26/3/16

La Búsqueda XXXIV


 SINOPSIS DE LOS PERSONAJES



HADAS:

DRÍADES: Hadas de Tierra.

SALAMANDRAS: Hadas de Fuego.

ONDINAS: Hadas de Agua.

SILFOS: Hadas de Aire.


DRÍADES: 

Arien: Reina de los Dríades.
 
Eglantina: Maestra Dríade.

Ellyon: Buscador Dríade.

Abatwa: Dríade desterrado.

SALAMANDRAS:

Nimue: Reina de las Salamandras.

Glasting: Maestra de las Salamandras.

Leanan: Buscadora anterior.

Morrigu: Buscadora de las Salamandras.

ONDINAS:

Oonagh: Reina de las Ondinas.

Lorelei: Antigua buscadora y pareja de Abatwa.

Licke: Buscadora de las Ondinas.

SILFOS:

Moira: Reina de los Silfos.

Edrielle: Buscadora de los Silfos.


ELFOS OSCUROS:

Zelantina: Reina de los Elfos oscuros.

Dagmar: Hijo de Zelantina y Guerrero Ede los Elfos Oscuros.

Sharku: Guerrero de los Elfos Oscuros.

Shiary: Hermana de Sharku.

Morathi: Elfa guerrera.

CENTAUROS: 

Quirón: Rey de los Centauros.

Myla: Hermana del Rey.

Nicos: Guía de los Centauros.

DRAGONES:

Ikran

Fafnir

CAPÍTULO XXXIV 

 
                Todos observaban a Morrigu y a Dagmar unidos en aquella gran bola de fuego. Sharku intentó acercarse a ellos, y la bola de fuego lo expulsó haciéndole volar por los aires y alejándolo del lugar.



                Shiary fue a buscarlo y Morathi siguió escarbando en los alrededores. Las hadas no podían quitar los ojos de aquella unión. Era hipnotizante. De repente la bola de fuego empezó a tomar formas. Alrededor del elfo y la salamandra se veían imágenes de dragones sobrevolando la Tierra. Algunos llevaban jinetes encima, unos eran elfos, otros eran duendes, otros eran hadas. Muchas hadas volaban a su alrededor. Incluso había alguno que estaba montado por un hombre. Pero ¿eso era posible?


                Parecían imágenes de una época pasada, todos parecían estar en armonía, y bajo sus pies la Tierra brillaba por su esplendor. Los bosques parecían interminables, las flores de colores brillaban por todas partes y el mar y los ríos se mostraban más azules.

                Las cuatro hadas seguían mirando, sin darse cuenta de que Shiary y Sharku ya habían llegado, y se habían puesto a escarbar junto con Morathi. De repente los elfos se pararon, mirando al agujero que acababan de hacer, el círculo de fuego se desvaneció y un fuerte sonido empezó a salir de aquel agujero. Fénix se acercó a él y con su ala recogió lo que había. Seis huevos de dragón en perfecto estado, con los mismos colores indefinibles que el anterior. Todos se acercaron al ave, sin poder dejar de mirar el ala del Fénix.

                Hasta los elfos se habían quedado sin moverse, observando aquella escena tan embriagadora. Los huevos refulgían y brillaban. Fénix los depositó todos en el suelo. Morrigu fue la que se acercó y dejó el que tenía cogido junto a los otros. Acercó las yemas de los dedos a todos y cada uno, solo rozándolos por encima, casi sin tocarlos.

                Súbitamente Morrigu se puso rígida, sus dos manos pegadas al cuerpo y su cabeza hacía atrás con los ojos completamente en blanco. Una bola de fuego la envolvió, pero esta era diferente a las demás que Morrigu había producido. Su cara era de un dolor profundo. Varias voces sonaron al unísono.

                - ¡Morrigu!

                Abatwa fue el primero que llegó hasta ella, pero la bola le quemó la mano cuando intentó tocarla. Una ampolla le deformó la mano, el dolor era insoportable.

                - ¡Está sufriendo! – Dagmar no se atrevía a acercarse a ella, pero el dolor que le causaba su padecimiento era evidente.

                Fénix se acercó a Abatwa y le vertió una lágrima en su mano, que volvió a su forma en un parpadear de ojos.

                Sin pensárselo dos veces, Licke se acercó a la salamandra, y con sus brazos la envolvió en un abrazo. Al principio sintió el calor que emergía de las llamas, pero pronto su agua empezó a protegerla.  La soltó un segundo para cogerle la cabeza entre sus manos y pegar sus dos frentes. Morrigu temblaba pero pronto sus ojos volvieron a la realidad. Las llamas se desvanecieron y ella volvió a su estado normal. Ahora las cubría el agua y Morrigu sonrió.

                Separaron sus frentes y el agua cayó como un torrente mojando a todos los de alrededor.

                - Ikran se me ha presentado. Ahora él y yo somos uno.

                Todos se quedaron mirando a la salamandra que parecía normal, pero un brillo en su piel era distinto. Solo unos ojos no la observaban a ella. Dagmar se acercaba a los huevos como si algo o alguien lo impulsaran. Hizo exactamente como Morrigu, paseó sus dedos por los huevos, hasta que de repente cayó al suelo y empezó a dar espasmos. Su cuerpo se agitaba como una culebra, y sus ojos se habían vuelto blancos como los de Morrigu un instante antes.

                - ¡Dagmar! – Shiary se acercó a él intentando controlarlo. – ¡Haced algo! ¿Qué le pasa?

                Fénix se acercó al elfo y puso sus alas sobre él. Cuando las levantó los temblores habían pasado, pero estaba rígido y con los ojos vueltos.

                Morrigu se acercó y se tumbó sobre él. Pegó su frente y enlazó sus dedos con los del elfo. Mientras mantenía el contacto pronunció unas palabras en un susurro que todos oyeron nítidamente.

                - Se ha unido con un dragón. Fafnir se le ha presentado.

6 comentarios:

  1. Una visión esperanzadora la de los jinetes de todas las especies montando sus dragones, en un mundo renovado. Con el sufrimiento y el dolor comienzan las uniones. Un capítulo hermoso y muy sentido. La búsqueda se ha convertido en encuentro, veremos que sucede para postre en este maravilloso relato.
    ¡Abrazo, Hermana de Letras! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si. A ver que tal va esa unión entre dragones y elfos y hadas.
      El final se acerca y los huevos se abrirán.
      Un besillo Hermano de Letras.

      Eliminar
  2. ¡¡María!!

    Me he empezado a leer los Capis que me faltaban… ¡¡Y no me he podido resistir a beberme hasta la última Letra de esta Historia!!

    No he dejado de Sonreír desde que he puesto mis Ojos sobre Ellas… Aiix… Morrigu… *-* ¡¡Qué me encanta esta Salamandra!!

    Así que… Como ya hice una vez, voy a ir escribiendo mis impresiones en un Word y luego te las pego todas ;))


    “Ellyon estaba harto de escuchar las elucubraciones de Morrigu en su cabeza. Le daban igual los elfos, como si se despeñaban por un barranco, él viajaría más tranquilo.” -> Este fragmento del Capi 23, me ha parecido súper gracioso… ¡¡Pobre Ellyon!! Me lo he imaginado refunfuñando, con cara de fastidio, en modo “¡¡Estas Locas!! ¿O qué?” xDD

    ¿Centauros? ¡Quirón! Aiix… ¡Qué recuerdos mitológicos!

    #CuriosidadMil por saber por qué llora Shiary.


    Capi 24 -> ¡¡¡Juuummm!!! Qué me da que a Morrigu le mola Dagmar, que a Dagmar le mola Morrigu… ¡¡Y se va el Elfo Oscurooooo!! ¡¡Nuuuu!! ¡¡Jopetis!! Abatwa contra la Salamandra… #DramaOn


    Capi 25 -> La Escena en la que describes el Poblado Centauro… ¡¡Me ha enamorado!! Aiiix… ¡¡Yo quiero ver Centauros!!


    Capi 26 -> “Las hadas somos los únicos seres de la Naturaleza que podemos adaptar nuestro tamaño a las circunstancias.” ¡¡Juas!! ¡¡Súper detallazo!! Es algo que me había estado preguntando hasta ahora… ¡Molap!

    Y el detalle de reencontrarse con el Espíritu de la Naturaleza haciendo senderismo… ¡Creo que mi Espíritu sabe muy bien de qué se habla! ;P

    También quiero unirme a un Dragón… #Love


    Capi 27 -> “Ellyon pensó que deberían tenerlas guardadas en algún lugar para las visitas.” Otro detallazo en esa reunión con los Centauros que me hace Sonreír ;)))


    Capi 29 -> Abatwa… ¡¡Aiiix!! No hubo #DramaOn con la Salamandra, pero… ¿Empieza a sentir cosicas extrañas por Licke?

    “- Sabes que no puedes mentirme. Ella está enamorada de ti. Tú nunca podrás corresponder a ese amor, así que déjala.

    - ¿Y tú qué sabes? No puedes saberlo todo Edrielle, no puedes pretender que todo este a tu gusto.”

    Aiiiix… Aiiix… No sé, me imagino ese Momento de Confusión de Abat y… ¡¡Ufff!! Me sorprende mucho ese “no puedes pretender que todo esté a tu gusto”… Ya sabemos que tiene ese Lado Oscuro, pero… Es como si hubiera algo más que solo supiesen los dos… ¡Jum!


    Capi 30 -> El Draco Azul… Licke. El Draco Anaranjado… Morrigu. El Draco Blanco… El primero en el que he pensado es en Abatwa…


    Capi 31 -> ¡¡Oooohhhh!! Voy a empezar por el final… Ya sé que el Agua Olvido es muy caca (Ya decía yo que tanta Felicidad en Abatwa no era normal xD), pero… ¡¡Ese Beso!! ¡¡El Beso!! Ains… No hay más coment sobre ese Beso… ;P


    Capi 32 -> Ay… Licke… Pobreta u.u
    PD: ¡¡Me encanta esa Unión Agua-Fuego de Amistad Eterna!! *-*


    Capi 33 -> Solo voy a decir que me he enamorado del Final… Morrigu y Dagmar… ¡¡Qué cuquis!! ^w^


    Capi 34 -> Aiins… ¡¡Jopetis!! Jopetas… ¡¡Qué me encantan los Dracos!!


    Y… ¡¡No puedo decir más!! La verdad… Es que es una Historia que, a pesar de haberla tenido abandonada un Tiempo, me parece realmente Especial… Creo que te lo dije en su Día… No sabes lo Maravilloso que me resulta ;)

    ¡GRACIAS!

    Porque es un Regalo.

    PD Final: Siento el tocho-coment… Peero… ¡¡Tenía que leerlo del tirón!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado tu tocho, eso de saber que te parece cada capítulo me encanta. La verdad es que no te puedo corresponder con otro gran tocho. Pero esperaba que volvieras y que te gustara lo que seguía por donde te habías quedado.
      Me parece genial que te siga pareciendo tan especial. A mí me encanta que lo sea.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Un capítulo frenético y tenso. Los huevos de dragón, tan deseados y tan amenazadores parecen en un principio, pero ese es el ritual que siguen para que los dragones se presenten ante un hada y un elfo y así se conviertan en uno. Los envuelve el fuego, un momento de sufrimiento (para la angustia de sus compañeros) y finalmente la unión se ha realizado. Tal vez aquí hayas narrado los momentos más duros para algunos protagonistas. Es curioso que coincida justo con lo bonito de la unión. A por el siguiente.
    Un abrazo, Compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil esa unión, y sobre todo cuando no es lo normal.
      Me alegro de que te haya gustado.
      Ya queda poco para terminar esta aventura.
      Un besillo Compañero.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.