9/4/16

La Búsqueda XXXVI


 SINOPSIS DE LOS PERSONAJES



HADAS:

DRÍADES: Hadas de Tierra.

SALAMANDRAS: Hadas de Fuego.

ONDINAS: Hadas de Agua.

SILFOS: Hadas de Aire.


DRÍADES: 

Arien: Reina de los Dríades.
 
Eglantina: Maestra Dríade.

Ellyon: Buscador Dríade.

Abatwa: Dríade desterrado.

SALAMANDRAS:

Nimue: Reina de las Salamandras.

Glasting: Maestra de las Salamandras.

Leanan: Buscadora anterior.

Morrigu: Buscadora de las Salamandras.

ONDINAS:

Oonagh: Reina de las Ondinas.

Lorelei: Antigua buscadora y pareja de Abatwa.

Licke: Buscadora de las Ondinas.

SILFOS:

Moira: Reina de los Silfos.

Edrielle: Buscadora de los Silfos.


ELFOS OSCUROS:

Zelantina: Reina de los Elfos oscuros.

Dagmar: Hijo de Zelantina y Guerrero Ede los Elfos Oscuros.

Sharku: Guerrero de los Elfos Oscuros.

Shiary: Hermana de Sharku.

Morathi: Elfa guerrera.

CENTAUROS: 

Quirón: Rey de los Centauros.

Myla: Hermana del Rey.

Nicos: Guía de los Centauros.

DRAGONES:

Ikran

Fafnir

CAPÍTULO XXXVI

 
                El sol salía por el horizonte. Dos figuras de pie, una junto a la otra se distinguían en el campamento. El resto dormía. Las dos, miraban a Dagmar.


                - Ha cambiado. – Sentenció Shiary.

                Morrigu asintió y siguió mirando como Dagmar se transformaba. Lo más increíble era la piel. Había pasado de un tono verdoso a un color más rosado y brillaba como si estuviera cubierto de purpurina. Sus orejas se estaban haciendo más puntiagudas y sus dedos ya no eran tan alargados como el resto de los de su clase.

                Shiary lo miraba y se miraba a sí misma para ver los cambios que se estaban efectuando en el. Su cara era una mezcla de fascinación, sorpresa y tristeza. Se daba cuenta del cambio del único amor de su vida. Y se preguntaba en que habría cambiado por dentro.

                ¿Tanto poder tenían los dragones? Ninguno de su especie lo sabía. Solo habían escuchado relatos que pronto se convirtieron en leyendas de elfos jinetes de dragones. Y en ningún momento se dijo que eran diferentes al resto.

                Pero no había forma de comprobarlo. Solo Fénix sabía dónde estaba la Tierra de los dragones y ninguno de los que lo supieron había vuelto para contarlo. Fénix solo los guiaba hasta los huevos de dragón. El sitio donde iban después solo era conocido por los jinetes que unían sus vidas a estos seres.

                - Se ha movido. –Dijo Morrigu, agarrando la mano de Shiary.

                Las dos se quedaron mirando fijamente aquel cuerpo que parecía inerte. Un pie se movió, y ellas se apretaron más fuerte las manos. La tensión se palpaba en el ambiente, y poco a poco se despertaron los demás miembros de aquella expedición. Todos alrededor del elfo, miraban asombrados los cambios producidos en él.

                - ¿Por qué me miráis tanto? –El elfo habló sin abrir los ojos y sin mover ni un solo músculo.  Nadie le contestó. Más por el simple hecho de que estaban estupefactos por aquellos cambios tan evidentes que por otra cosa.

                Dagmar se levantó y se puso delante de Shiary. Esta soltó rápidamente la mano de Morrigu y miró a su compañero con lágrimas en los ojos.

                - Lo sabes, ¿verdad? Sabes que lo nuestro nunca podrá ser.

                Dagmar entrelazó sus dedos con los de la elfa, mientras ella lo miraba y asentía. Acercó sus labios a los de ella y suavemente, casi sin rozarla la besó. Ella cerró los ojos esperando un poco más para sentir aquellos labios que tanto había deseado. Pero fue tan rápido que casi pensó que había sido un sueño. Se miraron durante lo que si pareció una eternidad. Shiary notó como su cuerpo y su mente se calmaban. El amor que creía que había sentido por Dagmar ya no era igual. Ahora ese amor también había mutado.

                El elfo se acercó a Morrigu, y ambos se cogieron las manos sin dejar de mirarse. El resto miraba la escena como algo espiritual, hasta Sharku y Morathi se habían quedado sin habla. Elfo y Hada se miraban sin percatarse de lo que pasaba a su alrededor, se habían fundido en su propio mundo interior. Sus labios se encontraron, con suavidad pero con seguridad. Sus bocas bailaron al son de una música que solo ellos escuchaban.

                Todos los presentes los miraban sin pudor, sabiendo que aquello era lo que tenía que pasar. Estaba escrito. Elfo y hada unidos a través de los dragones.

Capítulo anterior 


6 comentarios:

  1. Muy hermoso este capítulo de transformación, unión y evolución. Sin duda, el encuentro de esta larga búsqueda está dando sus frutos, pura magia envuelta en un gran mensaje de amor, paz y equilibrio. Fantástico, María.
    ¡Abrazo, Hermana de Letras! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. No paro de decir que ya queda poco para el final, pero cuanto más se acerca más ganas tengo de alargarlo, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. ¡¡¡Aaaaaawwwww!!

    Al final, aprovechando que aún no está la comida, me lo he tenido que leer antes de lo que pensaba... *-*

    "Me he morío" de Amor y lo sabes... ¡¡Qué monoso todoooo!! ¡¡Qué Especial!! Si es que... El Cambio de Dagmar... Y ese Amor Eterno entre Él y Morrigu...

    Me llevo mis Suspiros de aquí... Porque vamos... *-* + *-* + *-*

    Aunque lo siento mucho por Shiary... Lo que me hace preguntarme una cosa: ¿Sólo pueden tener un Amor Verdadero? O.o

    ¡¡Miiiiil Besotes de Purpurina!! ^w^

    PD: Me ha recordado a Saruman ;) Cuando explica que los Uruks eran Elfos capturados por los Poderes Oscuros, pues aquí... ¡¡A la Inversa!! Elfos Oscuros capturados por... Bueno, la verdad es que no sé por quiénes han sido capturados, porque los Elfos Oscuros también me gustan como son...

    PD2: Sé me acaba de ocurrir una Teoría Súper Loca... De esas que salen de mis Conexiones Neuronales sin mucho sentido xDDD ¿La Oscuridad de Abatwa podría proceder de que, antaño, fue un Elfo Oscuro?

    PD3: Me pasaré por aquí todos los Sábados ;3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a responder a algunas de tus preguntas.
      Dagmar y Shiary nunca podrán estar juntos porque Dagmar es un jinete de dragón y ya no podrá volver con los suyos, con lo que no podrá estar nunca con Shiary.
      Abatwa era un Dríade feliz hasta perder a su hija y a su mujer, que se volvió un huraño. Es el dolor el que le hizo tener ese lado oscuro.
      Me encanta que te haya recordado a Saruman. Es muy posible que haya influido sin saberlo en mi forma de escribir.

      Un besillo.

      Eliminar
  3. Por fin se produce una unión real entre dos seres tan distintos: elfo y hada. Y todo ello debido a los dragones, como bien se dice en la frase final del capítulo. Un capítulo muy bonito en el que se ve, como si fuera un nacimiento, la evolución de Dagmar tras ser elegido por un dragón. Las leyendas, al parecer, son ciertas, y también hay elfos jinetes de dragones. Finalmente Morrigu consigue al elfo, a quien ama, y se cierra ese triángulo amoroso.
    Ya queda menos para el final...
    Un abrazo, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si en un rato se te acaba esta aventura. Unos pocos capítulos de esta saga que ha durado más de lo que pensaba.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.