25/2/16

Mi sueño



 
Drifting Away del fotógrafo y artista sueco Erik Johansson

                ¿Alguna vez os han hecho la típica pregunta estúpida de que tres cosas te llevarías a una isla desierta? ¿O qué tres famosos? ¿O qué tres personas que conozcas? Esta última tiene su truco, te la hacen para ver si los nombras a ellos y saber si están entre tus favoritos.

                A mí siempre me ha repateado esta pregunta, así que un día me pregunté a mi mismo ¿qué tendría que tener mi isla desierta? Sin número por supuesto, lo del número es algo absurdo.

                Empecé a comprar trocitos de madera, cola de carpintero, ramas que simulaban a los árboles, animalitos pequeños... Todo lo necesario para montar mi isla ideal. Tenía que tener un Ayuntamiento, con mi nombre como alcalde y fundador de aquella pequeña ciudad en mitad de la nada. Una gran biblioteca con miles de libros que fui creando exclusivamente para mis ciudadanos. Animales que nos dieran todo lo necesario: cerdos, gallinas, ovejas, vacas,…

                Y unas casitas muy monas, para que mis habitantes estuvieran contentos.

                Todo esto lo monté dentro de una botella, una de esas que te mandan a reciclar y no lo haces, no sabes si por vagueza o por cosas del destino. Con lo que cuando ya no cabía ni una mísera hoja más, ni una flor pequeñita, ni un gramo de arena, me obsesioné con entrar dentro de aquel mundo.

                Observaba los muñecos que había creado allí dentro, tan diminutos que apenas se distinguían sus caras, y quería formar parte de aquel mundo creado solo y exclusivamente para mí. Estaba obsesionado, me recorrí todas las librerías y bibliotecas buscando libros de hechicería, de conjuros, o de cualquier cosa que tuviera que ver con la magia. Y nada, no encontré nada de nada.

                Buscaba por Internet, y visitaba ciudades donde se encontraban las mejores brujas del mundo, no de esas que salen en la tele, sino de las que tienen una baraja de tarot malgastada y sus casas huelen a hierbas de lo más extrañas.

                Todos me decían que nunca encontraría lo que buscaba, que aquello era un sinsentido y que no lograría entrar en el mundo de mis sueños.

                Fueron pasando los años y me convertí, sin quererlo, en un viejo jubilado y solo, pues todos mis seres queridos habían muerto, o me habían dejado como a un loco sin remedio.

                Así que una noche de agosto, con la luna llena brillando en lo más alto del cielo, me fui a la playa con mi botella en mano, decidido a tirarla lo más lejos que pudiera al mar para que se la llevara la marea.

                No me di cuenta de que aquella noche llovía, una lluvia sin agua, una lluvia de estrellas. El cielo se cubría de rayos anaranjados que iluminaban la playa, y yo me quedé mirando, completamente maravillado por aquella visión. Me di cuenta entonces de todo lo que me había perdido, no había tenido hijos  ni una esposa a la que amar, completamente obsesionado por mi mundo de cristal.

                Así que tiré la botella lo más lejos que pude, y un dolor en el pecho me hizo caer al suelo. Miré la botella como se alejaba y cerré los ojos.

                Me desperté en mitad de un bosque, me levanté y me miré las manos, no tenían ni una arruga. Observé a mi alrededor, todo aquello me era muy familiar, pero no podía ser. Corrí hasta llegar a la civilización. Era mi isla, todo lo que yo había creado estaba allí.

                Una chica pelirroja me sonrió desde la acera de enfrente. Un nuevo comienzo para mí gracias a las estrellas.


46 comentarios:

  1. Un cuento precioso con final feliz. Estuvo toda su vida centrado exclusivamente en montar esa isla ideal, la de sus sueños, sin poder vivir y disfrutar del mundo real, pero finalmente vio recompensado su esfuerzo y una mano (divina?) le condujo hasta su paraíso particular.
    Me ha gustado mucho. Espero que esta historia sea la ganadora.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has sacado los colores, jejeje. Muchas gracias por tu apoyo. Seguro que hay muchísimas muy buenas. Pero la verdad es que me encanta que te haya gustado tanto. Mi ego de escritora te da las gracias. Jijiji.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Una historia muy bonita y lograda que tengas suerte en el concurso. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que te haya gustado.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. María me ha encantado, no sé a qué concurso la has mandado pero ojalá ganes, es genial, de veras.
    Un besito y el post de hoy me lo has inspirado tú con la entrada de ayer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es de la Comunidad Relatos Extraordinarios, de la que soy moderadora. Se hacen concursos cada quince días más o menos, y es divertido. Podrías intentarlo. Los concursos se publican en el Blog El Círculo de Escritores.
      Aquí te dejo el enlace por si te pica la curiosidad y quieres participar.
      http://elcirculodeescritores.blogspot.com.es/
      Un besillo.

      Eliminar
    2. Gracias!!!! Si la semana que viene es más tranquila que esta sí que miraré. Besos.

      Eliminar
    3. Pues ya sabes, nunca es tarde, te puedes enganchar cuando quieras.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Glups!!! Al final lo consiguió... Aunque se tuvo que perder toda una vida para hacerlo
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero ahora le queda otra vida completa para vivir su sueño.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Qué cuento más bonito. A veces hay que renunciar a todo para conseguir lo más importante. Lo malo es cuando no lo sabes y no te queda ni el recurso de elegir.
    Muy hermoso, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que a nuestro prota le salió bien, no a todos les sle de la misma manera.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Me alegra que al final las estrellas le concedieran su deseo, y que tenga una nueva vida que se intuye muy feliz. Me ha encantado, María, muy original. Muchísima suerte en el concurso.
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      La verdad es que la imagen invita a escribir, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Realmente hermosa esta fábula de creación, ilusión, esperanza, encuentro y renacimiento. Todos los ingredientes para un cuento redondo, el protagonista no renuncia jamás a sus sueños y logra verlos cumplidos. Un desenlace perfecto.
    ¡Abrazo, María! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que para conseguir los sueños hay que buscarlos, ellos no llegan a nosotros si no hemos luchado por ellos, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Qué bonita historia, María. Al final y aunque pagó un alto precio, consiguió vivir para siempre en su pequeño mundo a medida. Supongo que la magia, tan largamente buscada por él, al final quiso concederle ese deseo, ¡me alegro!.

    Me ha gustado mucho, que tengas suerte en el concurso!!

    Besitos de jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La magia es caprichosa y solo es mostrada a aquellos que creen en ella, por eso nuestro prota encuentra a través de ella todo lo que ha querido siempre.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. Una bonita historia, es cierto que tiene la parte solitaria de que el protagonista prefirió no vivir la vida por dar rienda suelta a su deseo enfermizo de vivir en esa botella, pero al menos al final logró precisamente eso jeje. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo mejor de perseguir los sueños, que al final los alcanzas. Aunque te lleve toda la vida.
      Un besillo.

      Eliminar
  10. Qué hermosa historia, María. A ver si hay una lluvia de esas y se cumplen los nuestros! Jeje
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  11. Lindo relato. persiguiendo los sueños.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Siempre hay que perseguirlos, porque ellos no llegan solos.
      Un besillo.

      Eliminar
  12. Tierno y aleccionador, María. Un relato con final feliz, de esos que siempre hace bien leer. Te deseo buena suerte en el concurso.

    Un beso.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los finales felices son los mejores porque te dejan buen sabor de boca. Hay que seguir nuestros sueños.
      Un besillo.

      Eliminar
  13. Un final bueno y bonito, me encantó. Un besito guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa. Me alegro de que te haya gustado.
      Un besillo.

      Eliminar
  14. Saludos María, un interesante, lindo y esperanzador relato. Muchos desearíamos esa segunda oportunidad. Saludos y bendiciones!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que al final tiene suerte, porque las segundas oportunidades son muy escasas.
      Un besillo.

      Eliminar
  15. Una agradable historia
    y lo mejor con un final feliz :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los finales felices son mejores porque nos deja buena sensación, aunque hayamos sufrido con el proceso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Qué final más bonito María, puede que se viera recompensado cuando al fin se dio cuenta de todo lo que había perdido por no vivir la vida al estar obsesionado por la botella. Un sueño esperanzador!!!
    Dejas un mensaje de vida, hay que seguir para que cuando miremos atrás se nos llene el alma, :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, luchar por nuestros sueños, que seguro que al final se convierten en realidad.
      Un besillo.

      Eliminar
  17. Que bueno María!! Ha estado genial, todo lo que se había imaginado por fin lo pudo ver cumplido!!!:)
    Ademas es como si su determinación y su fe fuesen recompensadas con una segunda oportunidad!!
    Un beso María y mucha suerte!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces esas segundas oportunidades llegan, solo hay que creer y ser constante.
      Un besillo.

      Eliminar
  18. Bonito cuento, con un inicio muy muy bueno. Has sido muy original con la imagen propuesta en el concurso. ¡Mucha suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que fue lo primero que se me ocurrió. No soy de escribir poesía, y ya he visto que esta imagen inspira.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Quien se centra en sus sueños suele conseguirlos, pero como has dejado claro en el relato, se pueden perder muchas otras cosas. Muy bueno!!
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si todo tiene un precio en esta vida. Solo hay que saberlo y aceptarlo.
      Un besillo.

      Eliminar
  20. Qué bonito cuento lleno de magia y fantasía.
    Enhorabuena
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mar.
      La magia y la fantasia son muy necesarias en nuestras vidas.
      Un besillo.

      Eliminar
  21. ¿Fue cosa de la magia? ¿O era el paraíso?
    Sea lo que fuere, me alegro de que haya encontrado lo que deseaba.
    Un besito, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo había pensado por ese lado, pero buen resumen. Podría ser también el paraíso, ¿quién sabe?
      Un besillo.

      Eliminar
  22. ¡Hola!
    Me has comentado en el relato así que te devuelvo visita y comentario. ¡El tuyo me ha gustado mucho! Ha sido de los primeros que he leído y francamente me ha gustado mucho el final que le has dado, el significado y el valor de las cosas que a veces ni percibimos.

    ¡Un beso y mucha suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que los sueños cumplidos son lo mejor.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.