final los nombres de autor en cubiertas, portadas, prólogos, firmas de cartas y otros documentos, o en cualquier otra ocasión en que aparezcan solos en una línea.
  • En dedicatorias. Las que se sitúan al principio de los escritos no suelen llevar punto final. Cuando la dedicatoria está constituida por varios párrafos, es aconsejable escribir punto y aparte al terminar cada uno de ellos.
  • En pies de imagen. Los textos que aparecen bajo ilustraciones, fotografías, diagramas,... dentro de un libro o publicación no suelen cerrarse con punto cuando constituyen etiquetas que describen al contenido de dichas imágenes.
  • En eslóganes. Los eslóganes publicitarios no llevan punto final cuando aparecen aislados y son el único texto en su línea.
  • En enumeraciones en forma de lista. Se escribe punto tras el número o la letra que encabeza cada uno de los elementos enumerados. Ejemplo: a. Camisa
  • En índices. En los diferentes índices que aparecen en las obras para facilitar el acceso a la información, no se escribe punto al final de cada línea.
  • En direcciones electrónicas. Se emplea el punto para separar los subdominios de las direcciones de correos y páginas electrónicas. Sin embargo, el último de esos elementos no va seguido de punto. En cambio, si la dirección aparece al final de un enunciado que se escribe tod seguido, debe escribirse el punto final de cierre.
        Como hablar del punto es largo y tendido, por hoy lo dejaremos aquí. Para hablar de esto he utilizado la Ortografía de la lengua española de la RAE.

    El saber no ocupa lugar.

                                                                                          

12 comentarios:

  1. Que útil entrada María, mira que a veces estas cosas se nos olvidan con facilidad.

    Un abrazo para vos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que mientras lo escribía iba aprendiendo.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Pues me ha servido mucho porque algunas cosas veo que las hago mal. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No eres la única, a mí también me ha pasado escribiéndolo.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Muy útil la entrada. No sabía que debajo de las ilustraciones no se ponía punto. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo tenía muy claro. Ahora ya sé como ponerlo.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Me ha encantado esta entrada excelente trabajo un besito

    ResponderEliminar
  5. El empleo de los puntos (seguido, a parte, final, suspensivos...) lo tengo claro. Mi problemilla, a veces, es cuñando usar el punto y coma, ese híbrido nacido de dos signos de puntuación. En caso de duda, o coma o punto, jeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, no te preocupes que llegaré al punto y coma, yo no lo uso mucho, porque tampoco sé como ponerlo.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Interesante lección como es habitual.
    Besos

    ResponderEliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.