11/2/16

Ahora ya no



                Te has ido sin quererme. Me has dejado sola desde que te conocí. Nunca te tuve conmigo a pesar de tenerte a mi lado. Yo corría hacia a ti, te abrazaba con todo mi corazón.

                Yo te amaba más que a nadie, y tú nunca quisiste ese amor, lo dejabas a un lado engañándome con falsas esperanzas, y yo te esperaba, me mordía las uñas viendo las horas pasar, simplemente por tenerte a mi lado un ratito.

                Me dejaste sola hace años, me dejaste sola en esas llamadas de teléfono que no fueron, en esas miradas no encontradas, en esos besos fríos, furtivos.

                Y ahora ya no hay nada que pueda hacer. Ya no te puedo decir todo el daño que me hiciste. Siempre esperaba más de ti, y tú siempre me decepcionabas. Tenías el don de dar tan poco, y a la vez de hacerme esperar tanto. Nunca me cansé de esperar, lloraba con cada desplante, con tu indiferencia.

                Pero volvía a recuperarme, y como los dolores más fuertes, olvidaba el que tú me causabas.

                Ahora ya no puedo decirte todo el daño que me ocasionabas, ahora ya no puedo decirte lo mucho que disfrutaba con esas pequeñas conversaciones, no podré decirte que tú eras mi héroe, que jamás bajaste de aquel podio. Que a pesar del dolor y del abandono, tú siempre serás mi padre.



24 comentarios:

  1. Qué fuerte! Me imaginaba una historia de desamor y distanciamiento entre una pareja de enamorados, el sufrimiento de quine no se siente correspondido. Si hasta ya tenía mentalmente preparado el comentario!
    Y me lo cambias todo y resulta que ese con dolor, ese amor no correspondido, esos reproches se refieren a su padre, una vez ya se ha ido para siempre. Buaf, qué duro, triste y tan bien contado.
    Un abrazo y no vuelvas a engañarme de ese modo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta haberte engañado. Eso quiere decir que mi objetivo se ha cumplido. Así tendrás que volver a leer para darte cuenta de lo contado realmente.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Hay muchos tipos de Amor, y sin duda el que siente un hijo por su padre es de los más grandes. Un amor no correspondido en tu historia, triste pero real en muchos casos, por desgracia.

    Me has tenido pensando en el amor de pareja hasta última hora, muy buen giro al final!

    Besillos y mucha suerte en el concurso, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haberte sorprendido.
      La verdad es que es una pena que un propio padre no pueda querer a sus hijos.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Muy bien María, has creado un ambiente de triste nostalgia y desamparada soledad que me ha dejado tocado los sentimientos.
    ¡Hala! no te digo más. Bueno sí:
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tocar vuestros sentimientos. Eso es buena señal.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Un relato amoroso no correspondido que nos hacia esperar un desengaño. Dio un giro al final del dolor de un hijo que ama a su padre . Muy buen relato Maria.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      Me alegra que te haya gustado.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. He estado pensando de quién hablarías desde un principio, no parecía hablar de una pareja... y al ver que hablas de un padre, me ha tocado más si cabe, el desamor en este caso debe ser terrible, si me apuras, peor que el que se puede dar entre una pareja.
    Muy bien narrado, con un estupendo giro final. Felicidades.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí peor que el de una pareja seguro. Parejas puede haber más, padres no.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Muy buen relato con un perfecto final. Aunque muy triste. Yo aún tengo a mis padres, pero, con enorme tristeza, me voy preparando para el momento en que falten.
    Me ha gustado mucho y me ha emocionado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosa.
      Me alegro de que te haya gustado.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Excelente micro, María. Muy inesperado final. Me ha gustado mucho :) Besos, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa.
      Un placer que te haya gustado.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Muy triste María, ese amor no correspondido, ese desear una chispita de amor y que la persona de la que lo deseas ni siquiera te vea, te quiera o sienta...muy duro y si encima es el padre, aún más duro para esa pobre criaturita.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es duro. La verdad es que nunca entenderé que un padre o una madre no quieran a sus hijos.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. Solo puedo decirte que espero que no sea real. Porque si lo es , es un desamor terrible.
    Un besito, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es real en alguna parte. Nunca entenderé como los padres y las madres dejan de querer a sus hijos.
      Un besillo.

      Eliminar
  10. A la familia se le suele disculpar muchas cosas porque son familia, pero como se suele decir, no la elegimos. Muy bueno, María.
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, terminas perdonando todo. Para eso es la familia.
      Un besillo.

      Eliminar
  11. ¡Cuánto dolor María! Los padres son los primeros que nos enseñan lo que es querer por eso esa decepción siempre será más dolorosa que cualquier otro amor, es incomprensible. Muy triste, :(

    Me ha gustado mucho.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es muy incomprensible. Pero a veces es una realidad muy dura.
      Un besillo.

      Eliminar
  12. Es desgarrador, un dolor que comprendo, y lo has plasmado con profundidad, llegando al alma del lector. Un micro muy bueno, María.
    ¡Abrazo, Hermana de Letras! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Hermano de Letras. Siento mucho que comprendas ese dolor.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.