8/2/16

El océano de tus ojos



                Y en el inmenso océano de tus ojos me perdí. Me encontré en un lago repleto de incertidumbres, de momentos aún no vividos, de besos no robados, de miradas no encontradas.

                Y en el inmenso océano de tus ojos me perdí. Y entonces tú conseguiste encontrar los míos, ni siquiera buscaste, solo encontraste mi mirada pidiéndote sin hablar que me amaras, que me quisieras. Con ese amor sin límites, ese que te hace volar a las estrellas más lejanas, ese que te deja sin aliento.

                Y me amaste, solo con tu mirada, me amaste, me quisiste, te entregaste sin reservas, me subiste a la estrella más alta, juntos alcanzamos la luna, y juntos la bajamos. Nos amamos entre sábanas de colores, no de esas blancas de las películas, no, con sábanas verdaderas, esas desparejadas, de colores diferentes, de colores desgastados. Y entre esas telas, nos reímos a carcajadas, descubrimos los distintos usos del chocolate, del caramelo, y de multitud de alimentos que se mezclaron con los ingredientes de nuestro amor.

                Y te quise, y me quisiste, y me perdí en el océano de tus ojos, y te perdiste en el mar de los míos. Y vivimos ese amor de película, ese del que nadie habla, ese que empieza con la palabra Fin, ese que se alimenta del día a día, de las peleas a voz en grito, de las duchas con agua destemplada, de los momentos de sofá cada uno en una esquina buscando nuestro territorio, de los libros leídos entre dos al mismo momento, de las discusiones sobre política, sobre Dios, sobre la crisis, de la falta del dinero y lo que hace en nuestros corazones. De ese amor nuestro.

                Y te miro y me miras, y después de tantas y tantas miradas, me sigo perdiendo en el océano de tus ojos, te sigues perdiendo en el mar de los míos. Y ese amor de película aún no ha terminado, y ese amor de película está nutriéndose poco a poco, día a día, con la rutina y las sorpresas, con los besos robados, con las caricias eternas, y los abrazos abandonados.

                Y en el inmenso océano de tus ojos me perdí, me pierdo, me perderé…



22 comentarios:

  1. Hermoso texto de amor. En este mundo materialista y pragmático el amor sigue siendo un buen pretexto para escribir.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor siempre. Es lo más bonito que tiene el ser humano.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Un texto muy romántico y precioso, muy alejado del romanticismo cursi y empalagoso. Prosa poética o poesía en prosa, da igual. El resultado es el mismo.
    Un amor así ha de durar lo indecible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja a veces el amor empalagoso también apetece. Esta vez lo dejaremos aparcado a un lado.
      Muchas gracias.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. ¡Amén a todo! menos en lo de las peleas a gritos. Los gritos son violencia, y sobran en ese océano de amor inconmensurable.
    Prosa versada en amor cotidiano y maravilloso.
    Gracias por compartir sentimientos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me gustan los gritos, las peleas vienen bien, pero bajito. Con niños,además, las peleas son en susurros y entre dientes, jajaja.
      Luego vienen las benditas reconciliaciones.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Precioso relato al amor de hoy y de siempre, del que sigue, del que es verdadero , del que con las miradas se dicen todo. Que sigas enamorada de tu chico hasta la eternidad, ¡No hay nada mas bonito que un amor correspondido y duradero ? No hay nada más.
    Un abrazo
    P. D. amiga Maria , no puedo lanzar mis trabajos de mi blog , estoy penalizada y hasta el día 20 no me dejan compartir, si los queréis leer tenéis que verlos en mi blog. Tengo otro entrega de Arrugasen la sabana y una carta para el concurso de relatos extraordinarios Vosotros si los podéis compartir y difundir. No os podré contestar, os contestaré a través de vuestros blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu información. Pasaré por tu blog. A ver si me dejan estos días de no parar.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Qué texto tan romántico, María! Hay amores de película que no suceden en el celuloide, sino de puertas adentro de una casa normal. Muy bonito, me ha gustado mucho :)

    Un besillo de lunes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia te contesto desde aquí a tu relato de Malena. Pues si y vamos muy bien , con la intriga de lo que nos va deparando la historia.Un abrazo

      P. D. amiga Julia, no puedo compartir mis trabajos de mi blog , estoy penalizada y hasta el día 20 no me dejan compartir, si los queréis leer tenéis que verlos en mi blog. Tengo otro entrega de Arrugas en la sabana, y las carta que escribí a mi hijo para el concurso Vosotros si los podéis compartir y difundir. No os podré contestar, os contestaré a través de vuestros blog. Si me quieres ayudar difunde mis post. Muchas gracias

      Eliminar
    2. Muchas gracias Julia. Es que a veces las películas nos dan una visión demasiada idelaizada de lo que es el amor. Y luego vienen las decepciones, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
    3. Maria del Carmen, a mí no me importa, pero creo que a Julia le gustaría que le contestaras en su propio Blog, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Es precioso, un texto lleno de amor y ternura. Y si no todo es de color de rosa en el amor pero hasta las discusiones y diferentes formas dde pensar en todos los ámbitos de la vida, no quita para que dos personas se amen como tú reflejas en tú texto. un beso TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, lo mejor es amar a una persona que no sea igual que tú, sino vaya aburrimiento.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Esta prosa poética tiene la virtud de enamorarnos a todos, María, es un texto precioso, romántico sin resultar empalagoso, y muy, MUY bien expresado ese amor de día a día... me ha encantado.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. A veces viene bien una dosis de amor.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Precioso, romántico, de erizar vellitos... =)

    ResponderEliminar
  9. Qué preciosidad María, amor del para toda la vida. Un sueño armonioso, ains... que bonito!!!
    Mirar y que te miren así es maravilloso, :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, el amor es lo que tiene. Y las miradas dicen mucho.
      Un besillo.

      Eliminar
  10. Hermoso, María. No se por qué, pero en un momento u otro, todos tenemos la necesidad de escribir sobre el amor... Por qué será? El día que no tengamos esa necesidad, será momento de empezar a preocuparse. Tú lo haces muy bien.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay es que el amor tiene ese yo que sé, que se yo, que nos vuelve locos y nos vuelve la vida del revés.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.