15/1/16

Tarro de Recuerdos


    Hace unos días os hablé del Tarro de los Recuerdos. Una idea que surgió de otra Bloguera y que decidí copiarla, porque me parecía algo muy positivo. Se trata de meter un recuerdo de cada día del año en un tarro. Y al final del año leerlos todos para saber que momentos nos hicieron felices.

      Ayer mis hijas y yo nos hicimos los nuestros. Después cuando el padre llegó del trabajo, se hizo el suyo.

       Para hacerlo necesitamos unos tarros. En este caso nosotras hemos decidido reciclar unos tarros de tomate que teníamos sin usar. Les quité todo el pegamento, y listos para la acción.



      Para decorarlos hemos usado:
  • Tijeras.
  • Fixo de doble cara.
  • Distintos tipos de papeles.
  • Fixo de colores.
  • Colores para pintar cristal. 
        

     Lo primero que hacemos son los tapones. Y elegimos para ello los papeles que más nos gustan. Mis hijas eligieron papel charol amarillo y cartulina brillante azul. Encima de la tapa pusimos un poco de fixo de doble cara para pegarlos. Medimos un círculo, recortamos y lo pegamos.

     Luego, alrededor del filo del tapón le pegamos un poco de ese fixo de colores que tanto nos gusta. Y así fue como quedaron las tapaderas.





       Ahora toca decorar los tarros. Lo hicimos con unos colores que nos trajeron los Reyes, que al principio no sabíamos para que eran, pero que nos han venido muy bien para este trabajo. Lo malo es que tienes que apretar poquito el bote, porque sino te sale a borbotones, con lo que tuve que ayudar un poco a mis peques. Me pedían que dibujara cosas un poco difícil para mi manejo con la pintura, pero algo hice. Y ellas también hicieron sus pinitos.




        Así quedaron todos y así quedó el mío.




     Sí observáis un poquito ya hemos metido nuestro primer recuerdo. No pudimos esperar ni a que se secara la pintura. Y es que este tarro nos ha encantado. No sabemos sí lograremos meter un recuerdo cada día, pero sí os puedo asegurar que lo intentaremos. Os animo a que hagáis los vuestros.

14 comentarios:

  1. Es genial María, me gustó muchísimo cuando lo dijiste y ahora que lo veo me gusta aún más.
    Hace años los Reyes les trajeron a mis hijos unas pinturas parecidas y encima eran textiles, y yo les permití decorar un chaleco vaquero y no veas que churro cuando al coger el primer bote salió un montón,jejejeje. Sois una familia de artistas. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que las manualidades nos gustan mucho. Ya veo que también sirven para textil, así que probaremos en las camisetas, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Te lo decía en otro post, que nosotros también lo hemos hecho... claro que sin decorarlo, je je je. De momento, sólo hemos metido 3 papeles, y eso que cada día siempre pasa algo bueno, aunque sea el poderse levantar de la cama...
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que todos los días encontramos algo bueno que escribir. Me encanta la idea. Eso te lleva a la positividad y a ver las cosas buenas que nos encontramos por el camino.
      Un besillo.

      Eliminar
  3. Muy mono e improvisado... y emotivo.
    Yo tb uso muchísimo el washi-tape, solo que corto los bordes con cúter, jajaja. No, pero aún así están chulos y además es bonito hacerlo con tus hijas, una cosita más que os une.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es buena idea lo de cortar los bordes, pero como tenían formas, me pareció original hacerlo así, jejeje.
      Nos encanta hacer manualidades juntas.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. ¡¡Están preciosos, María!! Me parece una idea estupenda, y me ha encantado cómo los habéis decorado. Voy a ver si consigo esa pintura para cristal, porque no sabía ni que existía (conozco los esmaltes, pero son difíciles de usar, por lo menos para mi)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco sabía que se podía pintar en el cristal. Lo descubrí sobre la marcha. Ya que no pone en ningún lado que sea para cristal o para tela. Para más información, estas son del Ikea.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Bonita iniciativa, porque al final el mensaje que se transmite a los hijos es que se trata de valorar que cada día hay algo en nuestra vida que merece la pena agradecer, desde ese sol que nos ilumina a ese beso de buenos días.
    Precioso.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a ver si se centran en lo bueno que les sucede y no en lo malo. Gracias.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Preciosos quedaron los botes y lo mas importante que toda la familia participen. Algo así hice yo con mis hijos cuando eran pequeños, cada día, cada semanas. Al fin de mes valorábamos entre todos lo bueno y lo malo que nos había ocurrido. Los niños fueron los que más participaron. Claro había siempre un premio o un castigo en recompensa. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso no hay premio. El premio es volver a leerlos cuando acabe el año y ver todas las cosas buenas que hemos vivido.
      Un besillo.

      Eliminar
  7. Me parece una buenísima idea María, son las pequeñas cosas que hacen familia, que hacen hogar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo importante de la familia es esl amor, y esta es una buena forma de mantenerlo unido.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.