8/6/16

El tema de la semana: Me gustaría cambiar. Una mirada al interior de la paternidad.

    Esta semana me vuelvo a unir al tema de la semana que propone +Papas Blogueros y aunque tienen una forma muy chula de que aparezcan todos sus posts juntos el final de cada entrada con respecto al tema. He de reconocer que siempre pienso en hacerlo, y siempre voy con el tiempo justo, y más esta semana. Así que lo dejaré para la próxima. Espero que no me lo tomen en cuenta.

    Bueno y sin más dilación, me voy al tema que nos ocupa esta semana. Se trata de hablar de la paternidad, y de lo que cambiaríamos sobre ella. Como es lógico, al hablar de paternidad, se me ocurren miles de temas que cambiaría, como cualquier otro que hable del tema. Entre esas pequeñas cosas está aquello que los políticos llaman conciliación familiar, y que ninguno se pone de acuerdo en cual es la mejor forma de llevarla a cabo. Así, entre unos y otros la casa se queda sin barrer.

     Por otro lado también cambiaría la escasa baja por paternidad, que si las madres tenemos poca, lo de los padres es de risa.

    Pero pudiendo hablar de todo eso, de lo que de verdad quiero hablar es de la poca importancia que se le da a la paternidad. El rol de padre está muy poco valorado por toda la población. Venimos de una sociedad machista en la que los hombres ni siquiera empujaban los carritos de sus bebés por la calle.

    Gracias a que todo eso ha cambiado, ahora los padres asumen su función de padres con todo el gusto del mundo. Pero la sociedad sigue siendo reticente a aceptarlos. La gente aún se sorprenden cuando el padre es el que le cambia el pañal al bebé mientras la madre se queda sentada charlando con los demás. Se suelen decir frases como "hoy mi marido me ha bañado a los niños". Ese "me", me saca de mis casillas. 

     Factores como estos, además de muchos otros que dejan al padre todavía en un segundo plano, es lo que me gustaría cambiar. Se sigue escuchando cosas como "prefiero hacerlo yo, no me fío de que lo haga él". Dejemos a los padres ser padres, las madres no somos perfectas. Igual que ellos se equivocan porque es algo nuevo para ellos, también lo es para las madres, y nosotras también nos equivocamos.

     Y hasta aquí lo que yo cambiaría de la paternidad, bajas maternales y paternales igualitarias, eso sí, mucho más largas.

    Una visión más igualitaria de un padre y una madre. Cada uno tiene funciones distintas, eso no lo podemos negar. Nuestra naturaleza nos hace actuar diferentes. Pero los dos somos complementarios y necesarios.


12 comentarios:

  1. En nuestro caso, el tener hijos lo hemos vivido totalmente a la par... Como siempre dice mi marido, cuando tienes gemelos, como el padre no se involucre al 100% no se sobrevive. Y con la pequeña, igual. El es el que la baña mientras yo preparo la cena, por poner un ejemplo.
    Y como anécdota... Siempre es él quien se levanta (y se levantó con los gemelos) cuando llora por la noche, que me da hasta me da vergüenza tener que preguntarle todas las mañanas si la niña se ha despertado o no (es que yo, cuando duermo estoy catatónica...)
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo mejor, que se crien a los niños juntos.
      Aunque no es lo que suele suceder.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Razón tienes, María. Parece que los padres hacen un favor cuando se ocupan de algo que les corresponde tanto como es cuidar de sus propios hijos. Efectiva y afortunadamente, las cosas cambian. Yo lo he tenido bien (y no hubiera consentido otra cosa) porque mi hijo tiene 29 años y su padre se ocupó siempre de él totalmente a la par conmigo y, a veces, más que yo que por cuestiones de trabajo lo tuve más difícil que él durante un tiempo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una suerte, cuando los dos trabajan, al final el uqe más se ocupa es el que menos horas está fuera de casa.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Esa sociedad machista que nombras privó a muchos padres de su paternidad. por la educación recibida, las enseñanzas de los mayores, tradiciones y lo mal visto que estaba que un padre hiciera labores que tenían que asumir sí o sí las "amas de casa".
    Gracias al cielo y al empuje de hombres y mujeres más progresistas, liberales, y concienciados, se ha conseguido que los papeles y roles se equiparen al menos en lo que respecta al cuidado y educación de los hijos.
    Ahora son el estado y las empresas, los que tienen la pelota en su tejado con lo que respecta a la conciliación familiar-laboral.
    Lo veo difícil cuando lo que priman son los criterios económicos.
    Besos y gracias por traer temas tan interesantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si queda mucho del estado, pero todavía de la sociedad. Los más jóvenes vuelven a venir fuertes con esos roles del hombre y la mujer.
      Parece que no avanzamos...
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Creo que se ha avanzado mucho en el tema, hoy no es tan infrecuente ver a un padre dándole de comer a su hijo o atándole los zapatos mientras juega, pero aún falta camino que recorrer. Como en todos los temas que afectan a la igualdad entre hombres y mujeres, queda mucho que pelear. Espero que poco a poco...

    Respecto a las bajas por paternidad/maternidad, creo que es solamente un tema económico. Al final todo se resume a dinero.

    ¡Un beso y buen día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema económico es lo primero, pero yo pregunto, ¿qué pasaría si hubiera que pagar a menos políticos?
      Un besillo.

      Eliminar
  5. La responsabilidad tanto de padre como la madre es igual , por lo tanto las funciones del padres es de apoyar a la madre en el papel igualitario. Es normal que la única función de la madre es el amamantamiento el resto lo puede hacer igual , el padre o la madre. Lo unico es que se pongan de acuerdo los dos para que eso se lleve a cabo. El rol de madre era antiguamente hoy en día se ven muchos hombres con sus hijos. Ayer mismo vi a un chico cambiar el culito a su bebe sobre un banco de un paseo, con una dulzura mejor que una mujer. Yo tuve suerte mi marido ejerció de padre desde el primer momento. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque las cosas está cambiando, muy poco a poco. La verdad es que aún se tiene esa mentalidad de el hombre es el que me ayuda, y demás. Pero bien es verdad que las cosas cambian.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Hola!!!! Yo he tenido suerte porque aunque mi marido era el que trabajaba fuera se ha involucrado siempre mucho, y lo sigue haciendo, ahora de otra forma claro, pero es de los que deja lo que sea para ir con sus hijos, o para ir a llevarlos y buscarlos si él puede mejor, o para lo que sea. Y he intentado educar a mis hijos en igualdad, espero haberlo conseguido.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que si lo has conseguido. La verdad es que los niños son lo más importante y los padres los quieren igua que las madres.
      Esa mentalidad es la que hay que cambiar de una vez.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.