24/4/16

El camino hasta ahora

      Ya estamos a domingo, después de una semana de resaca del día del libro. Multitud de actividades y librerias con descuentos repletas de gente. Yo ya tengo mi regalo del día del libro. ¿Una rosa? No. Las rosas se acaban, los libros nunca tienen fin. Y para ser sinceros, este año me han regalado unos que llevo años esperando, y que por una cosa u otras no he tenido. La gramática y la ortografía de la RAE. Sé que para una filóloga esto llega un poco tarde, pero más vale tarde que nunca.

     Bueno y sin más preámbulos, la semana se acabó y yo os traigo todo lo que os he dejado en ella.

     El lunes comencé con una buena noticia. Un premio a través del microrrelato Un corto disparatado. Gracias a este corto me he ganado un curso de escritura, que ya estoy deseando empezar a hacer.

     El martes otro micro Nubes de algodón. Parece que últimamente solo escribo micros. Intentaré traeros algo más largo. 

     El miércoles en Asuntos de mamá nos vamos de Visita a la Isleta del Moro. Una vuelta por un pequeño pueblo de pescadores, que a mí personalmente me tiene enamorada. Os puedo asegurar que si vais no os va a defraudar.

    El jueves una historia cotidiana. Madrugada nos trae una relación de amor, una pequeña historia de una vida en común. Un pequeño momento de una mujer en una madrugada.

     El viernes comienzo nueva sección Tertulias gramaticales y ortográficas. Donde hablaré de todos esos fallos que me encuentro por ahí, y de los interrogantes que me surgen a la hora de escribir.

    El sábado mis hadas vuelven en La búsqueda XXXVIII para quedarse por un par de capítulos más. Su historia se acaba y mis pequeñas llegan a su fin. 

    Esta semana os dejo el enlace a una de mis historias favoritas, que aunque no la he escrito ahora, (la escribí hace un año), es una historia sobre el 23 de abril. Espero que os guste.

    Desde mi Rinconcito, os deseo una semana llena de letras.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu huella. Me encantaría leerla.