12/3/16

La búsqueda XXXII


 SINOPSIS DE LOS PERSONAJES



HADAS:

DRÍADES: Hadas de Tierra.

SALAMANDRAS: Hadas de Fuego.

ONDINAS: Hadas de Agua.

SILFOS: Hadas de Aire.


DRÍADES: 

Arien: Reina de los Dríades.
 
Eglantina: Maestra Dríade.

Ellyon: Buscador Dríade.

Abatwa: Dríade desterrado.

SALAMANDRAS:

Nimue: Reina de las Salamandras.

Glasting: Maestra de las Salamandras.

Leanan: Buscadora anterior.

Morrigu: Buscadora de las Salamandras.

ONDINAS:

Oonagh: Reina de las Ondinas.

Lorelei: Antigua buscadora y pareja de Abatwa.

Licke: Buscadora de las Ondinas.

SILFOS:

Moira: Reina de los Silfos.

Edrielle: Buscadora de los Silfos.


ELFOS OSCUROS:

Zelantina: Reina de los Elfos oscuros.

Dagmar: Hijo de Zelantina y Guerrero Ede los Elfos Oscuros.

Sharku: Guerrero de los Elfos Oscuros.

Shiary: Hermana de Sharku.

Morathi: Elfa guerrera.

CENTAUROS: 

Quirón: Rey de los Centauros.

Myla: Hermana del Rey.

Nicos: Guía de los Centauros.

CAPÍTULO XXXII

 
                Morrigu no se movía, se había quedado allí de pie, confundida, con multitud de imágenes que le atropellaban la mente. Hasta que llegó a su cabeza ese último beso. Se ruborizó solo de pensarlo. Un calor extraño le azotaba en la cara.


                De pronto se acordó, el agua, las cataratas, la energía,… Corrió en busca de sus compañeros. Estaban todos alrededor de la cascada. Edrielle estaba tumbada, mientras Ellyon apoyaba su cabeza en la barriga de su compañera. Fénix se daba un baño refrescante mientras jugaba con Licke, Abatwa los observaba divertido.

                Morrigu se dio cuenta de que algo malo pasaba, a pesar de sentir esa conexión con el lugar, sabía que no era real, y todo gracias a Dagmar. Ella sabía que él no era como los demás elfos, podía confiar en él. Pero sus compañeros no creerían lo que les iba a contar. Tenía que buscar la forma de hacer que la creyeran y salir de allí. A pesar de saber que Dagmar no tenía malas intenciones, no podía decir lo mismo de Sharku y los demás.

                Se esforzó en inventar una imagen en su cabeza. Algo que ellos encontraran creíble, con lo que tenía que ser lo más parecido a la realidad. Se imaginó a ella buscando frutos cuando oyó un ruido. Se escondió entre la maleza y vio pasar a los elfos en busca de los huevos. Dagmar iba el último y cuando la vio se paró con ella. Morrigu borró todas las advertencias del elfo, sabía que sus compañeros no lo creerían. Sobre todo Abatwa. Pero si les dejó el beso, se moriría de la vergüenza pero sabía que cuanto más se pareciera a la realidad, más le creerían. Cuando salieran del influjo de aquellas aguas les diría la verdad.

                Se acercó a todos y abrió su mente enseñándoles lo que había pasado.

                - Tenemos que salir de aquí, los elfos nos sacan ventaja y tenemos que encontrar los huevos.

                Todos se quedaron observando a Morrigu.

                - Vaya Morrigu, sabía que tu interés por Dagmar era grande pero no hasta ese punto. – Abatwa se echó a reír. Y Morrigu estuvo totalmente convencida del mal que estaba ejerciendo en ellos aquellas aguas. En otras condiciones Abatwa se habría enfadado.

                - ¿Os dais cuenta de que llevamos demasiado tiempo aquí? Estas aguas nos tienen embrujados. No saldremos de aquí jamás y no encontraremos los huevos. A este paso los elfos se harán con los dragones y la Tierra sufrirá por nuestra negligencia.

                - No seas exagerada Morrigu, a mí me parece que no pasa nada. – Licke levantó una bola de agua y se la puso a Morrigu sobre su cabeza. – Deberías darte un baño para refrescar tus ideas.

                La bola de agua explotó sobre la cabeza de la Salamandra, pero no llegó a mojarla, Morrigu se envolvió en llamas y el agua se evaporó. Todo lo tenía más claro que antes. Se acercó a Ellyon, lo levantó y pegó su frente a la de él. Enseguida el Dríade notó la explosión de imágenes que había sentido antes Morrigu. Se quedó un poco confundido cuando retiraron sus frentes, pero la lucidez se instaló en él.

                Los dos se miraron y Ellyon se acercó a Edrielle para hacer lo mismo, mientras Morrigu se acercaba a Abatwa. Alcanzar a Licke resultó más complicado. Esta salió volando, y Morrigu detrás de ella. Se pararon no muy lejos de allí.

                - Sé lo que hacen estas aguas. No tienes que convencerme. Me acuerdo de todo y sé exactamente lo que pasó con Dagmar, sé que él te previno.

                - ¡Licke! ¿Entonces por qué no quieres irte?

                Licke se giró para que Morrigu no le viera la cara.

                - Cuando llegamos aquí todos cambiasteis, os abristeis más y 
pudimos tener un poco de paz. Abatwa se acercó a mí, y está a mi lado todo el tiempo. Se ríe, es feliz, todos lo somos. No quería que esto acabara. Al principio pensé que en unos días habría conseguido que…

                Licke no consiguió acabar la frase.

                - Le quieres. – Afirmó la Salamandra.

                - Más que a mi vida.

                - Pero ese no es motivo para detener la búsqueda. Sabes que todo depende de nosotros.

                - No pensé llegar tan lejos. Por favor Morrigu no se lo digas a los demás.

                - No te preocupes, esto quedara entre nosotras. Pero debes entender que encontrar los huevos de dragón es lo más importante.

                - Lo sé, y sé que tú también harás un gran sacrificio. He sido una egoísta. Lo siento.

                Las dos se abrazaron, y algo ocurrió. Quedaron envueltas en una bola de agua y fuego. No podían creer lo que estaba pasando, pero estaban seguras de que ahora estaban más unidas que nunca.



4 comentarios:

  1. La unión entre Morrigu y Licke es el perfecto desenlace para este genial capítulo de "La Búsqueda" que ahonda aún más en este pasaje de ilusoria realidad y falsa felicidad. Aunque la dicha es buena, nuestros protagonistas deben salir del influjo al que están sometidos por las aguas en las que se hallan.
    Me ha encantado volver a sumergirme en esta apasionante narración de fantasía, María.
    Prosigamos con la búsqueda de los huevos de dragón, y que los elfos no alcancen antes nuestro objetivo.
    ¡Abrazo, Hermana de Letras!;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu seguimiento. Pocos quedan del comienzo de esta historia.
      Pero si es posible que Licke juegue un papel mucho más importante de lo que parece, y más si está unida a Morrigu.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Me gusta mucho observar, con cada capítulo que me leo, que Ellyon, el personaje con el que empezó todo, el personaje que en un principio era el protagonistas absoluto, se ha ido convirtiendo en un personaje protagonista coral. Ya no es él el más importante; ahora importan todos, cada uno con sus propios demonios interiores, sentimientos, pensamientos. Una gran historia coral que a pesar de la dificultad que sientes al ponerte a escribir cada uno de los capítulos, estás logrando resolver con naturalidad. Estás haciendo un buen trabajo, María.
    Ahora, Morrigu ha conseguido convencer a los demás del efecto maligno de las aguas, y ella y Licke están más unidas si cabe.
    Un abrazo, Comapñera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. La verdad es que la historia que al principio, solo tenía un protagonista, se ha convertido en varios, como bie dices.
      Y aunque es verdad que he sentido en algún momento que no era lo mío esta historia, parece que me voy reconciliando con ella en cada capítulo.
      Un besillo compañero.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.