22/2/16

Tu otra mitad



                Te enamoraste de ella en silencio. Sin darte cuenta. Te enamoraste de ella mientras vivíamos nuestra vida juntos, mientras nuestra familia crecía.

                Al principio no me di cuenta. Estabas más feliz y yo más contenta por ello. El trabajo ya no agobiaba tanto y llegabas a casa relajado y con ganas de jugar con nosotras. Tus caricias se volvieron más insistentes. Recobramos la pasión perdida entre las sábanas. Reíamos y hablábamos más.

                Hasta que un día me fijé en los detalles. Cuando te enfadabas, enseguida cogías el móvil, ella te quitaba el mal humor. No me hacía falta saber con quién hablabas, tu sonrisa te delataba.

                Las caricias que me dabas, lo hacías pensando en ella. Ella te daba todo lo que yo no podía darte. Esa sensación de las primeras veces, esos momentos de mariposas en el estómago. Y me utilizabas pensando en ella. La besabas usando mis labios, la querías a través de mis miradas.

                Los dos callábamos. Yo por no hacer realidad mis pensamientos. Tú por no perder lo que tanto querías. Ella jamás lo supo, hizo su vida fuera de la nuestra. Y nosotros seguimos viviendo sin hablar. La pasión desapareció de nuevo, y volvimos a la eterna rutina que te dan los años.

                Y aun así, ella volvía a aparecer de vez en cuando, y se te ponía esa sonrisa boba, y yo me tragaba las lágrimas, me comía los reproches, me decía  “pasará”. Pero no pasaba, volvía una y otra vez. Y seguíamos sin aceptar lo que te había pasado.

                Ni siquiera intenté retenerte, te di oportunidades para que me lo contaras, te ofrecí mi apoyo como amiga, a pesar de que lo que quería era que te enamoraras de mí de nuevo. Pero no se puede luchar contra el corazón.

                Ahora estoy aquí, viviendo a tu lado, contigo, con nuestra pequeña. Y me pregunto si alguna vez volverás a querer mis besos por ser míos, a tocar mi cuerpo sin pensar en ella, a hablar conmigo para ser feliz, a contarme tus pesares, a ser mi otro yo, y no el yo de ella. Y con paciencia espero, espero a que vuelvas, espero a que yo sea tu otra mitad.



44 comentarios:

  1. Debe ser muy duro ver cómo solo eres un reflejo de la imagen a la que verdaderamente se ama, un sucedáneo del verdadero objeto del deseo, un recuerdo de lo que realmente se desea. Pero el temor a decir en voz alta lo que se siente y se piensa solo eterniza ese sufrimiento. O se planta cara al problema o se cae en el conformismo.
    Lo has expuesto con tu, ya habitual, destreza narrativa. Me ha gustado mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que el miedo a perder a esa persona les hace callar. Lo mejor es afrontar los sentimientos conforme te vienen.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Hola. me encantaron tus palabras y es uno de los temas más duros que hay en especial cuando se tiene una familia. Descubrir que la pareja tiene a otra es el abismo en especial cuando lo oculta y los gestos y miradas lo delatan. Supongo que seguir será la opción más fácil porque romper aún cuando se ama es tremendo. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe de ser difícil para las dos partes. Amar a dos personas a la vez no debe ser fácil, y saber que tu parea se ha enamorado de otra, tampoco. Una difícil situación que puede tener final feliz.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Hola!!!! Qué complicado todo, él que no rompe con los suyos y se pierde su amor verdadero y ella que lo sabe y calla. Yo no podría ser el sucedáneo de nadie, pero es tan fácil hablar cuando no nos pasa, en el momento de la verdad quien sabe lo que haríamos.
    Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no sé sí es el amor verdadero de él, lo he palnteado como otro amor, un amor distinto y nuevo, diferente al que ya tiene. Podría ser su amor verdadero o solo un amor idealizado.
      El caso es como tu dices, difícil saber lo que haríamos en esa situación.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Muy buen escrito sobre un tema tan humano como este. La sutileza para plantear el dolor ante la sospecha del desamor. Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que es algo que se me da bien, lo de plantear el dolor.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Uff, ¡Qué difícil!. Estoy totalmente de acuerdo con Marigem; también en que a la hora de la verdad, si realmente nos pasase, no sabemos en realidad qué haríamos. Es una situación muy difícil y muy dura. Me ha encantado. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si supongo que debe de serlo. Hay que meterse en el papel para saber realmente que haríamos.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. No hay cosa peor que utilicen tu cuerpo mientras piensan en otra-o.Que difícil es soportar la infidelidad cuando el infiel no se decanta por una de las partes y sigue jugando un doble juego que lo único que proporciona es dolor a los demás a costa de su auto-complacencia.
    Cuanta cobardía. duro relato y como siempre bien escrito.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso, no se llega a la infidelidad en toda regla. Él solo peca de pensamiento, pero, ¿qué hacer en estos casos?
      La cobardia está intrínseca en el ser humano.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Situación que, sin ser frecuente, tampoco debe de ser excesivamente rara. A veces, es mejor no hablar las cosas. Las novedades tienen algo bueno cuando se ven desde el otro lado de la pareja y es que están condenadas a dejar de ser novedades; a volverse tan monótonas y previsibles como todo lo demás. No haber hablado, hace que queden en eso; un capricho pasado, un juguete olvidado. Si es que no son más que eso, claro.
    Hermoso relato, muy bien contado. Transmite sentimientos muy reales.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También tienes razón, cuando las cosas no se hablan, parece que no existeron jamás.
      Pero hacen mella en la vida de pareja, aunque no se hablen.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Una situación que por ser es muy frecuente, solo tienes que poner la antena y escuchar a muchas mujeres que lo han sufrido y callan. Bien por que tienen hijos pequeños, y no tienen una independencia económica para poder platear la situación de otra manera, Un relato pensado por la parte que lo sufre y lo sabe. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo planteo de esa manera, es verdad que hoy en día separarse cuesta más dinero que antes. Y las mujeres de hoy en día no somos como las de hace años. Nosotras aguantamos mucho menos.
      La cosa está en cuando el amor entra sin llamar, cuando no se puede hacer nada al respecto, cando la fidelidad gana, pero el coraz´n empuja.
      No veas como me lio, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. Bonita historia de amor y triste llamada de auxilio ante un amor apagado....
    Besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el amor se apaga y vienen cosas que te revuelven el estómago,...
      Un besillo.

      Eliminar
  10. Qué situación tan complicada. Sobrellevar una infidelidad es difícil, pero si aún estás enamorado... uf, eso es muchísimo peor.
    Muy bien narrado, María, un relato fantástico.
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el corazón se parte en dos, y no hay manera de hacerlo ir donde tú quieres, porque en realidad no sabes lño que quieres...
      Un besillo.

      Eliminar
  11. Ufff... Y la pobre encima esperando volver a ser su mitad...ayyysss...
    Hasta ese dolor lo planteas de tal forma que queda un relato precioso :)
    Besillos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La esperanza es lo último que se pierde, o eso dicen...
      Un besillo.

      Eliminar
  12. Un relato que refleja la verdad de muchas parejas, de muchas situaciones. Siempre me ha llamado la atención el modo en que la infidelidad puede reactivar al principio la propia vida de pareja. Tal y como tú reflejas tan certeramente en tu relato, será por el hecho de ser feliz de nuevo...

    Muy triste pero muy bueno, María :)

    Un beso de lunes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa.
      La verdad es qeu el hombre no llega a cometer la infidelidad, ya sea por cobardía o porque aún quiere a su mujer...
      Un besillo.

      Eliminar
  13. El amor es una transacción, es como hacer un trato de compra-venta, en donde se beneficia tanto comprador como vendedor. El pareja falla, por este mismo caso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, cuanod uno de los dos no cumple, algo tiene que fallar, como en cualquier transacción.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. El Relato muy bien logrado, se nota el latir de lo que se quiere manifestar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. me alegro de que te haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Magnifico en verdad Maria.
    Una historia muy real.
    Y la narración es soberbia.
    Beso y felicitaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Que buenos piropos. Me subes la autoestima.
      Un besillo.

      Eliminar
  16. Situaciones que solo teniendo mucho amor y esperanza se pueden sobrellevar. Sin embargo, que duro debe ser enfrentarte a lo que quizás, nunca consigas.
    Excelente relato María.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena, pero con el corazón nunca se sabe.
      Un besillo.

      Eliminar
  17. Siempre digo lo mismo hacéis obras superbuenas. Tienes una forma de escribir muy bonita pero la alegría te hace alegre y atrae mas público. Yo cuando hago un poema triste para desahogarme casi que lo quemo y luego me dedico a escribir mil cosas mas de alegría. Eso me pone muy contenta y es algo mas que una ayuda para vivir. Cuando componía cosas tristes y las reutilizada me fue muy perjudicial.

    Pero lo dicho escribes bien bien bonito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta escribir cosas tristes. Nunca son autobiográficas, si lo fueran, tendría una vida horrible, jejeje.
      La verdad es que se me dan bien y no lo hago por desahogo, pero supongo que a cada uno se le dan bien géneros distintos. Y eso es bueno porque así podemos leer de todo.
      Un besillo.

      Eliminar
  18. Un microrrelato genial, María. Su bella narración, una confedión profunda y directa, lo que nos desvela tu protagonista, hablándole en silencio a su amor, nos sumerge en su pena, crea una empatía sensacionlal, y comprendemos su dolor. Aunque el marido no llega a ser infiel carnalmente, la infidelidad emocional late en cada frase del texto. Muy grande.
    ¡Abrazo, hermana de letras! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no sé cual es peor, la que no se puede evitar o la que haces con alevosía, jejeje. Infidelidad es al fin y al cabo. Ya está en la otra persona que quiera perdonar o no.
      Un besillo Hermano de Letras.

      Eliminar
  19. Me parece un personaje luchador. A pesar de todo no tira la toalla.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que mirado por ese lado tienes toda la razón. Pero debe de ser difícil estar en esa situación.
      Un besillo.

      Eliminar
  20. Gran tema en el que has inspirado este relato, porque la infidelidad es un factor humano con el que muchas personas lidian habitualmente y que debe suponer un gran vacío en medio de la pareja, algo muy difícil de superar aunque la parte que lo sufre tenga que poner una gran dosis de amor en ello, pero que puede también ser motivo de fuertes crisis y depresiones psicológicas. Supongo que falta confianza en la pareja y en el fondo existe cierta dependencia emocional, familiar, económica, etc. que impide poner punto final a dicha relación, ya que un amor ciego no es muy aconsejable para nadie.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has descrito perfectamente, no tengo más que decir, jejeje.
      Muchas gracias por pasarte y por tus palabras.
      Un besillo.

      Eliminar
  21. No creo poder soportar que mi pareja me ponga la mano encima pensando en otra. Esa falta de respeto, esa humillación sería suficiente para romper la relación. Muchas mujeres lo soportan porque no tienen independencia económica para divorciarse. Triste.
    Aguantar una situación así es destrucctivo a nivel emocional, creo que es mejor separarse y quizás ambos puedan rehacer su vida, porque, no nos engañemos, la que tuvieron ya no existe, está envenenada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser, aunque podría ser que él esté enamorado de dos personas a la vez. ¿Es eso posible?
      Dos amores distintos.
      No justifico para nada la infidelidad por supuesto, pero el corazón ha cambiado.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.