31/3/16

La inspiración de un escritor




                La princesa Sabiondilla viajaba a lomos de su dragón Fogoso cuando de repente la bruja verde del reino de “Lo más malo”…

                Ella salió del bar con lágrimas en los ojos. Se puso las gafas de sol, no porque la vieran llorar, eso le daba igual, sino porque el sol del sur de España era tan fuerte que no veía más allá de sus narices…

                Encerrado bajo llave en el último cuarto de su casa se hallaba Marcos, en la esquina más alejada de la puerta, sentado en el suelo, con el móvil en una mano y con la otra en la boca. Los pasos cada vez se escuchaban más cerca. Agarraba el teléfono con tanta fuerza que el sudor hacia que se le escurriera de las manos. Sus padres se lo habían regalado hacía una semana, y se había pasado tanto tiempo jugando que ya no tenía batería. El pomo de la puerta se giró…

                Miraba sus manos con la mente divagando en lo que luego le harían. Soñaba con estar a solas con ellas y que rozaran cada centímetro de su piel. Él ajeno a sus miradas jugaba con las muñecas con sus hijas. Ella absorta en aquellas caricias que luego le daría. Juntó las piernas en un movimiento casi inconsciente, por el deseo que la atenazaba. Lo miró, y él la miró. Ella se mordió el labio inferior, el sonrió…

                Observaba las imágenes de aquellos televisores aburrido. Solo veía gentes pasar, comprando de aquí para allá, nada fuera de lo normal. Movió la única cámara que él podía controlar. En la imagen apareció una chica morena sentada en su puesto de cajera. Él no le quitaba ojo. Ella pasaba los alimentos con una sonrisa en la boca, el chico que iba a comprar le decía algo y ambos reían…

                No me concentro, las musas no me acompañan, no me gusta nada de lo que escribo. Será mejor que lo deje. Voy a mirar si he tenido más visitas en el Blog, o algún comentario. A ver si en Facebook alguien ha puesto algo interesante de su vida. O me meteré en Twitter, a ver si tengo alguna notificación. Espero que las musas estén más espabiladas mañana porque hoy me han dejado completamente abandonado.

                

16 comentarios:

  1. Qué original!!!!! Pues yo creo que las musas sí que te han visitado, te han dado excelentes inicios o inspiraciones.
    Me ha gustado un montón.
    Ayyyyy las visitas, nunca las miro y cuando leo que alguien lo hace me invade esa sensación de desinterés o dejada, y no es eso, solo es que se me olvida, ainnnnns.
    Un besín y muy chulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji, puede ser que las musas me visitaran a mí, y dejarán a mi escritor sin inspiración. Es una pena.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Las musas siempre nos acompañan, solo que en ocasiones estamos tan inmersos en nuestros temas que no sabemos escucharlas.
    Un saludo.
    Te dejo mi blog por si te animas a visitarlo.
    http://herramientasdescritores.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si las musas nos rondan, solo hay que callarse y escuchar.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. y qué sería de escribir sin inspiración....

    ResponderEliminar
  4. Aún sin inspiración, según tú, te ha quedado una entrada la mar de original. Confieso que ha habido un momento en que nada me cuadraba y ya no sabía si es que yo estaba "tonta" o qué jajajaja.

    Mañana más, seguro :))

    Besitos de jueves, María!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, me alegro de ue al final encontraras el sentid a este batiburrillo de palabras.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Ahí tienes unos cuantos comienzos para algunos relatos, dales un poquito más de cuerda y a escribir y a publicarlos en el blog. Las musas están espabiladas, yo creo más bien que el escritor es perezoso.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, parece que este escritor no quiere darle un gran final a sus protagonistas.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Uyy!, Pues ahí tienes un montón de trabajo por delante. Un montón de historias pidiendo continuar. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si unas cuantas que pueden tener un final, o no, jejeje
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Muy original eso de escribir sólo los comienzos de los cuentos y con tantas opciones. Así el lector se puede imaginar el resto en el género que le apetezca. Un curioso experimento sobre la misma escritura y sus musas sobre las que, por cierto, habría mucho que hablar
    Muy bueno María
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si las musas son todo una fuente de inspiración. A través de ellas nos llegan grandísimos textos.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Genial entrada, María, me ha gustado mucho. Es muy original y sin duda me he sentido muy identificado con ese escritor, jeje, ya que me sucede lo mismo que a él en varias ocasiones. Aunque tarde o temprano, salgo del bache, jeje.
    Un abrazo! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos nos sentimos representados con este escritor en algún momento de nuestras vidas de escritores, jejeje.
      UN besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.