9/3/16

¿Somos los padres parte responsable del acoso escolar?

    Ahora mismo el acoso escolar está a la orden del día. Por desgracia oímos muchos ejemplos a nuestro alrededor, e incluso familiares cercanos, en las noticias y en todas partes.

    Ayer me pasó algo muy curioso de lo que no tengo todos los datos. Salí yo con mis hijas del cole, cuando de reojo vi a un padre con su hijo acercándose a una mujer a decirle algo. No les preste mucha atención y seguí mi camino. Pero aquel hombre se puso detrás de mí para salir del colegio. 

    Por como hablaba me daba la sensación (insisto, no tengo los datos concretos), de que le habían pegado a su hijo y el padre se había acercado a la madre del niño que le había pegado a decírselo. Se ve que la madre no hizo mucho caso, y el padre le iba diciendo a su hijo:

    "Y a la madre no le importa nada, no piensa hacer nada. Pues cuando se agache, una patada en la boca. No es malo, cuando se agache una patada en la boca".

     Más o menos estas eran las palabras que iba diciéndole el padre a su hijo, las repetía incesantemente. Supongo que por la impotencia y la frustración que le pudiera producir la situación que estaba viviendo.

    ¿Pero esta es la forma más correcta de enseñarle a un niño a defenderse? En mi opinión no lo es, y no justifico esta actitud. 

     Según un artículo de El Mundo, entre un 5 y un 10% de niños entre 10 y 15 años sufre de acoso escolar. No me parecen datos muy reales, porque la mayoría de los niños acosados no lo cuentan.

     Pero cuando se oyen casos tan graves como niños que se quitan la vida por el acoso que sufren en el colegio, siempre surge la misma pregunta ¿Es qué los padres no lo ven?

     Desde mi punto de vista el acoso es algo que se esconde. Los niños no cuentan en casa que otros niños les pegan o les insultan. En mi caso tengo aún niñas muy pequeñas (3 y 5 años), pero aún así, se ven pequeños atisbos de acoso. Y eso que son muy pequeños. Niños que no dejan que otros se relacionen con otros niños, niños que pegan simplemente por el gusto de pegar, sin ninguna razón aparente. Y estoy hablando de niños pequeños  de lo que yo he vivido en estos pocos años escolares.

     La respuesta a la pregunta de si los padres nos deberíamos dar cuenta de todo esto es un poco complicada. Yo he oído a padres decir "pues yo prefiero que mi hijo pegue a que le peguen". ¿Estamos potenciando esta violencia gratuita en los niños? ¿Existe alguna forma de ayudar a nuestros hijos a que se respeten y a ser respetados sin la violencia verbal o corporal?

     Desde mi punto de vista es muy difícil detectar en los niños este tipo de cosas. No quieren contar que les insultan o les pegan. Los padres tenemos que tener cien ojos en el niño, y en cualquier cambio que detectemos en él. Y eso en la época de la poca conciliación laboral en la que vivimos me parece muy complejo.

     Y es que los padres pasamos cada vez menos tiempo con nuestros hijos, gracias a que necesitamos trabajar ambos para poder llegar a fin de mes. Los padres y las madres llegamos cansados a casa de todo el día de trabajo. Los más afortunados trabajan solo mediodía y las tardes se las pueden dedicar a sus hijos, y a las extraescolares.

     Cuando acaba el día, te das cuenta de que no te has sentado a hablar con tu hijo a que te cuente como le ha ido en clase, y si lo has hecho, ha sido rápido.

     Cuando pones acoso escolar en Google, la información te golpea en la cara. Hay multitud de páginas que intentan ayudar en este sentido, que te dan pautas de como combatir el acoso escolar y te enseñan a detectarlo. Os voy a enseñar algunas:

  • AEPAE. Asociación Española para la Prevención del Acoso Escolar. Os recomiendo el vídeo de su página principal. Se trata de una entidad no gubernamental sin ánimo de lucro. Su mascota es un erizo, y me ha encantado su forma de explicar porque lo es. Es una página muy útil donde aconsejan tanto a padres como alumnos y profesores. No está de más echarle un vistazo.
  • Acoso Escolar .com. El Dr Iñaki Piñuel nos responde a preguntas sobre el acoso, y nos da una guía práctica sobre como detectar y que hacer ante el acoso escolar. También nos ofrece un teléfono de ayuda en el Instituto de Innovación Educativa y Desarrollo Directivo. Además de muchas otras cosas que podéis ver en su página.
    También podemos ver un montón de artículos sobre el acoso escolar como este de la Comunidad escolar, o en la página de 20 minutos, o en El País, donde puedes encontrar varios sobre el tema.

    En la página Save the Children encontramos este vídeo que me ha parecido estupendo para concienciar.


     Con respecto a la pregunta que os hago al principio, creo que sí, que somos parte responsable, aunque suene duro decirlo. Nosotros tenemos que educar a nuestros hijos tolerancia y respeto hacia los demás, y no permitir que abusen de otros niños. Enseñarles y darles herramientas para combatir el acoso. Es una tarea difícil, y por ello creo que es necesaria la ayuda del profesorado y de la educación. Porque en esto del acoso, todos tenemos un poco de culpa.
    
 

20 comentarios:

  1. Yo no tengo hijos y por eso no conozco este tema muy de cerca, pero está claro que nadie que esté medianamente informado de lo que pasa en el mundo puede decir que nunca ha oído nada al respecto. Yo estoy de acuerdo contigo en todo, María. Los niños necesitan que los eduquen en valores, que les den ejemplos continuos de tolerancia, civismo y educación, pero los padres están ocupados, estresados e inmersos en su propio ambiente de competitividad, que creo transmiten sin querer a los hijos. Así en lugar de generosidad aprenden a querer ser más, mejores, a destacar, a dominar... No hay más que ver los consejos que muchos padres dan a sus hijos, y esos sí los he oído de primera mano: "si te pega cuando se descuide le pagas tú más fuerte, que no sea va a quedar por encima". Terrible...

    Yo no sé cuál es la solución ni por qué los niños tienen hoy en día tantos problemas, pero está claro que solo con la colaboración de todas las partes, padres y educadores, puede avanzarse.Un tema muy preocupante, ya lo creo.

    Una reflexión genial, María. Me ha gustado mucho :)

    Un beso de miércoles!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que da igual que tengas hijos o no, el tema es preocupante para todas las partes.
      Como bien dices, tiene que haber un consenso de todos, y la educación es fundamental para todo esto.
      Un besillo Hermana de Letras.

      Eliminar
  2. Hola!!!!! No hace mucho hice un jueves reflexivo sobre este tema porque se había suicidado un niño de 11 años,¡11!y me reitero, los padres somos responsables.
    Hay que educar a nuestros hijos, aunque te confieso que entiendo al padre que mencionas porque si intentó explicar a la madre del otro niño las cosas y ésta pasa de todo, ufffff.
    Hay que educar para que sean tolerantes, para que no hagan daño a nadie y para que no permitan que otros les acosen, y también hay que castigar a los acosadores de modo ejemplarizante, incluso a los padres si se detectan negligencias en la educación.
    Hace un par de años una niña de mi ciudad se tiró por un acantilado que es terrible, da angustia solo mirarlo, porque no pudo soportar el acoso. No quiero ni pensar el dolor y la soledad que sintió. Pues las acosadoras solo tuvieron que realizar unos pocos trabajos sociales y asunto olvidado. Si se castigara de manera muy firme a esas niñas y se investigara cada familia a lo mejor los demás empezaban a educar mejor, aunque es triste que la gente lo haga por miedo al castigo.
    Yo tenía mucho miedo a que les pasara algo así a mis hijos, por suerte no me ocurrió, pero ese miedo sigue porque la sociedad va a peor y no me gusta que a mis hijos les quede un mundo así.
    Ahhhh, y los programas donde la gente va a insultarse tampoco ayudan, porque un adulto puede discernir que es un montaje pero la mente de un niño o adolescente filtra la información de otra forma y normalizan la violencia verbal.
    Un besito y un tema muy interesante, menudo rollo te metí, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El prblema con la televisión que comentas es que ahora a los niños se les deja ver de todo. Y de todo digo de todo. Los niños de la clase de mi hija ven el "Presing catch", y solo tienen cinco años. Los dibujos tampoco es que sean un gran ejemplo, siempre hablaré de mi querido Bob Esponja, que es horroroso, y lo echan a todas horas. Y nosotros como padres incautos dejamos que nuestros niños vean.
      En fin, y eso es solo la televisión... si miramos a nuestro alrededor encontramos cosas peores.
      Podría seguir así hasta la eternidad.
      Así que lo dejo aquí.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Yo también estoy de acuerdo en que los padres somos responsables. Muchas veces nuestra inactividad, o ese "pasar desapercibido" incrementa el problema. Mis niños todavía son pequeños (6 y 2), pero es verdad que ya se intuyen formas. Por eso tenemos que estar siempre atentos. La educación es fundamental, un pilar imprescindible, para un problema que existe desde siempre, sólo que ahora las "armas" ; los "lugares" y los "modos" en los que "acosar" se han multiplicado exponencialmente.
    Es un tema que daría para mucho, la verdad. Mucho para recapacitar; pensar, debatir...
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si, que es un tema que da para mucho y preocupa mucho. Nos podríamos pasar horas debatiendo, así que un café nos vendría bien. Como tú pienso que la educación es fundamental.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Es un tema que siempre se ha oído que el los colegios hay niños que presionan a otros. Yo no se si os conté que a mi misma mis amigas me comían el bocadillo en el recreo. Ellas que en su casa sus padres trabajaban y se lo tenían que preparar ellas o por tranquilidad se despreocupaban de llevar bocadillo y claro después sentían hambre y comían a las demás parte de los bocadillos. Yo nunca le dije a mi madre lo que me pasaba sólo le decía; mamá hazme un bocadillo doble que tengo mucha hambre. así lo podía compartir sin quedarme yo sin merendar. A mis hijos nunca he sabido si les pasara algo así en le colegio. Mi hijo mayor era pequeño de tamaño al lado de sus compañeros pero siempre lo protegían de burlas por que era pequeño pero muy listo y el ayudaba a los demás en lo que no entendían de las matemáticas u otras materias. Es un caso duro a quien lo vive. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que vaya situaciones, y como tú, muchos niños que no hablan. Es una pena.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. La verdad que es un tema muy delicado, y me da tanta pena.. con lo que marca la infancia y lo desagradable que puede llegar a ser.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que da auténtica pena. Lo importante es que cada vez hay más ayudas para solucionarlo.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Este es un tema complicado. Mi opinión es que los padres tienen una gran parte de la responsabilidad, pero también la tienen los profesores, la escuela. Antes, me refiero a cuando yo era niña, un maestro "conocía" realmente a sus alumnos, sabía los que eran más conflictivos, los que necesitaban una ayuda para relacionarse, los que eran más seguidores o más líderes... ahora yo veo que los profesores se desentienden. Pasa incluso en Infantil: los educadores no están con los niños en los recreos (hay monitores, yo he sido una de ellos) ¿Cómo van a ver así lo que les sucede y cómo les van a ayudar? En fin, tengo experiencias para llenar un libro, y sólo te hablo de un año y medio de trabajo...
    Tanto los padres como los profesores deben estar al tanto de lo que le sucede al niño, pero mi opinión es que en caso de acoso, por los motivos que aduces, el que más rápido puede detectarlo es el maestro, así que tiene una gran responsabilidad.
    Un beso enorme, María, un gran post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que hay una gran responsabilidad en el profesorado. Por eso debemos estar todos unidos, porque sin la educación en casa, los profesores no pueden hacer nada.
      En el cole de mis niñas no hay monitores para los recreos. Están los mismos profesores, eso si para el comedor si hay monitores.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Este es un tema que me produce mucho agobio. Como profesora de secundaria, soy consciente de que nos enteramos de muy poco. Los chicos son ya mayores y en el recreo no tienen la vigilancia que tienen los peques. El otro día nos enteramos de un caso, se habló con los padres del agresor y se le castigó. Al día siguiente cogió al acosado y casi lo tira por la ventana. Es muy fácil animarles a contarlo, pero los que se tienen que enfrentar con su acosador, son ellos y tienen miedo. Y mi instituto es muy tranquilo y hay buen ambiente, pero de vez en cuando e dan casos.
    Lo que dices de la responsabilidad de los padres es muy cierto. Cuando hay alumnos violentos, por lo general (no siempre, por supuesto, pero sí a menudo) descubres que los padres también lo son.
    Muy preocupante el tema. Afortunadamente mi hijo ya pasó la edad y nunca tuvo problemas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el ambiente en casa influye muchísimo. Cuando en casa no existe educación sobre el tema, menos va a existir en la escuela, y cuanto más mayores peor aún.
      Hay muchos alumnos para tan pocos profesores, y eso complica aún más las cosas.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Creo que la responsabilidad, bajo mi punto de vista, debe ser conjuntamente de los padres y el centro escolar, aunque es cierto que los padres hoy día trabajan pero para eso estan los profesores si hay algún síntoma y dar aviso a los padres, creo que debe ser así.
    Por otro lado y aunque no se si tendrá mucho que ver tendría que darsele mas importancia a la conciliación laboral familiar, precisamente para que lso padres tengan mas tiempo de estar con sus hijos y faciliten esa tarea de estar al ojo avisor ante cualquier circunstancia de la vida de sus hijos. un beso y sin duda un buen post. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que mejorar la conciliación familiar ayudaría bastante. Pero parece ser que por ahora no es una prioridad.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. Muy interesante María, mucho y muy a la orden del día.
    Creo que el problema es que los niños acusan la falta de valores que muchos adultos tienen, falta de valores y también de mucha educación.

    Al niño se le tiene que educar con el ejemplo, no puedes decirle que no diga palabrotas si el adulto lo está haciendo, no puedes decirle que respete al otro si con su actitud el padre no lo está haciendo.
    Ya lo dicen que educa más una acción que miles de palabras.

    Creo que es un gran problema, hay mucha violencia en esta sociedad, falta de respeto, una excesiva competitividad en la que todo vale y eso no es así. Se debe dialogar, se debe mediar, se deben rebajar las tensiones y enseñar a los niños a resolver los problemas con diálogo y sensatez, pero eso no sé si está muy de moda.
    Muy interesante María tu reflexión, el tema da mucho qué pensar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo mucho más que decir, estoy totalmente de acuerdo con tus palabras.
      Un besillo.

      Eliminar
  10. muy interesante. hace poco escribia un post sobre este mismo tema, sobre palabras que duelen en niños pequeños de las edades que mencionas. Y que los padres ignoran, o les dicen a los niños que son tonterias, o que si se lo dicen a ellos, que ellos lo digan tambien...y ese no es el camino...almenos en mi opinion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que para los padres es una tontería, para el mismo niño es todo un mundo. A veces no nos damos cuenta de que ellos tienen una percepción distinta.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.