23/3/16

Peleas entre hermanos

    No sé si a todas las madres y a todos los padres del mundo les pasa lo mismo que a mí. Supongo que va intrínseco en el ser humanos. Las peleas entre hermanos son algo de lo que no podemos escapar. Viene dado por nuestra naturaleza de buscar nuestro espacio, nuestro ser quiere encontrar su rinconcito, su sitio en la vida.

     No conozco a ninguna persona que no se haya peleado con ellos, sea el pequeño, el mayor, o el mediano en una familia numerosa. Todos y cada uno de nosotros nos hemos peleado con nuestros hermanos.

    El problema que existe es cuando eres padre o madre y ves a tus hijos pelearse continuamente, (este es mi caso). Mis hijas se llevan dos años, y me dicen que por eso se pelean tanto, porque se llevan poco, pero también conozco a otros padres que tienen hijos que se llevan más edad entre ellos y se siguen peleando. 

     Así que pienso que las peleas entre hermanos son necesarias, es la manera de llevarnos al mundo, de aprender a resolver nuestros primeros conflictos. En nuestra mano está que lo hagan de la manera más "correcta" posible.

    Pensando en este tema mientras oigo a mis hijas a lo lejos en su enésima pelea, me da por investigar y es verdad que en muchas páginas de maternidad te hablan sobre cómo prevenir las peleas o de cómo reaccionar ante ellas. Os traigo un resumen de lo que he leído. 

    Como evitar las peleas entre hermanos:

  • Facilitar un ambiente positivo. Nos explican que tenemos que evitar las peleas delante de nuestros hijos. Nosotros somos su ejemplo. Supongo que todos los padres intentamos no discutir delante de nuestros hijos, pero alguna que otra peleílla se nos escapa.
  • Enseñar a nuestros hijos que expresen sus sentimientos. Esto es fácil, pero en mi caso no siempre factible.
  • Dedicar un tiempo especial a cada niño a la semana. En mi caso difícil no, lo siguiente. Estoy sola con mis dos la mayor parte del tiempo.
  • Leer cuentos sobre el tema. Fácil, porque todos les leemos cuentos a los peques. Yo he encontrado un cuento que se llama "Mi familia y yo" de la editorial Libsa de una colección que tienen de Cuentos para educar.
  • Enseñarles a compartir y a pedir adecuadamente. No sé si os pasa pero cuando ellos están en plena pelea, esas cosas se les olvidan.
  • No etiquetarlos. Esto a mí me resulta fácil. Nunca me han gustado las etiquetas.
  • Evitar compararlos. Lo intento, pero a veces me sale casi sin pensarlo.
  • Jugar a juegos no competitivos. Aunque en casa no lo propiciamos, en el cole es algo muy distinto. 
  • Alabar sus juegos sin discusiones. Totalmente factible.
  • Controlar a que juegan y que ven en la tele. Esto no siempre es compatible. Porque aunque en mi casa se prohíben ciertos dibujos como Las Tortugas Ninja o los Megaforce, en el recreo juegan a eso. ¿Cómo controlarlo?
     Como solucionar las peleas:

  • Que cada niño exponga su punto de vista. Cuando están en plena pelea, una solución difícil en mi caso. Las dos intentan hablar a la vez y se cortan.
  • Que cada uno exponga la versión del otro con sus propias palabras. No lo he intentado, pero nunca es tarde.      
  • Los niños buscan la solución al problema. Tampoco lo he intentado (que mala madre soy ahora que lo leo).
  • Eligen un desenlace que satisfaga a ambos. No sé yo...
  • Planean como ponerlo en marcha, con nuestra ayuda, nunca sustituyéndolos. Nuevo error mío, al final termino por quitarles el origen del conflicto, que suele ser algún juguete.
    En otra página nos dice que seamos constantes y tengamos paciencia. No sé a los demás padres y a las demás madres, pero a mí la paciencia se me desvanece por los rincones. Cuando creo que me he recargado, vuelve a desaparecer.

    Pero poco a poco lo vamos intentando, y aunque las peleas no cesan, también tienen momentos de jugar juntas y divertirse o de buscarse la una a la otra buscando apoyo cuando nosotros les regañamos.

     Así que creo que muchas dosis de paciencia, muchos besos y abrazos e intentar poco a poco reconducirlas para que vean que es más divertido llevarse bien que estar peleando todo el día.

    Y vosotros, ¿cómo solucionáis las peleas entre hermanos? ¿Vuestros hijos se llevan mucho o poco? ¿Creéis que esto influye?

 
    Aquí os dejo los enlaces de lo consultado por sí queréis echarles un vistazo:

Ser padres 

Webconsultas 

Solo hijos 
         

10 comentarios:

  1. Muy interesantes este post que has escrito. Yo tengo dos hijos y naturalmente se pelean, pero desde el cariño que se tienen. Son peleas de a ver quien se sale con la suya, retos comunes y sencillos. Las agresiones no pasan de algún empujón o mirada retadora.Solo combaten en el tatami de forma deportiva. Nunca se hacen daño. Creo que es lo que dices: intentan reivindicar su status. Lo comparten todo, con lo cual no creo que sea por los espacios que comparten ni las cosas materiales.
    Si se les educa en el respeto no hay problema y todo queda en los actos instintivos que tiene cualquier cachorro mamífero.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es fundamental educarlos en el respeto. Tal y como se comporten entre ellos es como lo haran con el resto e su círculo.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Hola!!!!! Pues no sé que decirte, supongo que influyen muchas cosas.
    Mis hijos se llevan un año y se han peleado poquísimo, no sé si es porque comparten muchos gustos o porqué, pero ni en plena adolescencia han sido de pelearse.
    En cambio tengo dos sobrinos que se llevan dos años, que los han educado de forma parecida a como hago yo y es una batalla campal diaria, cuando yo me quedo con ellos la paciencia que nunca perdí con mis hijos estoy a punto de perderla con ellos, madre del alma son agotadores.
    Yo hacía alguna de las cosas que mencionas, lo del buen ambiente, leerles cuentos, intentar solucionar el problema pero es cierto que casi no tuve que hacerlo porque ya te digo que siempre han congeniado muy bien, ahora mismo han salido juntos por ahí con amigos.
    Pero con mis sobris es imposible, mi cuñada a veces acaba quitándoles el juguete como haces tú porque llega un momento en el que no razonan.
    Vamos, que la educación en casa lógicamente influye pero si son niños que quieren reivindicar su autoridad pues es complicado. Eso sí, mis hijos se parten de risa con las peleas de los primos, menudas batallas campales y ninguno cede un ápice, esos van para políticos,jejejeje.
    Un besín y ya verás como tus niñas enseguida se pelean menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja para políticos, si.
      Cuando yo era pequeña me peleaba con mi hermana continuamente. Pero todo eso pasó y ahora nos llevamos genial.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Aiss María, yo me planté con mi Eduardito ajajaj y menos mal porque no se si podría tener otro peke con el mismo o más genio que él. Pero siempre paciencia (qué fácil decirlo y que difícil ponerlo en práctica jeje) Un besuco!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sacas la paciencia de donde no la hay. Siempre logramos hacerlo. Y la verdad es que no sé como. Jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Yo creo que las peleas entre hermanos son normales y hasta sanas, siempre que no se conviertan en un obstáculo para quererse y apoyarse. Mi hermana pequeña y yo solo nos llevamos un año y ocho meses. Jugábamos muchísimo, compartíamos dormitorio y nos lo contábamos todo, pero cuando había que pelear, como las primeras. También era porque estábamos todo el día juntas. Con las mayores que me llevaban 4 y 8 años respectivamente, no pasaba ni la mitad.

    Respecto a los consejos que nos comentas de páginas especializadas, están muy bien como teoría, pero luego cada niño y cada familia es un mundo. Creo que las soluciones se van encontrando a medida sobre la marcha.

    Un beso grande y ánimo con esas diablillas tuyas, María!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las soluciones de estas páginas están bien como recomendaciones. Pero como bien dices cada niño es un mundo, y las cosas funcionan con unos y con otros no.
      Lo primordial es tener paciencia infinita, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. ¡Que miedo me da cuando llegue ese día! Mis niñas se llevan dos años justos, pero la peque tiene solo 8 meses y de momento se llevan a las mil maravillas, jiji. Igualmente empezaré a aplicar algunos de estas recomendaciones desde ya, por si acaso, aunque también soy de las que piensas que alguna pelea entre herman@s es sana de vez en cuando.
    Gracias por los consejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que es sano, así se preparan para el día a día con las personas de su alrededor.
      Pero te digo que no es para tanto. Alguna peleilla de vez en cuando...
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.