17/2/16

Malditos virus



         Definición de virus: Hay montones de definiciones científicas, podemos elegir esta:

Es una entidad biológica infecciosa microscópica, mucho más pequeña que las células a las que infecta. Para reproducirse los virus penetran en las células, insertan su ADN o ARN en el interior de la célula y usan sus estructuras de síntesis para fabricar copias del virus.

         O esta:

Microorganismo compuesto de material genético protegido por un envoltorio proteico, que causa diversas enfermedades introduciéndose como parásito en una célula para reproducirse en ella.

         Para las madres también existen diferentes tipos de definiciones de virus, depende de la madre que seas:

Lo que te dicen los pediatras cuando no saben lo que le pasa a tus hijos.

         O también:

Bichito que se mete en el cuerpo de tu hijo, que hace que le de fiebre, dolor de estómago, dolor de cabeza, de garganta, o de oído. Da en fin de semana para que no puedas ir a ninguna parte o entre semana para que tengas que buscarte mil formas para no llevar al niño al cole sí estás trabajando.

         También tenemos esta fórmula para las adictas a los medicamentos:

Lo que te dicen los médicos para no tener que mandarte antibióticos y que la Seguridad Social no gaste.

         Y diréis que que pesada me he vuelto con los virus. Y es que llevo dos semanas de virus en virus y tiro porque me toca. Empezó la mayor con dolor de oído, esta vez tocó antibiótico. No me gusta darles antibiótico a las niñas. Mi pediatra tiene que pensar que soy rara.

         El sábado empezó mi peque con fiebres de 38.5 o 39 cada cuatro o seis horas. Como una campeona me resistí a no llevarla a urgencias. No le dolía nada, y soy de la opinión que si no tiene 40 o más, no es una urgencia.

         Hay una página que me encanta que es de la Asociación Española de Pediatría, donde hay un apartado de familias http://enfamilia.aeped.es/

         Aquí te explican muy bien que hacer en caso de fiebre y cuando consultar con tu pediatra:
·        

  •      La fiebre dura más de 48-72 horas.

  • ·         Si tiene de 3 a 6 meses y su temperatura supera los 39 o si tiene 40 con cualquier edad.

  • ·         El niño está muy irritable o adormilado.

  • ·         El niño tiene mal aspecto general o dificultad para respirar.

  • ·         Si le aparece una erupción en la piel.

  • ·         Si el niño tiene menos de 3 meses de edad, en cualquier caso, debe ser valorado por un profesional sanitario.

         En todo caso en la misma página nos dicen que la fiebre es nuestro aliado, porque es síntoma de que el niño está combatiendo y activando las defensas de su organismo.

         Entiendo que todo esto para una madre que ve a su niño con los colores subidos y lloriqueando le da igual, hay algunas que se asustan más y prefieren quedarse tranquilas sí los ve un pediatra. Y otras como yo, que me quedo un fin de semana entero esperando al lunes para que me diga que es un virus y que con los antitérmicos que le estoy dando y mucha agua, mejorará.

         Efectivamente, esa misma tarde desaparece la fiebre.

         El martes por la mañana nos atacan los virus otra vez, en este caso, a mi mayor, le duele la cabeza, la barriga, y así durante todo el día. Por mucho que le doy el famoso Dalsy (para las que no son madres, ibuprofeno), el dolor no desaparece. Saco número para el pediatra para el miércoles, después de limpiar alguna que otra vomitera.

         El miércoles por la mañana, mi hija se levanta con flojera en las piernas, dolor de cabeza y de estómago. Aquí, llegados a este punto me asusto. Se sienta por todas partes porque dice que no puede andar. Así que le encasqueto a mi vecina a la peque para que la lleve al cole (gracias vecina), y salgo corriendo para su pediatra.

         Resulta que es un virus, nuestros queridísimos amigos vuelven a atacar. Y ahora viene mi buena gestión de madre. Resulta que como llevaba seis meses sin ir al pediatra, le estaba dando una dosis menor de ibuprofeno a la peque, que fue la que me dio seis meses atrás. Con lo que no le llegaba a hacer efecto. Ya os digo, mi buena gestión de madre.

         Esto es lo malo de no ir al médico. El virus también le ataca a las piernas, y eso hace que se le hinchen y que les dé flojera.

         Así que ya está, para casa, con su nueva dosis de ibuprofeno para el dolor, dieta blanda para el estómago y reposo de dos días.

         Hacemos cuentas, desde el sábado los asquerosos virus me tienen encerrada en casa. Y aunque el tiempo no acompaña, me encantaría estar paseando entre el viento de Almería, pero aquí estamos, recopilando mucha paciencia y buscando cositas que hacer en casa.

         Mucha suerte a todas las madres, espero que esquivéis cuantos virus podáis. 


16 comentarios:

  1. los virus se han convertido en un comodín para todo lo que le pase a nuestro cuerpo, y además saben cuando es el momento perfecto para atacar, sobre todo con niños en casa. Paciencia María, que por suerte suelen desaparecer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son tan pequeños y tan listos que se meten en cualquier rincón.
      Hay que tener mucha paciencia con ellos.
      un besillo.

      Eliminar
  2. Parece que es un comodín para el médico echar la culpa a los virus, pero es que cuando hay síntomas no muy graves que no se pueden determinar muy bien y dan fiebre, el 90% de las veces es un virus. Lo que pasa es que hay muchos bichitos de esos, algunos desconocidos y otros conocidos, pero mutantes. Son todo un mundo, por cierto, apasionante.
    No soy médico, tan solo bióloga, pero siempre salgo en defensa de los médicos y de los virus, por supuesto.
    Un beso María y que se mejoren las peques (y que no caigáis los mayores)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que los virus no tienen defensa ninguna, jajaja. Sobre todo cuando fastidian las salidas, es broma.
      Por suerte las peques están mejor. Lo bueno de los virus es que acaban pronto su vida.
      Y yo también soy defensora de los médicos, ellos son los que saben, los que han estudiado durante un periodo larguíiiisimo.
      Tu trabajo por cierto, me parece fascinante.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Yo creo que lo tuyo ha sido una invasión alienígena de virus mutantes. Lo cierto es que cuando entran se quedan una larga temporada.
    Yo barro todos los días y siempre salen pelusas rodadoras... Las dos cosas son inevitables.
    Besos y paciencia María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa igual, no sé de donde saldrán las malditas pelusas, pero son peores que los virus.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. cuando atacan los virus hay que tratar de que se vayan como han venido y si no se puede pues al pediatra y alguna medicina habrá. Cuida mucho a tus niñas son tu mayor tesoro. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para los virus poco que hacer. esperar a que el cuerpo los eche, y nuestros grandes defensores les den pal pelo, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Mucho ánimo y mucha paciencia, María. Lo importante es que tus peques se pongan bien del todo. Muchos besos a ti y a tus nenas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Las peques ya están mejor. Lo bueno de los virus es que se van prontito.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Pobrecitas las niñas y pobrecita tú, María. La verdad es que entiendo que estés ya al límite de tu paciencia, pero ten por seguro que ya queda menos :) Muchos ánimos para tí e Ibuprofeno para ellas :D

    Un beso grande!!

    P.D.: Te ha quedado genial a pesar de haberlo escrito mientras yo te distraía con mi charla jajajja. Lo repito: eres mi heroína!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja eso de vivirlo mientras escribo te da una idea de mi estado, jejeje.
      No me distraías, estoy acostumbrada a tener dos niñas chillonas mientras escribo, jejeje.
      Un besillo Hermana de Letras.

      Eliminar
  7. Todo lo que nos pasa son virus,jejeje, siempre dicen lo mismo.
    Yo tuve suerte y mis hijos prácticamente no se han puesto malos nunca, de hecho en casa nunca tenía apiretal o Dalsy(ahora podéis llamarme mala madre). Pero yo sí que los he pillado todos de adulta, virus que había en el cole lo cogía yo, toas las gastroenteritis del mundo. El año pasado sin ir más lejos tuve una brutal y ellos y mi marido tan panchos.
    Y pasamos la varicela a la vez, ellos casi sin enterarse y yo ni te cuento,jejeje.
    Venga, ya verás como en nada estás paseando al viento.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy si yo te contara. Mis virus de estómago han sido los peores que yo he pasado, los que ellas me han traído del cole o de la guarde. Y yo aquí aguantando días, mientras ellas solo tenían el virus un solo día.
      Algún día te contaré mi historia con las paperas, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Ja ja ja... Cuando he empezado a leer las definiciones de virus, automáticamente he pensado lo mismo: Si el pediatra no sabe lo que es, es un virus... Lo digo con todo el cariño y respeto, pero es que lo he oído tantas veces, que en mi casa ya hacemos bromas...Sobre la dosis de Dalsy, yo utilizo una calculadora de internet, que además tiene en cuenta si el dalsy es al 20% o al 40%... Cositas que va aprendiendo una, igual que cuando uno de los tres míos se pone malo, hacemos apuestas de cuánto tardarán en caer los otros. Los virus, a pasarlos con la mayor dignidad posible (como me dijo un pediatra).
    Besitos curativos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que cuando cae una la otra va detrás, y la otra detrás,... jajajaja.
      Yo ni eso, lo de la calculadora lo sabía, pero yo estaba totalmente segura de que esa era la dosis,... Eso de ser una mala madre, jajaja.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.