13/2/16

La Búsqueda XXIX


 SINOPSIS DE LOS PERSONAJES



HADAS:

DRÍADES: Hadas de Tierra.

SALAMANDRAS: Hadas de Fuego.

ONDINAS: Hadas de Agua.

SILFOS: Hadas de Aire.


DRÍADES: 

Arien: Reina de los Dríades.
 
Eglantina: Maestra Dríade.

Ellyon: Buscador Dríade.

Abatwa: Dríade desterrado.

SALAMANDRAS:

Nimue: Reina de las Salamandras.

Glasting: Maestra de las Salamandras.

Leanan: Buscadora anterior.

Morrigu: Buscadora de las Salamandras.

ONDINAS:

Oonagh: Reina de las Ondinas.

Lorelei: Antigua buscadora y pareja de Abatwa.

Licke: Buscadora de las Ondinas.

SILFOS:

Moira: Reina de los Silfos.

Edrielle: Buscadora de los Silfos.


ELFOS OSCUROS:

Zelantina: Reina de los Elfos oscuros.

Dagmar: Hijo de Zelantina y Guerrero Ede los Elfos Oscuros.

Sharku: Guerrero de los Elfos Oscuros.

Shiary: Hermana de Sharku.

Morathi: Elfa guerrera.

CENTAUROS: 

Quirón: Rey de los Centauros.

Myla: Hermana del Rey.

Nicos: Guía de los Centauros.

CAPÍTULO XXIX



                La mayor parte del viaje Licke se lo pasaba cabalgando a lomos de Nicos. Hablaban continuamente, Nicos estaba muy interesado en la vida de la Ondina como humana y a ella le encantaba hablar de su familia y de su casa. Hasta ahora nadie se había interesado, y ella echaba tanto de menos su casa que se alegraba poder hablar de sus hermanos, de las travesuras, de su madre que se volvía loca con los cinco y de cómo, a pesar de quejarse de todo eso, se inventaba cualquier juego para compartir con sus hijos.

                Su padre se pasaba el día trabajando, ellos eran cinco hermanos, los pequeños eran dos gemelos de cinco años que no paraban quietos. Juntos eran unos terremotos. Su madre se pasaba el día arreglando los desastres de sus de los pequeños.

                Licke le contaba todas estas cosas al centauro con lágrimas en los ojos. Nunca había estado tanto tiempo separada de su familia. Y aunque consideraba a los demás buscadores como parte de su nueva familia, no era lo mismo.

                De vez en cuando notaba que Abatwa se ponía a su nivel andando, le soltaba alguna tontería y ella se reía. Pero el centauro galopaba más rápido y el Dríade se quedaba atrás.

                Abatwa estaba molesto con la nueva relación del centauro con Licke. Hasta ese momento él siempre había sido el favorito de la Ondina, y ahora al no tenerla todo el tiempo a su lado, se sentía raro, quizás un poco celoso.

                Cuando paraban a descansar, hada y centauro no se separaban, e incluso se iban a dar un paseo por los alrededores, con la excusa de inspeccionar el terreno. Eso ponía a Abatwa de mal humor, con lo que nadie era capaz de acercarse al Dríade para hablar.

                En una de esas paradas, Morrigu intentó entrenar con él, pero acabó tan magullada que desistió de su empeño y lo dejó estar.

                Se había creado una situación tan tensa, que ya ninguno hablaba, excepto la Ondina y el centauro, ajenos a los demás. Por mucho que Edrielle intentará apaciguar las aguas, no lo conseguía.

                - Abatwa tienes que dejarla. – Edrielle se acercó al Dríade que observaba de lejos a la pareja de viaje que no hacía más que reír.

                - No sé de qué me hablas.

                - Sabes que no puedes mentirme. Ella está enamorada de ti. Tú nunca podrás corresponder a ese amor, así que déjala.

                - ¿Y tú qué sabes? No puedes saberlo todo Edrielle, no puedes pretender que todo este a tu gusto.

                Abatwa se levantó de un salto y sentenció con su mal humor de costumbre.

                - Se hace tarde. El descanso ha terminado.

                Todos recogieron sus cosas en silencio, mientras Myla se acercaba Nicos. Licke dejó a los centauros un rato a solas, mientras ella recogía sus cosas con lo demás. En la distancia podía ver como los centauros discutían acaloradamente. Edrielle se acercó a ella.

                - ¿Eso es por mí? Sé que Myla no le gusta que cabalgue a lomos de Nicos.

                - No debes preocuparte. Nicos ya sabe lo que hace, es mayorcito.

                Los centauros se acercaron a los buscadores.

                - Mañana será la última jornada que pasaremos con vosotros. Ya estamos cerca de las lindes de nuestro territorio. Y tenemos que volver con los nuestros.

                Licke escuchaba a Myla sin oír nada de lo que decía, solo que ya no iba a estar más tiempo junto a Nicos, en su cabeza todo le daba vueltas. No sabía sí alguna vez volvería a verlo. Ella volvería a ser humana, y no sabría cuando sería la próxima búsqueda.

                Todo se volvió oscuro y Licke cayó al suelo.

Capítulo anterior 

4 comentarios:

  1. Ya van veintinueve capítulos de esta búsqueda que se inició hace casi un año, María. La marcha avanza y los huevos de dragón esperan su encuentro. ¿Licke volverá a ser humana? Solo consigo recordar a Juan como ese humano que había pasado a ser un dríade momentáneamente para esta travesía. Licke ha caído en la oscuridad... ¿Quizás comió de esa "amanita muscaria" que aparece en la imagen? Solo unn nuevo capítulo podrá desvelarnos lo que ha ocurrido.
    Un placer seguir esta saga fantástica. Tengo varios relatos tuyos pendientes, pero "la búsqueda" me ha llamado.
    ¡Abrazo, Hermana de Letras! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Hace casi un año ya? ¡Madre mía como pasa el tiempo! Y yo sin saberlo, jajaja.
      Me alegro de que te haya llamado, porque parece que está decayendo en lectores, jejeje. Demasiado larga.
      Un besillo Hermano de Letras.

      Eliminar
  2. Un capítulo en el que se va forjando una nueva relación, la cual afecta, al parecer, con sentimientos un tanto encontrados, a Abatwa. Continúas centrando la historia en los personajes, y eso es genial, ya que, como ya dije, le da credibilidad a la historia, y la hace real. Dices que te está costando seguir la historia, puesto que está teniendo más capítulos de los que esperabas (sé que al principio solo se trataba de un micro); pues bien, te está costando, pero lo estás logrando. Consigues continuar la historia, capítulo tras capítulo, y si miras atrás, te darás cuenta de las dimensiones de este trabajo, y lo mejor de todo, por todas las cosas que han pasado los personajes. Mientras leía este capítulo en el que se reinicia el viaje ahora con los dos centauros, me ha venido a la mente los anteriores en los que iniciaron el viaje con los elfos; ahora los elfos se han ido, y están los centauros. Te pones a pensar y te das cuenta de que ya han ocurrido muchas cosas y de que por la historia han pasado muchos personajes. Un gran trabajo, repito.
    Abrazo, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. La verdad es que me animan a seguir. Es verdad que si echamos la vista atrás, la historia ha pasado por muchos momentos, y muchos personajes se han unido a ella.
      Espero seguir avanzando y que ossiga gustando la historia.
      Un abrazo compi de letras.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.