2/6/16

Mi primera presentación, chispas

    Llegó el momento. Carreras de última hora, preparación de cajas, libros contados, nervios en la boca del estómago, bolígrafos con tinta, mensajes de última hora, suerte a mansalva y camino a mi primera presentación.

     Como era normal, los nervios se contagian, mis hijas también nerviosas no paran de gritar en el coche y su lengua no les para. Yo intento centrarme en lo que está por llegar sin mucho éxito, así que conduzco hasta el colegio San Indalecio de La Cañada, donde tengo mi primera presentación.


     Llego temprano, el director ya ha abierto las puertas. Entro al cole con mi caja seguida de mis dos peques. Pronto empieza a llegar gente conocida, y no tan conocida. Hace calor, mucho calor. Y aquí hago un inciso para pedir a la Junta que ponga aire acondicionados en los colegios, porque es una tortura.

    La gente empieza a pedirme libros, los niños se acercan y los cogen. Firmo algún ejemplar de la gente que me lo pide porque tiene prisa. Mis nervios van en aumento conforme veo poner más sillas de última hora y en la sala no cabe ni un alfiler. 


     Veo caras conocidas e inesperadas, algunas que conozco de vista y otras que no recuerdo. Los niños se sientan delante y empiezan a impacientarse. Me cantan esa cancioncilla que dice "Que empiece ya, que el público se va". Yo me río y bailo al compás. El director ofrece los dos minutos de cortesía para que vengan algunos rezagados. Y bebo agua. Todos los niños se acercan a pedirme, hace mucho calor.

     Vamos a empezar y mi sobrina, que está a mi lado me dice "Tita estás temblando, estas muy nerviosa. Fuera nervios".



     El director empieza presentándome. Se le nota que ya ha hablado en público más veces. Yo encantada de todo lo que dice sobre mí. La gente aplaude y yo comienzo a hablar. Tengo algo preparado que me he leído más de una vez, pero cuando comienzo a hablar, todo queda a un segundo plano y me dejo llevar por mis palabras. La gente se ríe con mis medio chistes y yo respiro tranquila. 

    Conforme hablo, explicando porque he escrito este libro, observo las caras que me observan, y me apoyo en las más conocidas, todas me sonríen, aunque los nervios hacen de las suyas y yo hablo muy rápido.

    Termino y me dirijo a mis peques, a esos a los que les he escrito el libro, los que leerán mis cuentos, los más críticos. Esos niños que siempre, siempre te van a decir la verdad sobre lo que han leído. Y les pregunto: "¿Queréis que os cuento un cuento?" Como era de esperar, un siiiiiiii retumba en la sala, y yo feliz les pregunto cual les cuento. Como no se ponen de acuerdo, les leo el primero. 


    Noto, conforme avanzo en la historia, que la sala se va quedando callada. Los niños me miran, e incluso algunos leen a mi par. Seguro que se han dado cuenta de que no he leído al pie de la letra y que he cambiado algunas palabras.

    Acabo con otro aplauso y después de que nadie tuviera una pregunta para mí, les invito a firmarles los libros. Me siento en una mesa, que enseguida se rodea de niños. Les pregunto sus nombres e intento hacer una firma personalizada para cada uno. Me excedo en el tiempo, pero me encanta charlar con cada uno y verles esas caritas de ilusión, además recibo besos de recompensa.

    La gente espera paciente en la cola que se ha formado, y yo voy firmando cada ejemplar, sabiendo que esa noche, algunos disfrutarán con su lectura.



    Llegó el turno a los adultos, agradecimientos varios, enhorabuenas, besos y abrazos. Mis nervios ya han bajado de nivel, pero mi sonrisa está más ancha que nunca, mientras escribo esto aún la tengo, parece que no quiere desaparecer.

    Contenta y agradecida por lo bien que ha resultado todo, de tener a mis incondicionales cerca, de sentir a todas las personas que fueron y las que no fueron. Lo mejor de la presentación es eso, todo ese cariño que me han demostrado. Desde aquí quiero agradecer a todos el ratito que me han dedicado, ha sido un momento muy especial que no se me olvidará.

    Una de las cosas que más me está gustando de esta experiencia son las fotos que me mandan algunas mamis de sus hijos leyendo mi libro. Los veo ensimismados en mis letras y eso me llena de orgullo, por eso voy a recopilar todas esas fotos para guardarlas en un rinconcito y tener ese gran recuerdo de mis niños.

  

30 comentarios:

  1. Ayyyyy qué bien!!!! Me alegra mucho que todo haya salido fenomenal, ahora a seguir así. Por cierto, ¿no tendrás un vídeo? Me habría encantado oirte hablando rápido,jejeje, o leyendo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa. La verdad es que lo he pasado genial. Muchos nervios, pero ha merecido la pena.
      Tengo el vídeo, pero no quiero subirlo, porque además de que me da una vergüenza horrible, salen niños, y no tengo el permiso de sus madres para publicar sus caritas.
      Pero te puedo asegurar que en menos de tres minutos ya había terminado de hablar, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
    2. Jajaja, por lo de los niños vale pero vergüenza ninguna, seguro que lo hiciste genial. ;)

      Eliminar
    3. Jijijiji es que aunque n lo parezca, soy muy vergonzosa.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Enhorabuena María! Me tranquiliza ver que te ha salido genial, aunque si te soy sincero no lo dudaba en absoluto. Los nervios y todo lo que describes en los momentos previos son completamente naturales, me gustaría verme a mi en tu lugar, jeje. Opino como Marigem, quiro videos, quiero oír esa peazo presentación, que seguro que lo haces de maravilla. Un abrazo y felicidades, que vengan muchas más, jeje! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues como le he dicho a Marigem, no creo que suba el vídeo, porque hay niños en él, y no tengo autorización de sus madres para subirlo a la red.
      Pero la verdad es que ha sido fantástico.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Qué emocionante, María, me ha encantado leer esta experiencia tuya y debo decir que la has relatado de tal forma que me parecía estar muy cerca de tí. Mi más calurosa enhorabuena, verás como poco a poco los nervios van quedando a un lado.

    Yo trabajé impartiendo cursillos un tiempo y al principio era terrible, no me atrevía a salir de detrás de la mesa del profesor, completamente horrorizada de tener a cuarenta pares de ojos pendientes de todo lo que hacía, cómo iba vestida, lo que decía. Con el tiempo todo eso quedó atrás, aprendí a hablar más despacio y con frases más cortas, disfrutaba mezclándome entre ellos y perdí la fobia a ser examinada. Mis alumnos tenían de 17 años en adelante, edad mínima para hacer los cursillos. Era difícil interesar a jóvenes y adultos en lo que estaba diciendo, pero fue un reto precioso que disfruté mucho esos años. Tú también acabarás moviéndote como pez en el agua entre tus lectores, ya verás.

    ¡Un beso enorme, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el miedo escénico se puede deber a muchas cosas. Yo la verdad es que le tengo pánico a hablar en público. Empiezo a sudar y a ponerme colorada como un tomate, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. ¡Enhorabuena! por este nuevo reto frente a estos futuros lectores de tus cuentos y libros que estoy convencida seguirás publicando. Me pareció estar ahí cerca escuchándote con esos nervios y emocionada tu improvisado "discurso".
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que tampoco sabía muy bien que decir, y aunque estuve buscando otras presentaciones, todas las que encontré me parecían demasiado serias para niños. Opté por inventarme un poquito mi historia.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Enhorabuena!Felicidades!y muchos exitos para el futuro.Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Poco a poco, ese futuro se va convirtiendo en presente, y es súper divertido hacer este tipo de cosas.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Muchas felicidades en tu presentación. Te deseo un futuro próspero en éxitos literarios. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que ahora mismo estoy abrumada por tanto cariño recibido.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Enhorabuena, María. Ya pasó y salió bien. Me alegro muchísimo. Ahora a por otro libro. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, si ahora a pensar en historias nuevas, y aventuras diferentes.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. No solo te doy a enhorabuena por haber salido airosa de ese "trance" sino por haber pido editar un libro. Espero que a estas experiencias (presentación en publico y publicar) se repitan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que si, por ahora todo está saliendo estupendamente. Y me lo estoy pasando genial. Esto de las copublicaciones tiene su aquel.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. Ya tenemos a una compañera famosa entre nosotros los aficionados. trasmites la felicidad de esos momentos, al igual que los nervios inevitables al tener que hablar en público. Tengo cierta experiencia al respecto y sé que se pasa muy mal hasta que ves que la gente que te rodea se vuelve cómplice contigo, porque te los has ganado.
    Te auguro éxito con tu libro. Te lo mereces por tu tesón.
    Besos compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que es fundamental que la gente de mi alrededor me apoye. Me hace sentirme más segura, a pesar de esos nervios inevitables.
      Un besillo.

      Eliminar
  10. María!! Felicidades!! Me alegra mucho saber que la publicación y la presentación de este libro de cuentos ha estado perfecto. La verdad, que no lo sabía y me descubro con una gran sonrisa al leer ese día tan fantástico para tí y para todos los que pudieron disfrutar de la presentación. Te deseo todo lo mejor y más! Más libros y presentaciones :)Un abrazote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji, siiii auqnue todo poco a poco, que así lo disfruto más.
      Un besillo.

      Eliminar
  11. Enhorabuena, María!
    Me alegro muchísimo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te alegre. Muchas gracias.
      Un besillo.

      Eliminar
  12. Enhorabuena amiga , ya eres una escritora que lleva la carisma de hacerse famosa. Tienes nuestro apoyo en divulgar tus libros. Espero que pronto lo vengas a presentar aquí por el norte. Mañana voy asistir a una presentación de un amigo bloguero aquí en Deva se llama Jose Ángel Romano del blog Artista callejero viene a presentar un libro. Mañana estaré presente en su presentación. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que me vaya tan lejos, jejeje. Por lo menos por ahora, en un futuro ya veremos. Pero aunque no vaya, muchas gracias por tu gran apoyo.
      Un besillo.

      Eliminar
  13. Me alegro mucho de que haya sido una experiencia tan gratificante compañera. A mí, personalmente me parece que dirigirse a los niños es más difícil que a los adultos, porque los primeros, si se aburren bostezan y punto, ja, ja (no hay diplomacia posible), pero también es verdad que con sólo ver sus ojillos de ilusión ante cualquier detalle, se te ilumina la cara. En fin, enhorabuena y a por todas. Sé que todo esto no viene gratis, hay que currárselo, y tú lo estás haciendo muy bien. Te deseo todo el éxito del mundo.
    Por cierto, que el otro día entré en la página que has puesto de la editorial y no vi tu libro, a lo mejor aún no la habían actualizado
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, no aún no han actualizado la página. Espero que lo hagan pronto, jejeje.
      La verdad es que los niños son los que te dicen la verdad solo con sus caritas. Si se aburren o si les gusta o no.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.