1/1/16

Otros Mundos. El mundo de Ricardo Zamorano Valverde.

    Hoy vengo cargadita con Otro Mundo que enseñaros. En este caso el de Ricardo Zamorano Valverde y su Blog Palabras Narradas. Debo confesaros que su Blog fue uno de los primeros que encontré al llegar a este mundo. Y la verdad es que me enganchó desde el primer momento. Sus relatos de intriga y esos finales sorprendentes me ganaron.

    Además de que su literatura está tan bien escrita que es fácil de leer. Yo lo recomiendo sin lugar a dudas. Pero para que sepáis un poquito más de lo que os digo os dejo con él y sus letras.



    La pregunta imprescindible. ¿Cómo y cuando empezaste el Blog?


       Según el archivo de blog lo abrí en octubre de 2012 y la razón por la que lo hice es que siempre me ha gustado compartir lo que hago, para saber la opinión de la gente sobre mi trabajo, o simplemente porque pienso que es una estupidez crear y no mostrar. Prefiero darlo a la luz que dárselo al polvo de un cajón, por eso, cuando descubrí que una persona normal y corriente como yo podía tener una especie de página web donde publicar sus textos, no dudé en abrir un blog. 

      Cuando lo abrí, no tenía ni idea de todo el mundo de Google+, por eso no recibía visitas en los tres o cuatro relatos que subí. Ingenuo de mí, esperaba que mi blog lo viera todo el mundo sin promocionarlo ni hacerme ver. Claro, no sabía cómo hacerlo. Me llevé una sorpresa cuando recibí el primer comentario; fue de Federico Rivolta, y no sé cómo dio con el blog porque seguía sin conocer G+. Sin embargo no fue hasta uno o dos años después de abrirlo, que conocí la plataforma o red social de google y poco a poco fui familiarizándome con comunidades, y otros escritores. Ahí ya empezaron a subir las visitas. Sobre todo cuando empecé a participar en los concursos de ‘’El Círculo de Escritores’’. Y entonces, decidí cambiar el diseño y el nombre del blog.


      ¿Por qué le pusiste ese nombre? 

        Al principio, como los primeros relatos que subí eran de terror, elegí el negro de fondo y las letras rojas, y el nombre simplemente era mi nombre: Ricardo Zamorano. Yo seguía con mi idea de página oficial de escritor, así que mi nombre era lo suyo. ¡Que todos supieran que quien había escrito eso era Ricardo Zamorano! Pero más adelante, cuando empecé a visitar otros blogs, me percaté de que casi nadie ponía su nombre y entonces mi nombre como nombre del blog comenzó a parecerme un tanto egocéntrico por mi parte, así que decidí cambiarlo y ponerle uno chulo de verdad. 

       He de confesar que me costó bastante, tanto que estuve a punto de renunciar en la búsqueda del nombre perfecto. Pero finalmente di con uno que me pareció bonito y que describía con exactitud lo que hacen los escritores, lo que es en sí, una obra literaria: «Palabras Narradas». En ese momento fue cuando cambié el diseño, y traté de darle un toque lo más parecido al papel, para que los lectores se sintieran lo más cercanos posibles a un libro. Mi objetivo era y es que el lector se sienta a gusto leyendo los textos desde la pantalla de su ordenador, sin distracciones innecesarias ni colores que hagan daño a la vista; por eso, mi propio diseño me tiene que gustar a mí, pero también he de hacerlo agradable para los demás, por lo que pensé más en ellos que en mí a la hora de modificar esto y mover de sitio aquello. Es decir, me pregunté, ¿cómo me gustaría a mí leer un relato en un ordenador? Y ese fue el resultado, más o menos.

       Utilizas páginas de escritura aparte del Blog. ¿Nos podrías hablar de ellas y de tu experiencia?


     Bueno, a decir verdad, empecé a moverme con mis historias en una de ellas. Por supuesto ya tenía el blog abierto, pero era por la temporada en que todavía no conocía bien el funcionamiento de Google+ y de lo bueno que es para contactar con otros escritores.
 

      Aquella web me parecía una forma más sencilla de que te leyeran, de acercarte a otras personas con las que compartía la misma afición, pues solo tienes que subir tu relato y ya se coloca en ‘’Últimas publicaciones’’, a la vista de todos. Lo hice con mucha ilusión; al principio deseaba con ansias recibir algún comentario, pero nada, nadie comentaba nada, subían las visitas pero el indicador de comentarios continuaba en cero. Hasta que comprendí cómo iba aquello, y era lo más lógico del mundo.

       Para llamar la atención, tienes que leer tú también; no vale eso de «yo subo mis historias y como soy el mejor, pues que me lea y comente todo el mundo». No. Para que te lean, hay que leer, y para que sepan que les has leído, hay que comentar. Eso sí, siempre desde la sinceridad, no el leer por leer para que te lean.
 

      Poco a poco fui recibiendo visitas de las personas que yo mismo visitaba, sin embargo lo que más me gustaba era cuando las recibía de alguien a quien no había leído.
 

      En cualquier caso, fui conociendo a otros escritores, y reduciendo el círculo a los que más me gustaban, me leyeran o no. Hasta que encontré por G+ a una de de las escritoras que yo seguía por la web (cuando ya comenzaba a apañármelas con la red social de Google): Ana Lía, y de este modo, el mundo de las comunidades y de cómo llevar un blog se fue abriendo ante mí.

       Finalmente decidí dejar de tener tanta actividad en la web para escritores y centrarme más en mi blog, pues al fin y al cabo, es mi sitio personal, y es mucho más importante. Aún subo a la web los relatos que escribo, pero ya no participio tan activamente. Lo hago, principalmente, para que la gente que me sigue ahí y no tiene blog, pueda seguir leyendo mis textos.
 

       También uso otras dos o tres páginas de escritura, pero apenas subo ya cosas en ellas. En una solo tengo dos obras. Una de mis novelas: ¿Qué piensan los perros?, a la que le tengo mucho cariño. Y El Espejo, la cual estoy subiendo capítulo a capítulo.
 

       Sin embargo, como he dicho, ahora me centro más en el blog, y a la mayoría de la gente que seguí en la página de escritores, les sigo también por aquí y los leo desde sus blogs personales. Me resulta mucho más cómodo y agradable.

     A veces, te hemos visto videos promocionales de algunos de tus textos, ¿Cómo se te ocurrió la idea? ¿Has tenido algún resultado diferente para darlos a conocer?

       Me gusta esta pregunta, porque así puedo hablar de mi otra afición: el cine, o el medio audiovisual en general. A parte de lector empedernido, soy cinéfilo y seriéfilo. Una de las cosas que me habría gustado estudiar es audiovisuales, pero por diferentes motivos, no ha podido ser, sin embargo, gracias a lo que estudié, aprendí algo de edición de vídeo, y con una cámara y algo de conocimiento en ese sentido, tengo lo que necesito para crear pequeños vídeos. 

        De modo que, como siempre me ha gustado la idea de ver mis escritos no solo por escrito, y es muy difícil que alguien haga por mí un corto o un vídeo de ellos, elegí la opción de crear estos pequeños vídeos promocionales. De momento solo he hecho dos: uno para promocionar el final de mi novela breve El Espejo, y otro para promocionar la saga conjunta que escribo con Santiago Estenas Novoa: la Saga de Oliver.
 

       En cuanto si aumentó las visitas de dichos textos no sabría decirlo con exactitud, porque no sigo obsesivamente las visitas que recibe cada entrada. Lo que sí puedo decir es que los vídeos, subidos a youtube, fueron más visto de lo que esperaba, e imagino que la curiosidad les llevaría al blog, o eso espero, jajaja.
 

        El caso es que yo me quedé muy satisfecho con el resultado y pude canalizar esas ganas de ver mi obra en otro formato y «rodar» y montar mi propio vídeo. Es un pequeño paso hacia ese otro mundillo, pero todo empieza con un pequeño gesto. 

      Hemos visto que también has tenido colaboraciones con otros compañeros, ¿Cómo te ha ido?

         Las colaboraciones con otras personas es una experiencia magnífica, porque no solo estás compartiendo con alguien que apenas conoces tus ideas y el mismo gusto por algo que tanto te apasiona, sino que además empiezas a conocer mejor a quien está al otro lado de la pantalla y te pasas un montón de tiempo hablando sobre cómo hacer esto, o cómo hacer aquello, sobre el desarrollo del argumento y la trama, sobre los personajes o las cosas que quedarían bien o no en cierta parte. Y finalmente vas viendo cómo un trabajo pensado por dos, toma un solo sentido totalmente coherente. Por otro lado, te obliga a escribir (en el buen sentido; escribir siempre es lo mejor) y a esforzarte un poco más de lo habitual, para estar a la altura de las expectativas.
 

       Lo importante es que no se note demasiado el cambio de estilo de cada escritor, pero al mismo tiempo no abandonar tu propio estilo. Es un reto un tanto complejo, pero eso es lo que lo hace más emocionante aún.
 

       La primera colaboración que hice fue con Santiago Estenas Novoa, con la Saga Oliver, cada uno escribe una parte, con tramas independientes, pero con un mismo personaje y argumento. También escribí un capítulo de uno de sus relatos: La Ciudad de las Langostas, y espero escribir alguno más.
 

        Otra de las colaboraciones que tengo en marcha es Proyecto Fobia, una historia de José Carlos García Lerta para la que me pidió formar parte cuando ni siquiera nos conocíamos, lo que me llenó de una gran alegría y honor. Alguien a quien no había leído nunca ni visto por la red, me pedía una posible colaboración. Creo que no hay casi nada mejor para un escritor que ese detalle de reconocimiento por su obra. Proyecto Fobia va despacio, pero muchas veces eso es señal de calidad, y la verdad que hay que agradecer a la gente su paciencia, porque aún así siguen leyendo cada capítulo.

     En una de esas colaboraciones en las que andas inmerso es el proyecto fobia, y con el que habéis creado otro Blog. ¿Cómo surgió la idea? ¿Y qué tal la experiencia?

        Como decía antes, Proyeto Fobia fue fruto de José Carlos, quien me ofreció, sin conocerle y cuando él estaba empezando a darse a conocer, participar en él como co-escritor de la obra. Me presentó su idea principal, y a partir de ahí fuimos desarrollándola, tratando de darle coherencia y creando un personaje creíble, hasta que surgió la idea de «¿Cuál es el límite del miedo?». Decidimos que cada uno escribiera un capítulo, y que uno se centraría en el pasado y otro en el presente.
    

      Más adelante, surgió la posibilidad de ofrecer a algún otro compañero la escritura de un capítulo: José pensó en Edgar K. Yera; yo en Santiago Estenas Novoa. Y todo ello llevó a la creación de un blog conjunto llamado «La Celda Acolchada», en el que vamos subiendo —aparte de en nuestros blogs personales— cada capítulo de Proyecto Fobia.
 

      Después, se propuso incluir a la celda a algunos miembros más que compartieran la pasión por el terror, o a los que se les diera bien escribir sobre este género, no siendo su principal, y se unieron Mendiel y Soledad Gutiérrez, quienes, por supuesto, también aportarán al proyecto un capítulo de su autoría.
 

      La colaboración avanza lentamente, pero de forma inexorable, y disfruto sin duda alguna con ello, no solo a la hora de escribir un capítulo, sino también a la hora de leer el de mi compañero y de charlar con él o ellos sobre cómo abordar el siguiente capítulo, así como ideas que van surgiendo por el camino. 

       Te manejas sobre todo en el género del miedo y el misterio. Pero también te hemos visto escribiendo teatro, ¿Te atreverías con la novela romántica?

     En realidad, como digo en mi lema, no escribo un género; escribo una historia. Con esto quiero decir que a la hora de escribir algo, no pienso en el género del que se va a tratar. La idea se forma en mi cabeza como eso, como una idea que va transformándose en una historia, con su principio, nudo y desenlace, o a veces una frase, alrededor de la cual, desarrollo la historia. En el resultado final puede quedar un relato con un género determinado, pero este ha sido fruto de la historia, y no al revés.
 

      Por esta razón, no me es complicado escribir en ningún género, ni siquiera el romántico. Es cierto que tengo más relatos de terror que de otra cosa, pero eso depende de las ideas que acuden a mi cabeza, que al darles la forma de historia, se convierten en ello. Y esta tendencia al terror y el misterio se debe a que es lo que más me gusta leer. Y por lo tanto, como todo escritor que se plazca ha de leer mucho, casi más que escribir, es inevitable adoptar influencias, aunque sea a un nivel subconsciente.
 

        Me preguntas si me atrevería con la novela romántica. Bueno, como he dicho, a la hora de escribir dependo de la historia que me venga a la cabeza, pero como no soy muy fan de la novela romántica, no creo que se me ocurra alguna vez una historia totalmente de amor; otra cosa es que la historia que quiera contar, no siendo romántica, tenga su toque romántico. Como muchos escritores y entendidos dicen, toda buena historia debe tener amor. Eso sí, no caeré en la ñoñería. Antes mató a cualquier personaje, jaja. 

      Sabemos que has publicado un libro llamado "El esclavo". ¿Cómo fue la experiencia? Cuéntanos un poco todo el proceso. ¿Algún consejo para los que aún no han publicado y quieran hacerlo?

       El esclavo no solo ha sido la primera novela publicada (o mejor dicho: autopublicada), sino que es también lo primero que escribí en serio, de principio a fin, y lo hice muy joven, mucho más de lo que soy ahora. Así que es inevitable pensar que la ilusión e inocencia se apoderaron de mí cuando descubrí por Internet que yo podía publicar en papel un libro.
 

      Mi caso es uno de los miles que hay por ahí. Un joven autor se deja embaucar por editoriales de auto-publicación ansiosas de llenarse los bolsillos del Jefe Verde. Con esto no estoy diciendo que no esté encantado de tener mi novela en formato de papel, y de hecho logré recuperar y superar el dinero que invertí. No. Pero sí me arrepiento de haberlo hecho de ese modo, de no haber sido más prudente, y de haberme gastado tanto dinero, a pesar de que lo recuperé.
 

      Aparte de tener mi libro en papel saqué otra cosa buena de aquella experiencia: no volveré a caer en el mismo error, y adopté el conocimiento necesario para aconsejar a otros autores sobre no auto-publicar ni coeditar. El primero lo puedes hacer, pero no a través de una editorial, sino dependiendo únicamente de ti. El segundo ni pensarlo.
 

      Voy a terminar esta pregunta con un símil que vi hace tiempo en algún lado, pero que he modificado con mis palabras porque no la recuerdo bien.
Un obrero no paga por la casa que va a construir, por lo tanto, un escritor no debe pagar por el libro que ha escrito. 


     Dime un relato del que te sientas más orgulloso.

       Esta es una pregunta muy difícil. La leo y me pongo a pensar en todo lo que tengo escrito (novelas incluidas), y no se destaca ninguna en particular. Creo que estoy orgulloso por igual de todo lo que he escrito, sin excepción. Cada una de las historias que he plasmado en palabras ha sido una experiencia única y gratificante, una manera de aliviar el cerebro expulsando todas las frases, letras y palabras que se agolpan ahí cuando una historia te ronda por la cabeza. Y no solo eso, sino el hecho de ser capaz de extraerlas y narrarlas de forma coherente.
   
       Tal vez las historias más largas son de las que más te cuesta despedirte, porque son con las que más tiempo has pasado, con las que más cosas has vivido junto a los personajes, y más quebraderos de cabeza han dado, pero incluso las cortas tienen su complicación, pues no es tan fácil desarrollar tanto en tan poco. Así que de ¿cuál estoy más orgulloso? De todas las que he escrito y de todas las que escribiré. 
 
     Participas en concursos, ¿cómo te ha ido esa experiencia? ¿Los recomiendas?

       Participar en concursos siempre es un aliciente más para escribir y llegar a más gente. Lo importante no es ganar, sino que te lean y comenten. Y en los concursos de las comunidades de Google+ es lo que se consigue cuando participas. Ganar siempre te llena de ilusión, y te da una alegría, pero para mí también es un premio el que me lean y ser consciente de ello, mediante las opiniones. Claro que los recomiendo. 

     ¿Eres asiduo a las Comunidades o no las utilizas mucho?

       Cuando empecé a moverme por G+, me puse a seguir a muchas comunidades relacionadas con la literatura, porque quería que mis publicaciones las viera el mayor número de gente, pero luego me di cuenta de que para que las personas de las comunidades vean tus publicaciones tienes que compartirlas ahí, en la comunidad, y pronto comencé a saturarme, por lo que decidí participar solo en unas pocas, como Relatos Extraordinarios y ALMAS DE BIBLIOTECAS Y CINES, sobre todo en la primera. En estas es donde me encuentro más a gusto, y donde están la mayoría de mis Compañeros de Palabras, por lo que no necesito ir de comunidad en comunidad buscando lectores; ahí tengo a todos los que necesito. Por otro lado, siempre viene bien gente nueva, por lo que de vez en cando comparto mis publicaciones en una o dos comunidades más, pero tampoco me preocupo demasiado por ellas. 

     ¿Cómo llevas las redes sociales? ¿Las usas?
     
      Aparte de Google+, la que más uso es Facebook. En ella comparto, al igual que en la red social de Google, los relatos que publico en el blog, así como los relatos de los Compañeros a los que leo.
 

       Pienso que si no fuera por las redes sociales, los nuevos escritores de hoy en día no tendríamos nada que hacer, por eso me parecen imprescindibles, sobre todo G+, una red social menos conocida y por tanto menos usada, pero que para gente que comparte un mismo interés, es mucho más eficaz que Facebook u otras.

     Dime tres Blogs imprescindibles para ti.

      No podría decirte solo tres. He ido reduciendo el cerco, porque es imposible leer a tanta gente y terminas saturándote, así que últimamente me he puesto un límite en cuanto al número de  blogs que leer, al menos asiduamente. No obstante, aún así, siguen siendo más de tres, por lo que mis imprescindibles son todos ellos, ya que se aprende y disfruta al mismo tiempo con los textos de Compañeros. 

      ¿Cómo quieres despedirte?

       Bueno, solo decir que es un placer ser uno de tus otros mundos, que estoy encantado de que me hayas elegido y que muchas gracias por ello por darnos la oportunidad de que la gente nos conozca un poco mejor. Una entrevista maravillosa, pues he recordado cosas de mis inicios por estos lares y me ha hecho expresarlo y dejarlo grabado, esperemos, para siempre.
 

         Solo decir que si hay gente a la que le gusta escribir pero no se atreve, lo único que tiene que hacer es leer mucho, y pensar que los escritores de los libros a los que leen son sus profesores, y las novelas, sus libros de texto, y que no piensen en el odioso qué dirán a la hora de escribir, pues eso solo logra bloquear.
 

       Me despido con una de mis canciones preferidas, de un cantautor al que admiro no solo como músico, sino como escritor. Sus letras desprenden una trabajada literatura.
Adolfo Cabrales, Fito de Fito & Fitipaldis.
La canción es Antes de que cuente diez.




       Y aquí acaba mi otro Mundo de Ricardo. Un chico con los pies en el suelo, que nos engancha con sus letras. Un escritor sin género concreto y con un estilo muy personal. 

      Espero haberos descubierto algo más de este escritor y si no lo conocíais, haberos descubierto a alguien nuevo interesante que leer.

      Os espero en el próximo mundo.



22 comentarios:

  1. Saludos a ambos. Lo he dicho más de una vez, ésta es una sección que permite conocer un poco mejor a las personas a las que uno sigue y lee. Es cierto que Ricardo y yo ya nos conocemos un poco, pero no por ello deja de ser interesante leer una entrevista que se le hace. He recordado con bastante facilidad el día que encontré su blog, y tras leer varios de sus relatos cortos, fue cuando me decidí a contactarle para ponernos manos a la obra con el "Proyecto fobia".

    Al margen de la colaboración que tenemos entre manos, que como bien ha explicado Ricardo empezó siendo algo entre los dos y ya ha generado varios capítulos de ese texto, lo mejor es la posibilidad que ello me ha brindado de encontrar un estupendo grupo de personas escritoras, con las que no sólo comparto pasión por las letras sino una agradable amistad.

    Por ello ha sido una buena manera de empezar el año leyendo esta entrevista, donde agradezco la mención de Ricardo a nuestros comienzos, y donde he sabido alguna que otra cosa de él que desconocía hasta ahora. Un abrazo a María por su nueva entrada en este espacio, y otro para Ricardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Me alegro de que te haya gustado, siempre es bueno saber que os traigo cositas nuevas que no conocíais.
      Un besillo.

      Eliminar
  2. Creo que yo ya lo he dicho todo, así que solo escribo para darte las gracias de nuevo por haber pensado en mí como tu primer ''mundo'' del año, un placer haber contestado a todas tus preguntas y haber tenido la oportunidad de darme a conocer un poco más.
    Un abrazo, Compañera de Palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer ha sido mío. En serio, va a parecer peloteo de un lado a otro, jejeje. Pero es que me gustan tus letras y por eso he querido mostrar parte de ti en este apartado.
      Gracias por darme la oportunidad.
      Un besillo, Compañero de Palabras.

      Eliminar
  3. Hola!!!!1 Me ha gustado muchísimo descubrir a Ricardo y en cuanto pasen las fiestas pienso ponerme con su blog porque sé que me va a gustar.
    Coincido en varias cosas, yo descubrí Google+ hace un año, da vergüenza pero es cierto, y tampoco miro las estadísticas.
    Me ha interesado lo de coeditar porque a mí me lo ofrecieron varias veces, precisamente de editoriales donde participé en concursos y claro, te hacen dudar pero el ejemplo de pagar el obrero por la casa me ha abierto los ojos. Un besito, muy feliz año y gracias por descubrirme a un autor que me va a enganchar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te gusta, a mí me enganchó. Tiene una forma de escribir que te hace no poder desengancharte de la pantalla hasta que no has terminado.
      Me encanta haberte descubierto nuevas letras que seguir.
      Un besillo.

      Eliminar
  4. Ricardo es uno de los padres de la patria de Relatos. Uno de los referentes para todos nosotros. Igual que Ana Lía nuestra musa. Una entrevista estupenda, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji. Te doy toda la razón Fernando.
      Un besillo.

      Eliminar
  5. Este apartado de "otros mundos" es muy sugerente en lo que nos es dado a conocer a compañeros muy interesantes.
    Un abrazo para cada uno. la presentadora y el presentado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro daros a conocer a nuevas adquisiciones para vuestras bibliotecas.
      Un besillo.

      Eliminar
  6. Es genial ver pasar por esta sección a tantos amigos y amigas de letras, grandes escritores y escritoras, sobre todo si son como Ricardo, que se superan más allá de las palabras como grandes personas, con las que tratar y crecer en estos lares de aprendizaje y disfrute por la escritura. Una entrevista estupenda, con tú siempre saber hacer y conducir del encuentro, María. Es un placer saber un poco más sobre mi compañero de palabras, agradezco su mención en el proyecto compartido y espero continuar gozando de sus letras, tanto como de las tuyas, hermana de letras.
    ¡Abrazos!;))
    Pd: Recomiendo a tod@s la lectura de su primera novela, "El Esclavo", no tiene desperdicio y es una gozada de lectura, de arte y prematuro oficio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Difícil la tarea de enseñarte algo más de él, ya que os conocéis tanto. Pero por lo que veo lo he conseguido.
      Un besillo Hermano de Letras.

      Eliminar
  7. Como comentan otros compañeros es genial esta sección. Ricardo es de los escritores que sabes que te van a hacer disfrutar del texto, siempre con giros inesperados. ;)

    Gracias por incluirme en tu mención a la Celda "locuelo". Un abrazo fuerte a los dos. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que Ricardo no solo nos gana con esos finales, todo lo que nos lleva a ellos te engancha, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  8. Muy interesante entrevista María y un placer conocer un poco más a Ricardo, el cual siempre nos deleita con sus letras.
    Mis felicitaciones a ambos.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que te haya gustado. Un placer haber traído algo más de Ricardo.
      Un besillo.

      Eliminar
  9. Siempre un placer conocer un poco más de un compañero y el es mi compañero no sólo de comunidad sino de blog conjunto. Gracias por la mención, Ricardito, cuando hablaste sobre la Celda Acolchada. Aparte siempre estaré agradecida ya que el fue quien me trajo a G+ donde pude conocer mucho más escritores. También me enganchó su blog porque es muy joven pero muy maduro en sus escritos que te envuelven fácilmente. Gran acierto entrevistarlo Maria. Felicitaciones a ambos. Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que su Blog engancha, que voy a decir que no haya dicho ya, jejeje.
      Un besillo.

      Eliminar
  10. Maria magnifica entrevista a Ricardo Zamorano un escritor que me ha enganchado enseguida a través de Carlos Garcia os voy conociendo a este grupo tan maravilloso donde la palabra es un arte. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Espero que te sigan enganchando más letras.
      Un besillo.

      Eliminar
  11. Qué buena forma de conocer más a nuestros compañeros de palabras.
    No recordaba que había sido el primero en dejar un comentario en el blog de Ricardo. Muy bueno haber dejado el primero de cientos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me encanta esta sección, porque así os puedo ir conociendo a todos un poco más, y eso me ayuda a ver a la persona que está al otro lado del blog.
      Un besillo.

      Eliminar

Deja tu huella. Me encantaría leerla.