4/3/16

Mi hermana


     Hoy es un día especial, y como tal, voy a hacerle un homenaje a las hermanas pequeñas. Y en concreto a mi hermana Isi, o Isa, o Isabel, o Isabella, porque ha pasado por todos esos nombres y por más. A mí personalmente me encanta llamarla Isabel, no me preguntéis porque, porque no podría explicarlo.

     Hoy quiero hacerle este pequeño regalo, un pedacito de mi Rincón, solo y exclusivamente para ella. Aunque bien es verdad que sabe que tiene un gran trozo de mi corazón, y que ese es suyo exclusivamente.



    Nuestra historia empieza desde muy pequeñitas, cuando yo solo tenía tres años y ella vino a desorganizarme la vida. Yo tenía a dos padres enteros para mí, y ella se llevó parte de su atención. Eso me hizo desarrollar unos celos compulsivos hacia aquella personita que me quitaba lo que más quería hasta ese momento. 

      Pronto me di cuenta de que tener una hermana era más una ventaja que un estorbo. Ella era una niña independiente que soñaba con princesas y jugaba con muñecas. Yo era todo lo contrario. Eso nos ayudó en nuestros juegos. Ella se dejaba hacer, y yo la disfrazaba con todas las telas que encontraba por casa.

     Compartíamos cuarto, y nos peleábamos día si y día también. Pero a pesar de todo teníamos nuestros momentos cómplices, nuestras comidas en la mesa, mis preguntas ¿te has dormido ya?, nuestros enfados comunes con los adultos, nuestros momentos de películas, de diálogos repetidos, y de bailes en los pasillos.

     Contra todo pronóstico, crecimos, y yo abandoné la casa, me fui con vuestras caras de enfado y vuestras protestas silenciosas. Me fui con el hombre que ella quería para mí mucho antes de que yo lo conociera. Ella ganó en eso, como en muchas otras cosas.

    Y a pesar de irme, nos hablábamos por walkies, las tardes juntas seguían siendo una rutina, las salidas al balcón con diferentes modelitos para que me viera y aconsejara. Porque siempre hemos sido además de hermanas, amigas, mucho más que todo eso.

     Porque ser su hermana no es solo su sangre. Porque ser su hermana es saber cuando necesita estar sola, conocer sus manías, descubrir en su cara que no ha dormido, oírle la voz por teléfono y saber que ese día ha sido increíble o uno para olvidar. Porque ser su hermana es conocer sus herpes por estrés, es temer a la primavera porque se queda sin fuerzas, como si estuviera hibernando antes de tiempo. Porque ser su hermana es saber cuando tienes que callar y cuando hablar, es conocer sus prontos y su mal humor, y sus risas sin medida. Porque es mirarnos separadas por un millón de personas y hablar en la distancia. 

     Porque ser su hermana es hacer el tonto en cualquier parte, es bailar en mitad de la calle, es perder la vergüenza sin apenas haberla tenido, porque ser su hermana es salir de marcha hasta las cinco de la madrugada y no aburrirte, es cantar una canción a gritos en el coche y si es posible agregar a las dos personitas de nuestra vida.

     Porque ser su hermana es saber que la playa es su vida, es saber que tiene un corazón enorme, que su altruismo no conoce límites, que vive entre desgracias e injusticias, y a pesar de ello se levanta cada mañana.

     Porque ser su hermana es tener tardes de sofá, es confesiones a media voz, es reírnos de nosotras mismas y de nuestros chistes macabros, es saber que somos las únicas que podemos hacerlos. Porque ser su hermana es enfadarme y llorar por ella, es querer más a pesar de todo. Es querer tenerla a mi lado cuando sufre, pero dejarla porque sabes que lo que ella quiere es llorar a oscuras en su cama.

     Porque ser su hermana es acompañarla en una gran pérdida, es querer a ese chuchillo que tanto nos alegró la vida, es saber que fue, es y será parte de ella. Porque es acompañarla también en todas sus alegrías, en sus grandes momentos.



 






 
   Porque ser su hermana es llorar de orgullo cada vez que sube a un escenario, es ver la belleza que realiza bailando y no perderme ni un segundo. 






     Hace un par de años escribí algo que he vuelto a releer y que no podría tocar por mucho que quisiera. Ahora lo vuelvo a compartir porque no podría expresarlo de una manera mejor:


Hoy, hace 32 años (hoy hace 34) nació una princesa, una princesa sin sangre azul. Una princesa que vivía sus sueños entre sábanas viejas y mantas de palomas. Una princesa entre escaparates y pinturas a deshoras. Hoy, hace 32 años (hoy 34) cambió mi vida. Conocí a una persona que me cambiaría mi vida para siempre. Una persona que definiría parte de mi forma de ser.
Se dice mucho de las hermanas, pero creo que no hay nada que pueda definirlas. A veces te las comerías a besos y otras las ahogarías en el océano profundo. Nosotras somos de esas. Una de cal y otra de arena.
Hemos vivido mucho juntas y separadas. Hemos pasado por teatros, caballos de Troya, tablas de multiplicar en columpios, remuas, colchones en el suelo, tortas a medianoche, risas desbocadas, llantos desconsolados, habitaciones compartidas, habitaciones separadas, amigas furtivas, amores fugaces y otros no tanto, desengaños, bailes sucios, Iñigos Montoyas, brillantinas, tragedias, comedias, locuras, borracheras; y por supuesto, peleas, días sin hablar, reproches, enfados, gritos, juguetes por la ventana, pequeñas venganzas...
Somos así, y nuestra relación, mejor o peor se la debemos a nuestra persona, la que ha hecho de nosotras lo que somos, porque al fin y al cabo "cuando yo no esté, sólo os tendréis la una a la otra, así que cuidaros".
En fin, hoy cumple años una de mis personas favoritas. Es un privilegio ser tu hermana y tenerte en mi vida. ¡Felicidades preciosa!
       Creo que no puedo decir nada más de esta personita con la que voy a comer hoy, porque es su cumple y es lo que toca.

     Te quiero princesa. Tu sangre, mi sangre, nuestra sangre.
    




28 comentarios:

  1. Qué bonito todo lo que has dicho... Felicidades para tu hermana (y para ti, tambien)
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La felicitaré de tu parte.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Precioso.... Es impensable vivir sin fraternidad, para mí. Nosotras somos 4, yo soy la más pequeña. Y son todo, mis mejores amigass, mis confidentes...
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco podría vivir sin ella. Jejeje, como tu dices, se convierten en nuestras mejores amigas y confidentes.
      UN besillo.

      Eliminar
  3. Qué precioso María!!!! En nuestra vida también hay Íñigos Montoya.
    Me ha encantado todo. Mi hermana y yo nos llevamos 18 meses, yo nunca tuve celos, me imagino que porque era demasiado pequeña cuando ella llegó, de hecho no lo recuerdo, pero mi vida sin ella no sería posible, y cuando el año pasado faltó mi padre, a pesar del muchísimo apoyo que tuvimos, solo entre nosotras supimos realmente lo que estábamos sintiendo.
    Ella es la razón por la que tengo dos hijos, porque no quería que mi hija creciera sola.
    Un besito y felicítala de mi parte. Por cierto, qué guapa es y de pequeña era una muñeca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, me chifla la peli prácticamente magia, Sandra Bullock me gusta siempre pero aquí el resto del elenco es genial, y el poli con el que al final se queda Sandra ahora sale en una serie que veo y la empecé a ver porque salía él,jejeje.

      Eliminar
    2. Muchas gracias Marigem.
      La verdad es que las hermanas son las que mejor nos entienden.
      Un besillo.

      Eliminar
    3. Por cierto ¿Cuál es la serie esa que ves con el poli? Jejeje
      Un besillo de nuevo.

      Eliminar
    4. Jejejej, qué curiosidad, eh? Se llama Elementary, es una versión actualizada de Sherlock Holmes y el poli(Aidan Quinn) hace también de poli, se llama Capitan Gregson y en inglés tiene una voz que mola mucho.

      Eliminar
    5. Ay creo que empecé a verla y la dejé, pero no estoy muy segura, la buscaré, jejeje. MUchas gracias.

      Eliminar
  4. Me parece precioso María, enhorabuena. El antiguo está muy bien, pero este no se queda atrás ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Al final creo que lo superé, jejeje. Eso de añadirlo me asegura un gran final.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Un post absolutamente precioso, María. Estoy segura de que cuando tu hermana lo lea no va a poder evitar echar unas lagrimitas de emoción. Creo que has definido a la perfección la relación entre dos hermanas que se quieren. Hay de todo, precisamente por ese cariño sincero que no se queda nada dentro.

    Yo tengo tres hermanas, pero con una de ellas en especial, la que viene detrás de mí en edad, me siento totalmente identificada en cuanto a tus letras. Te entiendo y me veo reflejada, ambas cosas.

    Espero que disfrutéis mucho de vuestra comida juntas. Ella es piscis, como yo, como mi cuñado que también cumple hoy, como mi cuñada que cumple un día antes que yo... ¡que vivan los piscis! jajajajja.

    Besitos y enhorabuena por un post tan emotivo y bonito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ¡Qué vivan, qué vivan!
      La verdad es que la relación entre hermanas es algo muy especial, aunque hay que cuidarlas, que sino...
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Precioso, María. Me alegra que tengas una relación tan especial con tu hermana, yo también la tengo con la mía, no sé qué haría sin ella.
    Muchas felicidades para ella y besos a las dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es ue no nos aburrimos nunca.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Qué absolutamente precioso! Sólo puedo imaginarlo, pero debe ser increíble tener lo que tenéis. Un beso enorme. Disfrutadlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento qeu solo puedas imaginarlo. La verdad es que como mi hermana ninguna.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Precioso relato sobre tu hermana Felicidades a las dos. Yo tengo una hermana y una espina clavada en mi corazón. Llevamos mucho tiempo, desde antes que murió mi madre enfadadas, ya mucho tiempo, demasiado digo yo. He dado pasos siempre para acercarme a ella, pero ella sigue dura y no hay nada que hacer. Espero que algún día se de cuenta del error. Por que yo aunque tengo pena me defiendo sin ella. Tengo el resto de mi familia que me adora y me dio siempre la razón. Pero eso es otra historia que algún día la contaré en entregas, es muy larga para contarla sin sufrir. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento que no te lleves bien con tu hermana. Seguro que no debe de ser muy agradable.
      Un besillo de mucho ánimo.

      Eliminar
  9. Una bellísima y emotiva (¿tiene superlativo el término emotivo?) dedicatoria y declaración de amor. Felicidades a las dos, por distintos motivos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no lo tene, jejeje.
      Pero lo averiguaré.
      Muchas gracias por tus palabras.
      Un besillo.

      Eliminar
  10. Eres sensible y hermosa, por fuera y por dentro.
    Las cosas escritas, esas letras que no se lleva el viento y permanecen, son fieles testigos de lo sentido por alguien, y tú lo expresas también ese amor de cal y de arena, esa complicidad, celos y momentos compartidos.
    A las dos os imagino como buenas personas, de las que me gusta conocer.
    Por cierto ¿Baila de forma profesional?
    Besos y muchos Inigos Montoya de princesas prometidas (Como me gustaba ese personaje) Felicidades atrasadas para esa treinteañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Me has subido los colores.
      No lo hace de forma profesional, pero lleva bailando desde que tengo uso de razón. La recuerdo de pequeña con sus medias rosas, y sus zapatillas a juego.
      A nosotras también nos encanta Iñigo Montoya.
      Un besillo y gracias por tus palabras de nuevo.

      Eliminar
  11. ¡Felicidades a tu hermana! Y a ti. Por tenerla y quereros tanto.
    Un besico grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que es mi desastrito, pero la quiero mucho.
      Un besillo.

      Eliminar
  12. ¡Muchísimas felicidades para tu hermana María! Qué entrada más preciosa y emotiva, me alegro por las dos y por vuestro amor.
    Besitos, :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Irene. La verdad es que tener una hermana como ella es lo mejor.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.