19/4/16

Nubes de algodón



                Acuérdate de lanzar mis cenizas al mar. No las exhibas ni las guardes en el armario de tu dormitorio. No revivas recuerdos en ellas.
Ahí ya no estoy yo. Me fui hace tiempo, a nadar entre sirenas y delfines, a saltar en charcos de aguas de arcoíris y a volar entre nubes de algodón.

22 comentarios:

  1. Solo cuatro líneas para expresar tanto. Me ha encantado y, a la vez, emocionado. Será que me estoy haciendo mayor.
    Escribes de maravilla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras.
      De verdad que me llegan al alma. Me haces sentir orgullosa, llegar a emocionarte con tan poquito. Eso quiere decir que algo haré bien, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Muy tierno y marino. Y muy comprensible: a mí tampoco me gustaría pasar la eternidad en el armario del dormitorio. Ni en la repisa de la chimenea.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que a mí tampoco. Y no me gusta nada cuando lo veo en otras casas.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. El apegarse firmemente a los recuerdos y a esas ausencias, no nos aporta nada más que sufrimiento inútil. Lo esencial y auténtico es el presente, de modo que adaptarse a la realidad y dejarse fluir es lo que nos salvará de ese "naufragio". También es verdad que para el ego es muy difícil desprenderse de "sus posesiones".
    Un micro con muy buena reflexión incluida.
    Un besillo también :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bonito recordar, pero cuando se hace de una manera sana, y no regodeándote de lo malo que has pasado.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Cuánta razón tiene tu protagonista, María. Las cenizas es lo que nos queda físicamente, pero ahí ya no hay nadie... ¡Precioso!

    Un besillo de martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Ya viviste, lo que queda, son otras cosas.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Hermoso María, sí señor. En cuatro palabras. Quiero destacar algo. Cuando dices "me fui a nadar entre sirenas y delfines, a saltar en charcos de agua de arcoíris y a volar entre nubes de algodón", es como una vuelta a la niñez, cómo si, al morir, volviese de nuevo a nacer, allá donde estén esas nubes de algodón. Lo dicho: hermoso. Y grande.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me gusta la idea de volver a la niñez, porque es cuando se vive más feliz, sin esas preocupaciones a las que tantas vueltas les damos.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Estupenda resolución a las primeras palabras. Todo nostálgico recuerdo tras la muerte.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La nostalgia viene de la mano, creo yo.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Me ha encantado María, con muy pocas lineas expresas mucho. Un abrazo! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que te haya gustado.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Un mensaje esperanzador, de cierta manera. Es lo que muchos quisiéramos creer, que tras la muerte, se abre un universo de posibilidades infinita.

    Saludillos, María!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la verdad es que nunca se sabrá a ciencia cierta... o por ahora no se sabe.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. Genial, María. Me encantó el micro.
    Un beso grande :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que te haya gustado.
      Un besillo.

      Eliminar
  10. Este no lo había leído y me encanta yo escribí uno con esta frase , ya os lo pondré. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Qué difícil es desapegarnos de los seres queridos.
    Y que bonita manera de despedirse.

    Triste por lo que representa y soñador por lo que podría ser.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Y de que me lo hayas recordado, me ha encantado volver a leerlo.
      A veces leo las cosas y no me acuerdo de haberlas escrito.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.